Otra línea estadounidense de cruceros hace escala en La Habana


El buque estadounidense Victory I realizó hoy su escala inaugural en la terminal de cruceros Sierra Maestra, en esta capital, una muestra de la creciente imagen favorable de la isla como destino seguro.

El barco, perteneciente a la compañía Victory Cruise Lines, es el primero de la empresa en atracar en puerto de la mayor de las Antillas, tiene una capacidad de 200 pasajeros y su periplo insular comenzó por la oriental provincia de Santiago de Cuba.

Posteriormente recorrió las ciudades Sancti Spiritus (Trinidad), Cienfuegos y concluyó su recorrido por La Habana para finalmente dirigirse a Miami (EE.UU.).

Victory Cruise Lines es la quinta empresa estadounidense que realiza operaciones hacia Cuba, a pesar del bloqueo económico, comercial y financiero que Washington impone a La Habana desde hace más de 55 años.

En conversación con Prensa Latina el presidente de la compañía, Bruce Nierenberg, explicó que desde la fundación de la naviera, a finales de 2015, siempre tuvieron la intención de contemplar a Cuba como destino.

Entre las razones mencionadas para esa decisión, Nierenberg resaltó la cercanía con Estados Unidos, y las particularidades de la nave para realizar viajes por las costas. También señaló que el tiempo de estancia en cada ciudad permite a recorrer las localidades.

Con un itinerario de nueve díaz aproximadamente, es una variante de viaje que permite apreciar la isla, al pasar varios días en cada ciudad, dijo y agregó que los pasajeros desean conocer sobre la cultura, la historia y las comidas del país.

Nierenberg señaló que el mayor beneficio de este tipo de itinerarios lo reciben las pequeñas comunidades donde atracan las embarcaciones.

El barco llegó a La Habana exactamente dos años después de que el primer crucero estadounidense en más de medio siglo atracara en el puerto habanero, marcando así un nuevo hito en los lazos bilaterales.

El escenario cambió drásticamente después de que Donald Trump llegó a la Presidencia estadounidense.Washington retrocedió en el acercamiento entre ambas naciones, aunque la industria de cruceros no se ha visto tan afectada.

“Somos dos países que deberíamos estar hermanados, no hay ninguna razón para que las dos naciones no se lleven bien. Vamos a hacer todo lo posible para unir a nuestros pueblos”, agregó.

Nierenberg dijo que su compañía apoya el acercamiento entre ambos gobiernos e instó a Washington a cambiar su postura sobre Cuba.”Queremos participar de una manera constructiva. Si los políticos lo siguen, está bien, pero puedo decir que hay millones de personas en ambos lados que desean conocerse mejor”, afirmó.

El viaje de 14 días está destinado a huéspedes que desean aprecia r profundamente la historia y la cultura de la isla, por lo que la mayoría de sus clientes son personas de la tercera edad.”Cuba va a ser el destino de cruceros más grande del mundo. No hay duda de que habrá más cruceros anualmente, que en cualquier otro puerto en el planeta”, afirmó Nierenberg.

En la actualidad las compañías estadounidenses Carnival Cruise Lines, Royal Caribbean, Norwegian y Pearl Seas operan cruceros a Cuba con resultados beneficiosos, a pesar de las limitaciones que impone el embargo norteamericano a Cuba.

Cuba ha experimentado un crecimiento exponencial de los visitantes por cruceros desde la apertura de este tipo de viajes alcanzando hasta noviembre del año pasado 380.000 visitantes por esta modalidad.

El Victory permanecerá en puerto habanero hasta el sábado, y retornarán a la isla antillana a finales de octubre, y luego en noviembre y enero.


Tomado de Cubadebate


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*