enero 31, 2023

Día internacional de la abolición de la esclavitud

Cada 2 de diciembre se conmemora el Día Internacional de la Abolición de la Esclavitud, porque constituye la fecha exacta en que la Asamblea General de la ONU firmó el Convenio para la represión de la trata de personas y de la explotación de la prostitución ajena.

En la actualidad esta organización sigue luchando contra las formas modernas de esclavitud, que no se han podido erradicar en el mundo.

Las prácticas actuales sutilmente tratan de aprovecharse de las necesidades económicas de las personas, para hacerles firmar un contrato del cual nunca podrán liberarse, debido a que todas las condiciones les obligan "legalmente" a seguir realizando esa actividad sin ganar nunca su libertad.

Pero, para la mayoría de las personas que aceptan estos convenios y terminan atrapadas en una pesadilla que pareciera no tener fin, el temor a ser descubiertos (en caso de inmigrantes ilegales), el temor a que dañen a sus familias (extorsión) o simplemente el temor a no recibir la recompensa prometida, los hace mantenerse en el lugar y no luchar por su libertad.

Entre las formas más comunes de esclavitud moderna se encuentran:

Trabajo forzoso: Aunque en un principio nos pueden recordar a un tipo de castigo en el sistema penitenciario de algunos países, en realidad, muchas personas en el mundo son víctimas de este tipo de ardid laboral. Se estima que en el año 2016 aproximadamente 25 millones de personas trabajaron en algún momento de manera forzada, bien sea en el ámbito de la construcción, del empleo doméstico o en la producción industrial, además de personas que son explotadas sexualmente y los trabajos forzados impuestos por el Estado.

Matrimonios forzados: En Asia ocurre mucho que las familias venden a sus hijas a cambio de una dote cuantiosa, sin importar si esta joven desea o no casarse. Otras culturas del mundo también promueven este tipo de prácticas, la cual puede considerarse esclavitud porque estas pequeñas deberán a pasar a formar su propia familia y se espera de ellas un conjunto de acciones no aptas para su edad y nivel mental.

Trabajo infantil: No importa si esto se da por condiciones de necesidad dentro de una familia o por medio de la trata de blancas para la esclavitud moderna, lo cierto es que emplear a un niño para exigirle una jornada mayor a un adulto y pagarle menos o simplemente no pagarle en absoluto, es una de las formas de esclavitud modernas más extendidas en la actualidad.

En Cuba, desde el triunfo de la Revolución se abolió la explotación de este tipo y se dieron facilidades a las familias para realizar su vínculo laboral justo y equitativo en correspondencia con las condiciones económicas existentes en el país en cada momento.

De raíz fue abolida y condenada la explotación infantil y se les aseguró su vínculo a la educación general, especial, técnica profesional y universitaria con la continuidad laboral en las diferentes especialidades.

El nuevo Código de las Familias, hecho ley con la aprobación popular en referendo el pasado septiembre, pondera los derechos de los cubanos y en especial de los niños y ancianos.


Texto: Sergio Rivero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *