junio 20, 2024 ¿Quienes somos?

DÍA MUNDIAL DEL MEDIO AMBIENTE 2024

Somos la #GeneraciónRestauración

La campaña internacional por el Día Mundial del Medio Ambiente este 2024 se focaliza en la restauración de las tierras, la resiliencia a la sequía y la desertificación bajo el lema: “Nuestras tierras. Nuestro futuro. Somos la #GeneraciónRestauración”.

Nuestra generación, la que hoy habita el planeta, está muy marcada y preocupada por los efectos nocivos del cambio climático, la elevación progresiva del calor de las aguas del mar, la creciente contaminación atmosférica, la afectación que todo ello produce a la biodiversidad, la desaparición de ejemplares de la fauna autóctona que estuvo en peligro de extinción en un momento y los incendios forestales, entre otros factores, las han llevado casi a cero, teniendo que emigrar los sobrevivientes a otros ecosistemas no armónicos con sus características ni condiciones habituales de vida.

El incremento en el uso de los productos químicos en la agricultura desechando las bondades de los naturales, afines a las necesidades actuales de vida y de sostenibilidad de la agricultura como base alimentaria de los seres humanos y animales, el uso desmedido de los combustibles sólidos y la falta de voluntad política en la mayoría de los casos para producir energía limpia, armónica con los nuevos tiempos y el futuro, son los factores que ocupan hoy a la ciencia y a los seres humanos en el día a día para transformar esa realidad, adaptar sus formas de vida a las manifestaciones de la desertificación y la sequía creando mecanismos que motiven el  enfrentamiento, nuevas acciones y la resiliencia ante los efectos nocivos que ello produce, permitiendo el avance económico y social necesario.

Del mismo modo una de las ocupaciones básicas de estos tiempos radica en cuidar de la calidad y composición orgánica del suelo de modo que permita elevar las producciones de alimentos para los seres vivos que habitamos el planeta, adoptando medidas para su mejoramiento y enfrentar la erosión que hace desaparecer la capa cultivable.

La desmedida explotación de los recursos naturales por parte de los países ricos hacia los más pobres, frena toda posibilidad de desarrollo de estos últimos a costa de los cuales se incrementa el enriquecimiento de los primeros, acentuando la brecha entre ellos.

En este Día Mundial del Medio Ambiente cuidemos más el planeta, hagamos hasta lo indecible por su protección. Ya le hemos hecho demasiado daño a nuestra "casa grande”. Démonos cuenta de que somos la #GeneraciónRestauración, y nuestra misión es recuperar, restaurar, saltar los obstáculos, sanear, ahorrar, enriquecer…desarrollar. En todo este contexto nuestro país despunta como un baluarte mundial en la protección del medioambiente y el enfrentamiento al cambio climático; para ello se desarrolla desde el 25 de abril del 2017 la Tarea Vida, o plan del Estado Cubano para enfrentar el cambio climático, que constituye con su armónica concepción, la rectora de la estrategia del país.

“Actuemos ahora o mañana será demasiado tarde”, es una de las líneas comunicacionales de esta estrategia que se emparenta perfectamente con el lema y los objetivos del Día Mundial del Medio Ambiente del 2024 y la acción inmediata que debe rectorar la #GeneraciónRestauración.

Nuestro país tiene capacidad para contribuir a mitigar los efectos del cambio climático, y ejemplo de ello es: “Cuba apenas contribuye al 0,1 por ciento de las emisiones globales de gases de efecto invernadero; sin embargo, como muchos otros países del Tercer Mundo, en especial los pequeños estados insulares, enfrenta graves impactos de un problema que no causó.

El culto a la naturaleza es transversal a la historia de Cuba. Ella abrigó, protegió, alivió la sed, proveyó de alimentos, a mambises y guerrilleros. No hay mayor canto a nuestra naturaleza, que el Diario de Campaña de José Martí.La preservación y cuidado del medioambiente es intrínseca a la Revolución cubana, que desde su triunfo inició una agresiva política para reforestar un país que entonces tenía una cobertura boscosa de apenas 14 por ciento y ya sobrepasa el 33%. Quiere esto decir que la tercera parte del territorio nacional está colmado por los bosques., lo cual significa un gran esfuerzo del programa de reforestación que se lleva a cabo en el país como uno de los objetivos estratégicos de la Tarea Vida.

Según el último informe de Evaluación de los Recursos Forestales Mundiales 2020 (FAO) el área total de bosques en el mundo es de 4.060 millones de hectáreas que corresponde al 31 por ciento de la superficie total de la tierra, mientras que Cuba, con su programa de reforestación, de un 14% de áreas forestales en un inicio, hoy sobrepasa el 33%, es decir, la tercera parte de su tierra está cubierta por bosques, contando con 4 millones de hectáreas y es el sector que mayor cantidad de tierra maneja dentro de la actividad económica cubana.

De esos 4 millones de hectáreas, 3 millones son bosques naturales, medio millón de hectáreas son bosques artificiales y apenas quedan por plantar unas 220 000 hectáreas para conseguir la anhelada meta, que hace apenas unos años lucía imposible de alcanzar.

Un ejemplo muy cercano a nosotros fue el Festival Internacional de Cine y Medio Ambiente “Isla Verde” celebrado en la Isla de la Juventud en el mes de abril en su segunda edición, en el que se realizaron acciones de saneamiento el fomento de plantas en el “Pinar del Cine”, en el que se plantaron mil nuevas posturas de pino para ir mitigando la huella de carbono que deja el Festival. Son todas estas acciones encaminadas por la #GeneraciónRestauración  que te invita a montar en su tren  para cuidar de los ecosistemas y del medioambiente en su conjunto. Aprovecha hoy… Y ¡Súmate”.

COP 28: Impactos en la Tarea Vida