abril 19, 2024 ¿Quienes somos?

Daniela y Jorge Moisés tocan la gloria panamericana en el tenis de mesa

El dueto de Daniela Fonseca y Jorge Moisés Campos ganó el título panamericano. Foto: Mónica RF/JIT.

Parecía un suceso imposible, casi un sueño en medio de una constelación de parejas de América con altísimo nivel. Sin embargo, Daniela Fonseca y Jorge Moisés Campos labraron su historia a golpe de remates y reflejos y se erigieron en los reyes absolutos en el torneo de dobles mixtos. Es el primer oro del tenis de mesa cubano en los últimos 36 años

El Centro de Entrenamiento Olímpico de Santiago de Chile los vio no solo consagrarse con el mejor resultado de su carrera como dupla, sino que además fue testigo esta mañana de su clasificación olímpica a París 2024, un resultado que por sí solo ya significa un extraordinario rendimiento.

Pero ellos, hambrientos de triunfos, tocados por el ímpetu que emana de quienes se saben en jornadas de gracia, aun no estaban conformes. Bien lo comprobó la dupla brasileña de Bruna Takahashi y Vitor Ishiy en esta final, superados en solo cuatro parciales, como si no fueran ellos los actuales subcampeones de América.

Ese galardón lo consiguieron este mismo año en La Habana durante el campeonato continental, un torneo donde además dominaron a los cubanos en un choque semifinal decidido en solo tres parciales. Ahora llegó la revancha antillana, el golpe de efecto matizado con pizarras de 11-8, 11-6, 11-7 y 11-7. Poco que agregar en un partido con sello cubano de principio a fin.

Daniela y Jorge Moisés construyeron su historia de partido en partido, de sudor en sudor. Primero dominaron a los argentinos Horacio Cifuentes y Camila Argüelles en un duelo extendido a siete sets en el que cinco de ellos se fueron más allá del punto once.

Luego tuvieron frente a ellos a los actuales titulares del campeonato continental. Chilenos, difíciles, igualmente ambiciosos de capturar el cupo olímpico que venía aparejado a la victoria. Otros siete parciales, de nuevo la remontada y el éxito. Todo parecía hecho. El título frente a la pareja número uno de Santiago 2023 podía ser o no, pero lo hicieron posible.

Y junto a tantas alegrías consagraron otra importantísima: devolver a Cuba a un sitio en lo más alto del podio que el tenis de mesa no disfrutaba desde que en Indianápolis 1987 Carmen Miranda y Marisel Ramírez dominaron el torneo de dobles entre las damas.

Daniela Fonseca: La estrategia fue no confiarnos en ningún punto

Cuenta a la prensa Daniela Fonseca que la clave para ganarle a pareja brasileña de Bruna Takahashi y Vitor Ishiy fue “entrar como lo habíamos hecho con Chile. O sea, salir agresivos, sin pensar que estábamos en la final. Además, la estrategia fue no confiarnos en ningún punto y salir a darlo todo”.

Entonces, comenta Daniela, que ella y su compañero Jorge Moisés salieron a tomar la iniciativa en cada tanto. “Concentrarnos en hacer un juego con calidad. Ya después, ellos se mostraron erráticos a la hora de devolvernos la bola y así se nos hizo un poco más fácil, pero es una dupla de nivel y rápido reaccionaron”.

Fonseca destaca que la dupla carioca ya les había ganado en Cuba. “No pensé alcanzar esta medalla de oro en un evento panamericano. Estoy muy contenta con el resultado, ya que también nos dio la clasificación para los Juegos Olímpicos”.

La matancera obtuvo así su primera medalla en Juegos Panamericanos. “Que sea de oro, es un logro grande. Estoy muy contenta”.

Jorge Moisés Campos: Hasta que no llegué al punto once del último set, no me sentí ganador

En zona mixta, Jorge Moisés junto a Daniela Fonseca, aseguró que esta noche es un hombre triplemente feliz. 

“Primero, por hacer historia. Segundo, por clasificar a los Juegos Olímpicos. Tercero, por alcanzar el oro. Es un sentimiento muy grande”.

Para Jorge Moisés Campos es su tercera medalla en juegos continentales, pero la primera de oro.

“Después de haber alcanzado varios bronces, uno se queda con ese sabor un poco amargo. Hoy, se logró el título y por eso estoy tan feliz”.

Pero él y su compañera nunca se confiaron e hilvanaron punto a punto la corona.

“Hasta que no llegué al tanto once del cuarto set, no me sentí ganador.Siempre le recalqué a Daniela que había que ganar un punto detrás de otro”.


Tomado de Cubadebate

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *