abril 15, 2024 ¿Quienes somos?

“Creo en ustedes”

EN EL ANIVERSARIO 61 DE LA UJC Y EL 62 DE LA ORGANIZACIÓN DE PIONEROS JOSÉ MARTÍ

"Creo en ustedes" le afirmó Fidel a los jóvenes en múltiples ocasiones, y enfatizó: “no se puede ver sólo la parte entusiasta del pueblo, sino también su capacidad, responsabilidad, pureza, heroísmo, carácter, voluntad, amor y fe en la Patria”. Y en nuestro tiempo lo ratifica Díaz-Canel: “Este es un país donde el futuro es de los jóvenes, ya el presente está siendo de los jóvenes”.

La obra emancipadora de la Revolución cubana siempre ha contado con manos jóvenes para sostenerla y continuarla, atemperada a cada circunstancia histórica, pero sin apartarse un ápice de las esencias, de lo genuino y lo inquebrantable.

Con esa digna premisa nuestra Cuba Victoriosa celebra este 4 de abril el aniversario 62 de la Organización de Pioneros José Martí y 61 de la Unión de Jóvenes Comunistas pletóricos de alegría, satisfacción y reconocimiento, a una generación crecida en la adversidad y portadora de altos valores patrios, demostrados con una actitud consecuente ante cada misión encomendada y fiel seguidora de las generaciones, que con su ejemplo, han sido paradigmas de revolucionarios para llegar hasta aquí.

Nuestros más sobresalientes próceres desde muy jóvenes dieron muestras de su valía, de su estirpe de patriota y sentir independentista; dieron muestras de apego a la verdad, a la necesidad del mejoramiento humano y social, del cultivo de los más hermosos valores como seres humanos, entre los que prevalecen la amistad, la fidelidad, la tolerancia y la bondad para ser mejores hijos de esta tierra.

Creer en la juventud, afirmó Fidel, “es ver en la juventud la mejor materia prima de la Patria, de la Revolución; creer en la juventud es mirar todo lo que nuestra juventud puede hacer, es ver en esa juventud los dignos continuadores de la obra revolucionaria, es ver en la juventud a mejores continuadores o constructores de la obra revolucionaria, mejores todavía que nosotros mismos”.

“A esta Isla no se llega por naufragio”, vaticinó en sus versos nuestro Paco Mir, porque esta Isla sabe del polen y la miel de la juventud, del esfuerzo de la juventud, de la valentía y la sangre entregada por la Juventud desde que la tomaron por asalto para recuperar lo perdido y avanzar mucho más después del ciclón Alma. Esta es una Isla que los jóvenes con su obra hicieron posible su desarrollo, y como homenaje a ellos, en reconocimiento a su gigantesca obra, adoptara por siempre el honroso nombre de “Isla de la Juventud”.

Todos esos valores cultivados y las victorias alcanzadas en cada batalla por los más bisoños cubanos, ratificaron sin vacilación la confianza de Fidel en los jóvenes, y muchas más por venir continuarán asegurando la continuidad de un proceso de desarrollo del país en el que ellos constituyen la fuerza e inspiración decisivas.

Arribamos a otro  abril de esperanzas que nos abraza, y en esta muy simbólica celebración del llamado día feliz para la juventud cubana, se conjugan en franca armonía con la calidez de un pueblo unido, seguro de sus principios, con plena confianza en la obra humana y social que lo ampara.

Al menos, ningún cubano podría negar que entre los brazos erguidos para mantener los sólidos lazos del pensar como país, de amarnos como país, de desarrollarnos como país, están los de esta juventud agigantada por los desafíos de este momento histórico, negada a dejarse subvertir, abrazada a los valores y a los principios que los orgullece como patriotas y dignos cubanos.

No por casualidad el presidente cubano Miguel Díaz-Canel en días pasados aseveró: “En un discurso dije una vez: Vamos a tratar a los jóvenes como las tan importantes personas que son en nuestra sociedad, vamos a escucharlos, vamos a darles participación, vamos a trabajar con ellos. (…) Un director de empresa se tiene que sentir muy apoyado cuando le llega un grupo de jóvenes, formados con una alta calificación y que te empiecen a cuestionar todo lo que hay en la empresa.

“Podrán tener más o menos razón, pero esa contradicción que te genera, esa rebeldía juvenil, ese deseo de hacer las cosas distintas, hay que aprovecharla en función de dinamizar los procesos…”

Hace pocas horas durante la ceremonia de condecoración a  jóvenes destacados del país como parte de las actividades por el 4 de abril, el Presidente cubano, con visible emoción expresó: “¡Qué hermosa juventud tenemos! Fue un honor para mí participar en la condecoración de estos muchachos que son un orgullo para #Cuba”
De ahí la importancia que le ha concedido la dirección de la Revolución al papel de los jóvenes en el desarrollo de la sociedad en todos los tiempos. Ellos han sido protagonistas de las grandes hazañas de nuestro gran país, de este gran pueblo  cubano, y muestra de ello fue el protagonismo de pioneros y jóvenes en los comicios nacionales del 26 de marzo y 93 (19.79%) de ellos son jóvenes hasta 35 años de edad. La cifra supera en 6,8 puntos porcentuales la cantidad de jóvenes de la IX legislatura, actualmente en funciones, en la que se encontraban en ese rango de edad 80 diputados.
Un reconocimiento especial a cada joven, adolescente y niño de nuestra Patria que, con alegría, compromiso y patriotismo convirtieron las elecciones nacionales del domingo 26 en una verdadera fiesta de la democracia, de confirmación de convicciones y defensa de la Revolución, también envió Aylín Álvarez García, primera secretaria del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas

Por cada una de esas actitudes y valores demostrados por la más joven generación de cubanos, por cada una de las realizaciones que brotaron de su esfuerzo y consagración, hoy, en su día más hermoso del calendario, el pueblo le ratifica con Fidel y Díaz-Canel: “Creo en ustedes”.


Por: Sergio I. Rivero Carrasco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *