abril 21, 2024 ¿Quienes somos?

Comienza en La Habana XI Congreso de la Unión de Periodistas de Cuba

Inauguran XI Congreso de la UPEC. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate

Con  la presentación del Comité Nacional electo para el mandato 2023-2028,  comenzó este jueves el XI Congreso de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) en el Palacio de Convenciones de La Habana.

El cónclave–resultado de un intenso proceso de discusiones y aportes de los 3 660 afiliados de la UPEC en todo el país– reúne hasta el 3 de noviembre a 275 delegados de diferentes medios de prensa.

Bajo el lema “Cambios sí, cambios revolucionarios”, en la primera jornada se discutirá sobre el papel de la prensa cubana en una sociedad en red, la superación profesional y formación de periodistas, y la UPEC del siglo XXI. Además, se presentará el Mapa de la comunicación de la prensa cubana y el libro Anatomías del periodismo cubano.

Presentación del Comité Nacional electo para mandato 2023-2028. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate

Presidencia en la inauguración del XI Congreso de la UPEC. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate

Minuto de silencio por los periodistas asesinados en Gaza. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate

Desafíos de la prensa cubana en una sociedad en red

Trabajo en comisiones en el XI Congreso de la UPEC. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate

Sobre la falta de credibilidad en la prensa cubana, los desafíos del sistema de medios públicos y cómo debe ser el camino para captar la atención de las audiencias debatieron en la comisión “Prensa cubana en una sociedad en red”, como parte del XI Congreso de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC).

En un primer momento, los periodistas Enrique Ojito Linares y Elena Diego Parra presentaron la ponencia “Desafíos de la prensa cubana en una sociedad en red. Ideas para el debate” a partir de los retos que supone la era de la convergencia, informacional, digital y de la posverdad.

Sobre los retos, señalaron la necesidad que hoy tienen los medios en Cuba de contribuir a apuntalar el consenso y la unidad nacional en torno al Partido y a la Revolución desde las funciones del periodismo, no de la propaganda. Por otro lado, no subordinar al mercado la ética, el deber profesional y la responsabilidad social, inherente a la prensa pública cubana. 

Asimismo, dijeron, se hace imprescindible disponer de líderes, más que directores, en las organizaciones periodistas y a otras escalas dentro de estos, y, por consiguiente, entender que el trabajo en equipo debe ser el impulsor para lograr esos objetivos.

La finalidad debe ser, en esta misma línea, convertir gradualmente las organizaciones en multiplataformas o multimedios.

Un estudio realizado este año en 40 países reveló la sostenida caída de la credibilidad de los medios en la mayoría de las naciones, trascendió en la comisión.

“¿Sería una presunción acotar que ciertas propuestas comunicativas y medios cubanos muestran indicios de pérdida de credibilidad ante determinadas audiencias, hoy más activas y fragmentadas?”, preguntó Diego Parra.

La pelea cubana por afianzar la credibilidad de los medios, dijo, se gana con profesionalidad a partir de la instantaneidad como valor noticia, el posicionamiento de la agenda pública y la intencionalidad editorial.

“El entorno de la convergencia debe valorarse como una oportunidad para jerarquizar la creatividad periodística, en tiempos en que nuevos criterios como la viralidad, la instantaneidad, la interactividad y la multimedialidad han revolucionado la noticiabilidad de los acontecimientos”, refirió la periodista.

En este sentido, alertó que el camino a la atención a las audiencias debe ser mediante historias noticiables, creatividad periodística, apelar a las emociones y a las estéticas novedosas, y, por otro lado, la gestión de medios de prensa basada en la ciencia y la innovación.

Por eso, concluyeron la ponencia: “que el sistema de medios públicos recobre su musculatura ante las audiencias, o sea, que rescate su centralidad social, deviene el mayor de los retos para la prensa nacional.

“O lo encaramos o lo encaramos, en una época en la que le corresponde al periodismo cubano avanzar en su rol de contrapeso, como parte del control social y popular”.

Trabajo en comisiones en el XI Congreso de la UPEC. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate

Edda Diz Garcés, directora de la Agencia Cubana de Noticias, habló en su intervención de cómo las competencias que debe poseer cada periodista influye en la cultura profesional, y que, cuando esta se fortalece, se comienza a acabar con la resistencia de las personas a los cambios. “Hay que ser más creativos, aplicar la tecnología y la innovación”.

Esa formación profesional, advirtió, debe empezar desde las aulas, “enamorarlos, comprometerlos y eso implica motivarlos, darle información y acércalos a las trasformaciones que estamos proponiendo”.


Tomado de Cubadebate

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *