Irán emite una orden de arresto contra Donald Trump

La República Islámica de Irán ha emitido una orden de arresto contra el mandatario estadounidense por el caso del asesinato del general Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria de Irán.

Las autoridades de Irán han aprobado una medida para pedir a la Interpol que ponga al presidente de EEUU en su Notificación Roja de personas buscadas por el asesinato del general Qasem Soleimani, según los medios iraníes, incluyendo Mehr News y la agencia de noticias Fars, citando a funcionarios judiciales.

“Fue posible identificar a 36 personas implicadas en los preparativos y en el asesinato de Qasem Soleimani. Entre ellas figuras políticas y militares de Estados Unidos y otros países”, afirmó Alí Alqasi-Mehr, el fiscal general de Teherán.

“A la cabeza de la lista está el presidente de EEUU Donald Trump”, añadió.

Según el magistrado, las autoridades judiciales adoptaron una resolución para llevar a estas personas ante la justicia y apelar a la Interpol para que emita notificaciones rojas contra ellas. De aprobarse, la Interpol podría exigir a los organismos encargados de la aplicación de la ley de otros países que faciliten la búsqueda y captura de los sospechosos solicitados.

Los cargos presentados por Irán contra Trump y otras personas incluyen el asesinato y actos terroristas, cargos que conllevan una pena máxima de muerte de acuerdo con el código penal del país persa. Según Alqasi-Mehr, la República Islámica seguirá adelante con el enjuiciamiento a Trump incluso después de la finalización de su mandato como presidente.

La reacción de la Interpol

La normas internas de la Interpol no le permiten considerar la solicitud de Irán de busca y captura del presidente estadounidense, Donald Trump, por el asesinato del general Qasem Soleimani, comunicó a Sputnik el servicio de prensa de la organización internacional de policía.

“De conformidad con el artículo 3 de la Constitución de la Interpol, ‘la organización tiene estrictamente prohibido realizar una interferencia o acción de carácter político, militar, religioso o racial’; por lo tanto, cuando y si tales solicitudes se envían a la Secretaría General, la Interpol no considerará solicitudes de este tipo de acuerdo con las disposiciones de nuestra constitución y normas”, dijo un interlocutor de la agencia.

El general Qasem Soleimani y Abu Mahdi Muhandis, un alto rango de las Fuerzas de Movilización Popular (milicias chiíes iraquíes respaldadas por Irán), fueron asesinados en un ataque aéreo lanzado en la madrugada del 3 de enero por orden del presidente de EEUU, Donald Trump, a las afueras del aeropuerto internacional de Bagdad.

El 8 de enero, el Ejército iraní bombardeó dos bases usadas por militares estadounidenses en Irak en represalia por la muerte del general Qasem Soleimani.

Varias horas después del ataque a las bases, un Boeing 737-800 de Ukraine International Airlines que acababa de despegar con 176 personas a bordo con destino a Kiev se estrelló cerca del aeropuerto de Teherán.

En la catástrofe murieron 82 iraníes, 63 canadienses, 11 ucranianos, 10 suecos, siete afganos y tres británicos.

El Estado Mayor iraní admitió que el avión ucraniano fue derribado por error humano, después de que un operador de la defensa aérea lo identificara como un supuesto blanco enemigo que se había acercado demasiado a una importante instalación militar.


Por Sputnik


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*