mayo 28, 2024 ¿Quienes somos?

Electricidad en la Isla de la Juventud.

 En las dos plantas altas de este edificio estaba las oficinas de la Compañía Suministradora de energía eléctrica  Nueva Era, en Nueva Gerona, 1957

Las primeras noticias sobre la energía eléctrica en Isla de Pinos llegan en 1914. El 16 de agosto de ese año, el alcalde pinero Elías Sardá Valdés reunió en el Ayuntamiento a sus concejales para aprobar la instalación de una planta eléctrica para el poblado de Nueva Gerona, propuesta por un  comerciante norteamericano.

 El señor Lombard, principal inversionista de aquella compañía, llegó con los equipos y en pocos días ya estaba funcionando la máquina y por primera vez los geroneneses tuvieron luz eléctrica. Fue el 27 de diciembre de 1914.

Pero cuentan que duró poco tiempo, pues en 1917 desapareció con el paso de un  ciclón que arrasó con todo lo que estaba en pie.

En mayo de 1924 empezó, a funcionar en Santa Fe una planta eléctrica, tras invertir el español Benigno Rodríguez Allones más de 45,000 pesos en un generador  a partir de la maquina de vapor. La pequeña industria se dedicó también a producir hielo y garantizaba el servicio al poblado de Nueva Gerona. Los pocos hogares que lo  recibían se limitaban al uso de un bombillo, pues la corriente era muy cara.

Planta eléctrica y de hielo en Nueva Gerona

Para 1928, la Sociedad Mercantil Maristany y Compañía ya había  comprado esta planta con su máquina de vapor, cables, postes y otros elementos para brindar un nuevo servicio eléctrico. Para ello construyó en Nueva Gerona un edificio en la calle Martí entre 34 y 36, pero esta empresa con el tiempo fracasó y en 1955 la entrega al Ayuntamiento para ponerla en   venta por  subasta pública, adquiriéndola el rico hacendado Francisco Cajigas  y García del Prado que la amplía con  nuevas inversiones.

Cajigas conservó la instalación adquirida, compró generadores y construyó una nueva planta. En aquellos tiempos había 1000 consumidores de las 2, 201 familias que vivían en el territorio y el servicio se limitaba a horas de la noche.  En aquellos  momentos se distribuía corriente a Nueva Gerona, a  parte de Santa Fe, y ya en la década del 50, se unió a la red  la vieja planta de la Mina de Oro, aumentando la posibilidad de bridar el servicio de electricidad a los pobladores pineros.

Antiguas instalaciones de la planta eléctrica.

Al triunfar la Revolución en 1959, el proyecto de desarrollo económico  previsto para  Isla de Pinos, preveía el crecimiento de la producción de energía eléctrica, de esta manera se compraron generadores de fabricación checa, se ampliaron con rusas, y con japonesas y hasta se  garantizó una inversión  con capital israelita.

 Para llevar a cabo aquel proyecto una de las primeras empresas que se intervienen es la Eléctrica Nueva Era y de inmediato comienzan las inversiones para hacer que llegue a todo el territorio pinero la electricidad, así como a todos  los habitantes, servicio que irá alcanzando a todos los poblados, vaquerías, centros recreativos, las Escuelas Secundarias en el Campo, presas y otros instalaciones, lo que hace necesario que en 1976 entrara en funcionamiento una moderna planta  diesel de 25,000kilowatt con la ayuda de la antigua Unión Soviética, lográndose montar 10 equipos .

 Al iniciarse el llamado periodo especial en el Municipio con el desplome del campo socialista,  se generaba 81,6 megawatt y los pineros no conocían aún los apagones; los cuales comenzaron a producirse, situación que se mantuvo hasta el año 1997, cuando a partir de diferentes medidas se logró suspender.

Chequeando los  equipos instalados por la “Nueva Era”.

Un paso importante fue cuando el 15 de diciembre de 1998, se creó la Empresa Eléctrica Gen Power Cuba S. A., la primera con el 100 % de capital extranjero instalada en el país, perteneciente a la entidad Gen Power Holdin S.A. con capital registrado en Panamá. El objetivo era comprar, montar y explotar tres unidades generadoras de electricidad durante 4 años, la cual después de ese período de tiempo sería transferido a Cuba, al haberse pagado la inversión. De esa manera quedó garantizado el suministro de energía, con posibilidades de ampliarla a otros poblados y caseríos a donde nunca antes había llegado.

Imagen actual de la planta eléctrica del municipio pinero

En la actualidad se acometen nuevas inversiones para potenciar la producción de energía eléctrica  en el territorio con la colaboración de Japón, obras que ya se ejecutan satisfactoriamente.

 La generación de energía eléctrica y su consumo ha sido a través del tiempo uno de los máximos logros de la Revolución en el territorio pinero. Hoy en la Isla de la Juventud, se produce energía que satisface la demanda de la población y del sector de la producción  en  todo el municipio. 


Por: Lic. Guillermo F. Maquintoche Vázquez.

Fotos: archivo personal

               

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *