noviembre 28, 2022

Día mundial de la pesca

Cada 21 de noviembre celebramos el #DíaMundialDeLaPesca, para homenajear a las comunidades pesqueras de todo el mundo, así como para destacar la importancia de esta actividad para la vida humana, fomentando una pesca sustentable, sostenible y ecosistemas marinos saludables.

Esta efeméride fue creada en el año 1998, como elemento clave para el logro de los Objetivos Mundiales de la Organización de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente. Uno de los grandes desafíos a enfrentar en torno a este día mundial es el referido a las prácticas nocivas que atentan contra los océanos: sobrepesca, prácticas de pesca no reguladas y destructivas, así como la gestión inadecuada de los desechos.

De acuerdo a estudios recientes de las Naciones Unidas, más de dos tercios de las pesquerías del mundo son explotadas o con sobrepesca y más de un tercio están en declive, debido a factores como el calentamiento global, así como la contaminación de las costas y océanos ocasionado por las actividades domésticas e industriales que afectan los hábitats esenciales para los peces.

La pesca a pequeña escala (marina y continental) es una actividad que involucra entre 30 y 60 millones de personas a nivel mundial, estimando que el 50% son mujeres.

La actividad pesquera constituye su principal fuente de sustento y además contribuye a la nutrición de las personas en todo el mundo.

La población mundial consume más de 100 millones de toneladas de pescado anuales, que representa el 25% de la proteína alimentaria a nivel mundial, pero la creciente contaminación de los océanos y las costas ocasionado por la escorrentía y las actividades domésticas e industriales que se llevan a cabo en las zonas cercanas ha impactado en la desaparición de las poblaciones de peces, obligando a los pescadores a pescar en lugares lejanos de sus zonas tradicionales.

Desde el año 2020 el sector pesquero y la economía oceánica enfrentó la pandemia por COVID-19, que aunado a los efectos adversos generados por el cambio climático en los océanos, ponen en riesgo a la biodiversidad y a las personas. Es de vital importancia reforzar la atención prioritaria a la recuperación del sector pesquero frente a estos enormes desafíos.

En Cuba, para cumplir con los Objetivos de Desarrollo del Milenio, reforzar la Ley de Medio Ambiente y proteger a los ecosistemas marinos y la salud de los mares y las especies que los habitan, se aprobó una nueva Ley de Pesca, la cual traza la línea a seguir por los ciudadanos e instituciones del país para, así como dicta las formas de enfrentar las contravenciones.


Texto: Sergio Rivero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados