En fotos, protestas en Chile por el impacto económico negativo de la COVID-19 (+ Fotos)

Con piedras y palos, los manifestantes se enfrentaron a los carabineros.

Las huellas del impacto económico que la pandemia del coronavirus está causando en Chile se hicieron visibles este lunes cuando un grupo de vecinos salió a las calles a protestar.

“Estamos pasando hambre”, dijeron en sus declaraciones a las televisoras locales varios de los habitantes de la comuna El Bosque, uno de los municipios con menos recursos de la capital chilena.

Algunas de ellas incendiaron barricadas y cortaron el tráfico de vehículos por la zona para expresar su malestar por la situación que están viviendo luego de cuatro semanas en confinamiento.

En la tarde se registraron choques entre los manifestantes, con piedras y palos, y el cuerpo de carabineros (policía militarizada), que usó gases lacrimógenos y el carro lanzaaguas.

Este fue el primer enfrentamiento abierto entre manifestantes y los cuerpos de seguridad desde que la noche del viernes pasado se declaró el confinamiento total en la capital chilena ante el fuerte aumento del número de contagios confirmados en el país que este lunes superó los 46 000 casos, de acuerdo con los datos de la Universidad John Hopkins de Estados Unidos.

Sin trabajo ni recursos

Los manifestantes cerraron algunas vías al tráfico para protestar por la situación.

Aunque hasta la semana pasada el gobierno del presidente Sebastián Piñera había evitado imponer un confinamiento muy estricto, la prolongada suspensión de algunas actividades económicas como la construcción y el comercio parece estar haciendo mella en los sectores más pobres de la sociedad.

“Llevamos cuatro semanas en cuarentena y, sin duda, los pocos recursos que esta gente ha tenido se han agotado. Entonces, el Estado tiene que intentar entregar los recursos que sean necesarios”, dijo el alcalde de El Bosque, Sadi Melo, en declaraciones a un canal de televisión.

El funcionario indicó que durante las semanas recientes han crecido las exigencias de los vecinos por falta de alimentos.

“Estamos con una situación de hambre y de falta de trabajo bastante compleja. Más del 10% de comunas como la nuestra están en una situación de pobreza extrema. Son alrededor de 5 000 familias, 20 000 personas que están enfrentando ya esta situación”, agregó en declaraciones recogidas por El Mercurio.

El domingo pasado, Piñera anunció la aplicación de cinco medidas para apoyar a las personas más vulnerables y a la “clase media necesitada”, entre las cuales se prevé la entrega de 2,5 millones de cestas de alimentos y productos básicos entre los más pobres.

Carabineros y manifestantes intercambiaron gases lacrimógenos y piedras.

Piñera reconoce que Chile “no estaba preparado” para hacer frente a la pandemia

“Chile tampoco estaba preparado”, ha reconocido Piñera durante un discurso televisado en la cadena pública.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, ha reconocido que, al igual que los países “más desarrollados”, el país “no estaba preparado” para hacer frente a los desafíos que ha planteado la pandemia de la COVID-19.

“No estábamos preparados. Ningún país, ni siquiera los más desarrollados, estaba preparado para enfrentar la pandemia del coronavirus, como lo demuestra la evidente saturación de los sistemas de salud en países de alto nivel de desarrollo”, ha dicho el mandatario chileno.

“Chile tampoco estaba preparado”, ha reconocido Piñera durante un discurso televisado en la cadena pública. “Tenemos que ser humildes en reconocerlo. Frente a las enormes dificultades que enfrentamos, todos hemos hecho un esfuerzo gigantesco”, ha dicho.

Chile registró su primer caso del nuevo coronavirus el pasado 3 de marzo y desde entonces ya hay más de 46 000 contagios y casi 500 fallecidos, después de varios días sumando diariamente más de 2 500 positivos y batiendo récord de personas fallecidas.

Las recientes palabras de Piñera contrastan con las declaraciones que en los últimos dos meses ha estado realizando en relación a la capacidad del país para hacer frente a la pandemia, que ya ha afectado a más de 4,8 millones de personas en todo el mundo.

Varias han sido las ocasiones, tal y como se han encargado de recordar medios locales, en las que Piñera ha destacado las capacidades de Chile para hacer frente a la crisis sanitaria, llegando incluso a decir estar mejor preparados que Italia o que ya se habían tomado “todas las medidas preventivas para enfrentar con éxito” al virus.

A diferencia de otros países, el Gobierno de Chile no ha decretado una cuarentena total en todo el territorio, sino por comunas, la gran mayoría de ellas en la muy poblada Región Metropolitana de Santiago. Unas 7,7 millones de personas, menos de la mitad del total de la población, está sujeta a estas restricciones.

En las últimas horas se han producido disturbios en muchas de estas localidades, pese a que en las últimas semanas las autoridades anunciaran un despliegue de unos 140 000 efectivos militares y de los distintos cuerpos de Policía para reforzar la seguridad en la capital y asegurar que se cumplían las medidas decretadas por el Gobierno.

Los enfrentamientos con Carabineros han tenido lugar en algunas de las 38 comunas de la Región Metropolitana que permanecen sujetas a la “cuarentena total”, lo que supone el 90 por ciento de la población total de la misma, y cuyos vecinos han estado protestando en los últimos días por la falta de apoyo y alimentos.

Por su parte, el Gobierno ya anunció el domingo que se repartirán 2,5 millones lotes de comida entre las familias más vulnerables del país debido a la pandemia y a las medidas de restricción de movimientos que impiden retomar sus trabajos.

(Con información de BBC Mundo e Infobae)


Tomado de Cubadebate


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*