abril 15, 2024 ¿Quienes somos?

Construcciones conmemorativas

Casa museo de la finca El Abra.

¿Conocías  que una obra de gran valor artístico e histórico se conserva en la Finca El Abra de la Isla de la Juventud?

Busto de José Martí, obra del destacado artista  cubano Juan José Sicre Vélez

Al acercarnos a la casa que fuera la vivienda familiar de la familia Sardà- Valdés, la que acogió y cuidó a nuestro Apóstol en 1870 al ser confinado a la Isla de Pinos por las autoridades española, lo primero que observamos a la entrada del actual Museo es un bloque de mármol que sirve de base a un busto que inmortaliza la imagen de José Martí. ¿Pero cómo llegó aquí esta obra? Les cuento que, al inaugurarse el Club - Biblioteca de Santa Fe en Isla de Pinos el  24 de febrero de 1951, se colocó un busto de bronce de Martí a la entrada de esta institución. Esta obra artística fue confeccionada por el escultor cubano  Juan José Sicre Vélez que lo donó para este centro cultural, que gracias a las gestiones del Dr. Waldo Medina y la colaboración de muchos cubanos se llegó a construir. Al triunfo de la Revolución, el lugar se convirtió en un policlínico hasta que en 1991 volvió a funcionar como la Biblioteca “Waldo Medina Méndez”. El busto se pudo recuperar y fue traslado al Museo Finca El Abra y situado en un nuevo pedestal de mármol de las canteras que rodean el lugar. Hoy forma parte del patrimonio conmemorativo pinero y es venerado por todos los cubanos.

***

Monumento a los mártires del sabotaje de las lanchas torpederas

El 23 de diciembre de 1963, agentes de la CIA atacan y vuelan una unidad naval de superficie de la Marina de Guerra Revolucionaria establecida en la dársena de la ensenada de la Siguanea, al sur del territorio pinero. En el hecho, pierden la vida el alférez de fragata Leonardo Luberta Noy y los marineros Jesús Mendoza La Rosa, Fe Hernández Juban y Andrés Gavilla Soto, este último muere en 1971 a consecuencias de las heridas sufridas.

Este monumento está localizado en la marina del hotel Colony, al Sur de la Isla de la Juventud y es testimonio de la historia de agresiones del gobierno estadounidense  contra Cuba, de lo que no estuve exenta nuestra ínsula.

***

A la entrada del cementerio de Nueva Gerona, específicamente a la derecha del portal se eleva un obelisco de mármol que guarda los restos del primer mártir pinero, Bruno Hernández Blanco, caído en combate  26 de julio de 1896. El obelisco está ejecutado totalmente en mármol gris. Tiene una columna central en forma trapezoidal que constituye el cuerpo principal de la construcción, la cual se erige sobre una base compuesta por tres volúmenes rectangulares donde se asienta el pedestal de la columna que a su vez lo conforman tres volúmenes rectangulares con terminación en forma trapezoidal en su parte superior, cuyos tamaños decrecen en orden ascendente.

El 26 de julio de 1986 se produjo el primer levantamiento conspirativo de un grupo de jóvenes pineros con la intención de atacar el Cuartel de Caballería del ejército colonialista español en Nueva Gerona y posteriormente incorporarse a las fuerzas del Ejercito Libertador en la isla de Cuba. En este hecho pierde la vida Bruno Hernández Blanco, considerado el primer mártir pinero por la independencia.  En 1946, el pueblo pinero erigió este monumento a la memoria de Bruno y de sus compañeros muertos en aquella ocasión.

***

Tumba del insigne maestro Luis de la  Maza- Arredondo Casanova

Luis de la  Maza - Arredondo Casanova fue un destacado maestro de generaciones de pineros que fallece el 15 de marzo 1924 y a quien el pueblo pinero le rindió homenaje colocando sobre su tumba la inscripción “El pueblo de Isla de Pinos dedica este recuerdo a la memoria del que en vida fue el Primer Colaborador de la Educación.”

Este panteón está ubicado en el cementerio de Nueva Gerona, donde todos los años se le rinde respeto durante la Jornada del Educador.

Este monumento, que forma parte del patrimonio funerario pinero, está confeccionado en mármol gris claro, destacándose en uno de sus extremos,  un pináculo de mármol de 1,50 metros de altura.


Texto: Guillermo Maquintoche

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *