ICRT: Cumpleaños 58 con la vara alta

Como bien conocimos por estos días en el programa estelar “Mesa Redonda” de la televisión Cubana, el Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT), siempre con la vara alta,  se renueva constantemente en correspondencia con las necesidades informativas de cada momento, y en medio de la pandemia provocada por la COVID-19 en la que ha sido un imperativo el distanciamiento físico y la mejor medicina #QuedarseEnCasa, lejos de detenerse, la radio y la televisión se han redimensionado y adecuado sus parrillas a las necesidades actuales con novedosos modos de hacer “desde sus casas” con un crecimiento del acercamiento y comunicación con los públicos, que les ha servido para atemperar la programación a sus gustos, aunque en algunos casos resulte insuficiente.

Pero es que estos medios, desde su origen han entregado lo mejor de sí a su pueblo de forma independiente, lo que ya fue institucionalizado por la Revolución con la creación del Instituto Cubano de Radiodifusión  el 24 de mayo de 1962 mediante la Ley 1030 del Consejo de Ministros de Cuba con el objetivo de difundir y orientar las emisiones de la radio y televisión para todo el territorio nacional. Como parte de las transformaciones revolucionarias sufre cambios su nombre adoptando a partir de 1976 el de Instituto Cubano de Radio y Televisión, ya con rango de ministerio y la misma misión encomendada por la máxima dirección  del Partido y del Gobierno en aquel momento, dada la  necesidad de aunar esfuerzos para lograr que funcionaran las plantas radiales y televisivas, y por una política editorial coherente con los momentos que se vivían entonces en nuestro país.

En circunstancias muy especiales Fidel demostró la importancia de esos medios de comunicación como garantes de la Revolución, de la información al pueblo y la fortaleza de contar con ellos en las más difíciles circunstancias como medios idóneos para la educación de las grandes masas.

A finales de los años 90 del siglo pasado se produce uno de los procesos más difíciles para  el país con la caída de la URSS y el campo socialista, lo cual pone a la economía cubana al límite, iniciando un proceso profundo de medidas para salvar el socialismo causando la menor afectación a los cubanos. En medio de esas dificultades cuando tocaron fondo las inversiones, las divisas internas, la entrada de combustibles y otros productos de primera necesidad, resultó de suma importancia que la dirección del país diera prioridad a Salvar la Cultura, que constituía “Escudo y Espada de la Nación” al decir de Fidel, y con ello las transmisiones y el crecimiento de la radio y la televisión por todo el país, como sistemas integrados salvadores de la vida y la historia.

La batalla por el regreso del niño Elián a la Patria a finales de 1999 se convirtió en el motivo que canalizó la “Batalla de Ideas”, consistente en  sembrar ideas, argumentos, persuadir con la fuerza que estos suelen tener cuando son auténticos y verdaderos, crear conciencia sobre la posibilidad de producir,  mediante la lucha, el compromiso y la mancomunidad de esfuerzos, un vuelco que permitiera a los sectores más esclarecidos comprender que era posible retomar el rumbo hacia mayores niveles de justicia, equidad y dignidad para los cubanos en medio de tantas dificultades.   

Son esos mismos principios los que estimulan las transformaciones de hoy en este cumpleaños 58 al ICRT a todo lo largo y ancho del país con las emisoras y canales territoriales, al apoderarse de los nuevos  soportes tecnológicos para que desde los propios hogares se pueda interactuar, desde el parque o el paseo. La televisión, la radio y otros medios audiovisuales salieron de sus plataformas tradicionales para apoderarse de las computadoras, los dispositivos móviles, las ondas difundidas por la Internet para hacer llegar a sus públicos la más variada programación.

Este cumpleaños  lo celebra el ICRT logrando un mayor acceso a la información oportuna y veraz a los públicos, sin la cual no hubiera sido posible lograr la percepción de riesgo generalizada en la población cubana para contribuir a ganar la batalla de la covid-19, han sido imprescindibles en el actual contexto epidemiológico pues han sabido combinar la misión de informar, con la de entretener y apoyar la educación a distancia, en medio de las más difíciles circunstancias.

Un cumpleaños renovado, diferente #DesdeCasa,en el que se ha reconocido la participación de periodistas, artistas, directivos, trabajadores y técnicos por su consagración y respuesta ante el imperativo actual de la pandemia y el alto nivel de creatividad en la calidad de la programación y la integración lograda con el resto de los organismos de la Administración Central del Estado, y en todos los territorios del país, pero aún con la vara alta y nuevos retos que estimulan su quehacer.

Felicidades familia, los cubanos también aplaudimos por ustedes en este cumpleaños 58 #DesdeCasa.


Por Sergio I. Rivero Carrasco


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*