/El Contingente “Henry Reeve” celebra sus Quince

El Contingente “Henry Reeve” celebra sus Quince

Lázaro Lazaga González, Especialista en Medicina General Integral (MGI) de la Isla de la Juventud que cumple misión en el enfrentamiento a la COVID-19 en la República Popular de Angola, es uno de los que hoy celebra en calidad de fundador, los Quince del Contingente Internacional “Henry Reeve” fundado por iniciativa de Fidel el 19 de septiembre del 2005, cuando representando a la Isla de la Juventud junto a otros profesionales de la Salud, estuvo dispuesto a ayudar a la población norteamericana que había sido muy dañada por el huracán Katrina.

El Dr. Lázaro vía Messenger nos remonta a esos momentos: “En la vida de un médico cada día marca un hito y un reto, también sus aciertos y desaciertos, pero hay cosas que te marcan toda la vida, te inflan el corazón y multiplican tu compromiso, eso me sucedió cuando Fidel me entregó junto a cinco mil galenos más el diploma de reconocimiento por integrar el grupo de fundadores del Contingente Henry Reeve en el 2005.

En agosto de ese año nos reunimos tres veces con Fidel, y fue que él le informó al mundo la disposición de Cuba ayudar a Estados Unidos después del desastre provocado por el huracán Katrina en el estado de Luisiana, ya todos nosotros estábamos con la mochila llena de medicinas. Ante la negativa del presidente George W. Bush de recibir esa ayuda, Fidel nos refirió juiciosamente que mandar un avión así, sin el permiso del presidente podía, ser muy peligroso. Entonces, nos expresa sonriente que por la actitud asumida por los médicos y nuestra valentía él entregaría un reconocimiento”.

Y el reconocimiento llegó con tal valor que fuimos marcados para toda la vida como fundador de ese gran Ejército de Batas Blancas con una trascendente inscripción válida y enaltecedora para todos los tiempos convertida en principio: “(…) a ustedes generosos defensores de la salud y de la vida, vencedores del dolor y de la muerte”.

Así ha sido durante estos tres lustros, las brigadas devenidas de ese universalmente reconocido Contingente han salvado millones de vidas en todas las latitudes en gesto solidario e internacionalista, profundamente humano del pueblo cubano con el resto del mundo.

Hoy deviene en paradigma mundial cuando Cuba, un país asediado, bloqueado y brutalmente agredido por el gobierno de Estados Unidos, con un férreo bloqueo que ya supera los 60 años, levanta su cabeza ante el mundo y les abre el corazón para luchar contra la pandemia al entregarle más de 28 mil colaboradores cubanos de la salud que en 59 naciones ahora también batallan contra la COVID-19  para salvar la vida a miles de seres humanos que hoy padecen la enfermedad

Más de una veintena de profesionales pineros de la salud integran ese ejército de Valientes que han puesto por delante la ética y el deber, aun conociendo el nivel de mortalidad que puede ocasionar una enfermedad prácticamente desconocida, sobre todo en sus inicios y enfrentando la oprobiosa guerra de Estados Unidos tratando de desacreditar ante el mundo a la colaboración médica cubana y proponer sanciones a países que la contraten.

Nombres como el anestesista Yoydel Santines Acuña que integró la Brigada cubana en Turín, los Licenciados en enfermería Alejandro Guerra Vega y Marbelis Matos Fernández en los Emiratos Árabes,  la especialista en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias Iraida Peña Silva en México, el fisioterapeuta José Ángel Rodríguez Cremé en Venezuela, los cuales recibieron el agasajo del barrio y los familiares, a la vez que les fue colocada en sus viviendas la a pegatina otorgada por los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) y la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) en reconocimiento a miembros del Contingente Internacional Henry Reeve que culminaron su misión en otros países y volvieron a sus hogares, la cual tiene una inscripción que recoge una histórica frase del Presidente cubano Miguel Díaz-Canel que los dignifica: “Ustedes representan la victoria de la vida sobre la muerte, de la solidaridad sobre el egoísmo”.

Por la gran dimensión de la obra desplegada por los integrantes del Contingente Internacional “Henry Reeve” a través de su fecunda y breve historia, por el acto de total desinterés personal y todo el apego a la ética y el sentido humano  de sus integrantes como profesionales de la Salud, por la incondicional labor solidaria e internacionalista en favor de la vida de los seres humanos en Cuba y en el Mundo, un numeroso grupo de países, organizaciones sociales y políticas en todo el orbe han otorgado los más más altos reconocimientos al Contingente y lo han propuesto desde hace varios años para que le sea otorgado el Premio Nobel de la Paz, lo cual significará, de hacerse realidad en esta ocasión, un hermoso regalo en la celebración de sus quince años.

El aplauso sincero en toda Cuba hoy, en la noche para agasajar a los Valientes integrantes del Contingente Internacionalista “Henry Reeve” en este significativo aniversario.


Por Sergio I. Rivero Carrasco