abril 14, 2024 ¿Quienes somos?

El Puente de Nueva Gerona

Puente sobre el Río Las Casas

Como parte del establecimiento de la Zona Franca y Turísticas en Isla de Pinos, el entonces presidente de facto de la República de Cuba, Fulgencio Batista y Zaldívar, arribó a suelo pinero acompañado de una amplia comitiva para inaugurar varias obras públicas, entre ellas el puente bascular sobre el río Las Casas, hecho acontecido el domingo 3 de junio de 1956.

Momentos de la inauguración del puente levadizo sobre el Río Las Casas.

Junto al puente se congregó el pueblo pinero y sus representantes políticos y de gobierno, entre otras personalidades, que expresaron sus agradecimientos en sus discursos. Batista cerró el acto hablando sobre sus planes para el desarrollo de la Isla y de su pueblo, las ventajas que traería el puente y como permitiría resguardar las embarcaciones en caso de fenómenos naturales.

Los pineros observan el funcionamiento del puente elevado.

Quedaba atrás el viejo puente de madera y de una sola vía, que estaba en un estado ruinoso, sustituido por uno más moderno, amplio y con un mecanismo levadizo con las ventajas que esto aportaba.

El puente viejo de madera.

 Se aprovechó la ocasión para inaugurar también otras obras constructivas como calles, caminos, puentes importantes en el resto de la Isla y el nuevo malecón de Nueva Gerona.

La construcción del puente de concreto estuvo a cargo del Ministerio de Obras Públicas y fue dirigida por los ingenieros José Ramos Gómez y José M. Escalona. Su costo inicial fue de 100 000 pesos, diseñado de doble vía con 5 luces (espacios) de 12 metros que hacen un total de 60 metros. Era un modelo prefabricado con pilas de siete pilotes de concretos de 45 x 35 centímetros.

El nuevo puente va sustituyendo al viejo.

Posteriormente, de acuerdo con instrucciones del Presidente y a petición de los pineros se le hace una transformación en su área central de modo que puedan pasar río arriba las embarcaciones capaces de navegar por el, lo que hace que aumente el costo de la obra a unos 60,000 pesos más. Para ello se le construyó una plataforma metálica con un  mecanismo de acero que pudiera elevar ese espacio medio. De esta manera, en caso de ciclón o mal tiempo, la flota pesquera podrá resguardar  sus barcos y desde el punto de vista turístico daría acceso a los yates que visiten la Isla para practicar el deporte de la pesca.

Fases de la construcción

Fases de la construcción

Durante años, posiblemente hasta los comienzos de la década de 1960, se utilizó el puente levadizo para la navegación río arriba, pero el mecanismo para su funcionamiento se fue quebrantando. La falta de recursos, las contantes reparaciones y el cruce de transportes con un tonelaje mayor del que admite la estructura del viaducto, acrecentó su  deterioro y determinó su paralización y desmantelamiento. Finalmente, se le colocó en uno de sus costados una tubería suministradora de agua que atraviesa el rio de una de sus orillas a la otra, lo que trajo definitivamente la inhabilidad del puente como originalmente se diseñó, lo que le genera un daño grandísimo al sumársele una carga mayor.

Tenemos la esperanza de que algún día se pueda recuperar, en toda su magnitud, a unos de los primeros puentes de estas características que se levantaron en Cuba y que aún se conserva como patrimonio constructivo del pueblo pinero, a pesar de que no pueda exhibir lo que lo hacia único como puente bascular con las beneficios que esto proporcionaba.

El puente con su pieza central  levantada.

Más sobre los puentes móviles.

Un puente móvil es un puente que tiene la característica de moverse para permitir, normalmente, el paso de tráfico marítimo.

El puente móvil puede construirse en una parte más baja, evitando así el alto costo de muelles y largos enfoques, reduciendo así el costo total del puente. La principal desventaja es que el tráfico en el puente debe detenerse cuando el puente comienza a moverse.

 Algunos pequeños puentes móviles pueden ser habilitados sin la necesidad de un motor. Algunos puentes son operados por los usuarios, especialmente aquellos con un barco, otros por un encargado del puente o a veces de forma remota, utilizando cámaras de vídeo y altavoces.

En general, los puentes son impulsados por motores eléctricos, ya sea de funcionamiento con tornos, engranajes, pistones o hidráulicos. Los puentes móviles en su totalidad pueden ser bastante largos, la longitud de la porción móvil está limitada por la ingeniería y las consideraciones de costo a escasos cientos de metros.


Por: Lic. Guillermo F. Maquintoche Vázquez.

Fotos: archivo personal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *