abril 12, 2024 ¿Quienes somos?

Día Internacional de Conmemoración y Homenaje a las Víctimas del Terrorismo: sin hipocresías ni demagogias

Homenaje a las víctimas del terrorismo de estado de Estados Unidos contra Cuba. Foto tomada de CMKC Radio Revolución.

El terrorismo se considera una forma de lucha política violenta que persigue sembrar terror, inseguridad y caos. Es un método reprochable para la mayoría de las personas y los Estados del planeta. Por eso, cada 21 de agosto se celebra el Día Internacional de Conmemoración y Homenaje a las Víctimas del Terrorismo. 

Esta conmemoración existe desde el 19 de diciembre de 2017, cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) la instituyó. De acuerdo con el sitio diainternacionalde.com, su principal objetivo es ofrecer apoyo e información a víctimas y familiares de quienes han muerto a causa del terrorismo. 

Así mismo, debido a la escalada violenta de los grupos que lo practican, la ONU decidió poner en práctica una estrategia global contra el fenómeno. Entre las medidas aparecen: enfrentar las condiciones que puedan propiciar actos terroristas; generar estrategias que ayuden a prevenir y combatir el terrorismo; y garantizar el respeto a los derechos humanos y al estado de derecho.

Sin embargo, a pesar de la voluntad declarada, los esfuerzos continúan siendo insuficientes. A día de hoy, el terrorismo es un flagelo que no ha sido erradicado de la faz de la Tierra. Además, existen Estados e instituciones que, mientras se ufanan de luchar contra el terrorismo, hacen caso omiso a prácticas terroristas que tienen lugar en sus ámbitos de actuación e, incluso, han llegado a patrocinarlas. 

Cuando eso ocurre, los sucesos entran en lo que convencionalmente se conoce como terrorismo de Estado; es decir, una tipología en la que los autores pertenecen concentidamente a entidades gubernamentales. Resulta una contradicción que algunos actores llamados a combatirlo en ocasiones sean sus promotores; pero, lamentablemente para la sociedad global, el terrorismo de Estado es una realidad de la contemporaneidad.

Si de víctimas del terrorismo se trata, la nación cubana encaja como ejemplo. La historia de la Mayor de las Antillas se ha caracterizado en las últimas seis décadas por el enfrentamiento a diversas manifestaciones terroristas, incubadas desde territorio estadounidense con la participación —unas veces más, unas veces menos evidente— de instituciones federales. 

Más allá de la politización con que frecuentemente es abordado el tema en foros internacionales, el Día Internacional de Conmemoración y Homenaje a las Víctimas del Terrorismo debe ser útil para que las sociedades y los Estados avancen, sin hipocresías ni demagogias, en la erradicación de tan grave problemática. 


Tomado de cubasi.cu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *