febrero 1, 2023

Gobierno de Colombia y el ELN concluyen el primer ciclo del diálogo de paz

La negociación entre las FARC-EP y el gobierno colombiano se extendieron por más de cuatro años para poner fin a la guerra de cinco décadas.

El Gobierno de Colombia y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) cerraron este lunes la primera ronda de negociaciones en Caracas (Venezuela), luego de varias semanas de conversaciones donde las partes buscan lograr la llamada “paz total” que proclama el presidente Gustavo Petro.

En una rueda de prensa desde el Hotel Humbolt, en el Parque Nacional Waraira Repano, las delegaciones dieron a conocer los acuerdos alcanzados en esta primera ronda.

Como parte de las acciones y dinámicas humanitarias, las partes anunciaron un acuerdo parcial de atención de emergencia que se iniciará en enero de 2023 para las localidades de Bajo Calima, Valle del Cauca y Chocó.

Las partes han logrado dar varios pasos para encaminar el diálogo hacia un proceso con más voces, transparente, amplio, respetuoso, y con el compromiso de que pueda ser auspicioso y definitivo.

Tras los primeros días de trabajo, la delegación de Gobierno sumó a un grupo de cuatro mujeres para que hubiera paridad de género de su lado. Las nuevas negociadoras son la política Nigeria Rentería, las periodistas Mabel Lara y María Jimena Duzán, y la teóloga Adelaida Jiménez.

Además, las partes acordaron sumar otros sectores al diálogo, entre acompañantes, garantes y sectores que históricamente han sido afectados por el conflicto armado, como empresarios, campesinos, líderes sociales, defensores de derechos humanos y representantes de la sociedad civil.

Primeros pactos

Tras las primera semana de conversaciones, el Gobierno de Petro y el ELN anunciaron los tres primeros acuerdos del diálogo en Caracas sobre los países garantes y acompañantes; las acciones y dinámicas humanitarias; y la creación de un “equipo conjunto de comunicación” para informar de manera “objetiva, oportuna, clara y transparente” sobre el desarrollo y avance de las negociaciones.

En el primer acuerdo se ratificó a Cuba, Noruega y Venezuela como países garantes y se invitó a Brasil, Chile y México para que asuman el mismo papel.

Además, se formalizaron como acompañantes al secretario general de la Organización de las Naciones unidas (ONU), a través de su representante especial en Colombia; y a la Conferencia Episcopal de Colombia.

Igualmente acordaron invitar a Alemania, Suecia, Suiza y España para que se unan al proceso, en calidad de acompañantes, y adelantar acciones diplomáticas con EE.UU. para conocer su disposición de participar en el diálogo.

De igual forma coincidieron en retomar el punto de los acuerdos correspondientes a la agenda establecida en marzo de 2016, respecto de las acciones y dinámicas humanitarias para realizar en corto plazo “procesos de alivios humanitarios” que será acompañado por la Misión de Verificación de la ONU y la Iglesia.

Luego, a inicios de diciembre las delegaciones acordaron invitar a la Convención Nacional Campesina de Colombia para integrarla a la mesa de diálogo y buscar acuerdos que apunten también a generar medidas económicas, sociales, políticas y de seguridad a favor de ese sector, que ha sido uno de los más castigados por el conflicto armado.

El diálogo entre el ELN y el Ejecutivo colombiano se retomó formalmente el pasado 21 de noviembre, después de las gestiones emprendidas por la administración de Gustavo Petro en busca de la “paz total”. Las conversaciones estuvieron suspendidas durante los cuatro años del Gobierno de Iván Duque.

Los diálogos entre el ELN y el Gobierno de Colombia continuarán en enero de 2023 en México, anunciaron la partes este lunes tras finalizar la primera ronda de negociaciones en Caracas.


Tomado de Cubadebate

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *