noviembre 28, 2022

En la Isla: Espectáculo humorístico «Vamo’ a pasarla bien»

Foto: Katia Álvarez

Han pasado 22 años de su primera presentación juntos en el Cine Caribe. Volver para compartir con el público pinero les trae gratos recuerdos y, sobre todo, satisfacciones por considerarlo inteligente y receptivo ante la potencia del humor cubano.

«El humor lleva un fuerte entrenamiento de pensar, calcular y deducir, y hacerlo es parte de las pasiones que vivimos. Como humoristas vemos más allá del simple chiste: analizamos su estructura, su esqueleto y le buscamos la ‘contrapelusa’ para hacer reír y reflexionar al público».

Fueron estos dos de los razonamientos esenciales que en entrevista dieron los reconocidos humoristas Carlos Gonzalvo y Kike Quiñones, al concluir este viernes la primera presentación del espectáculo «Vamo’ a pasarla bien» en el Cine Teatro Caribe.

Cada mensaje, comentaron además, se estudia mucho, se analiza, se divide en sílabas si hace falta. Le buscan las posibles interpretaciones que pueda tener y si provoca o no algún malentendido. Para eso utilizan herramientas inherentes al humor como el doble sentido, el cambio brusco de ritmo, la sutileza, la sorpresa, las transiciones cortadas y, sobre todo, el aprovechamiento de la riqueza de la lengua española.

La idea es sacar adelante el humor dentro del panorama de la cultura cubana, que se posicione y se entienda la importancia que ha tenido y tiene dentro de todo el sistema cultural de la nación.

Las presentaciones de «Mentepollo», como conoce el público cubano a Carlos Gonzalvo, forman parte de las actividades por sus 35 años de vida artística. Celebrarlos en la Isla constituye un compromiso doble por ser aquí dónde creció, se formó e inició su carrera profesional con el grupo teatral Pinos Nuevos.

Los santafeseños también disfrutaron este domingo, en el cine del poblado, del espectáculo humorístico. La puesta arrancó carcajadas a los lugareños a base de un humor inteligente, que divierte y hace reflexionar al unísono, y donde la sátira, el doble sentido, la parodia, y otros recursos de ese látigo con cascabeles en la punta como definió José Martí al humor, le devuelven al cubano una estampa de su cotidianidad.


Por: Katia Álvarez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *