julio 15, 2024 ¿Quienes somos?

Historias de la Isla de la Juventud…

La visita del Comandante Camilo Cienfuegos a la Isla de la Juventud.

Camilo en el Presidio Modelo.

La Isla de la Juventud ha sido visitada durante toda su historia por personalidades relevantes de la vida nacional e internacional que dejaron en muchos casos sus huellas indelebles en esta tierra abrazada por las cálidas aguas  del Caribe.

Uno de nuestros más queridos y recordados héroes de la lucha revolucionaria fue el Comandante Camilo Cienfuegos Gorriarán, el Héroe de Yaguajay que estuvo en la Isla los días 17 y 18 de febrero de 1959.

Con el objetivo de consolidar la unidad revolucionaria, afianzar la participación del Ejército Rebelde en puestos claves de la estructura militar y reordenar el funcionamiento de Presidio Modelo, el entonces Jefe de las Fuerzas de Aire, Mar y Tierra arribó al territorio y realizó un recorrido por varias instituciones militares y otras de carácter estratégico

Según nos relata uno de los custodios que lo acompañó, Camilo antes de montar en el pequeño bimotor Cessna en el que siempre viajaba les explicó que iban hacia una isla y ya pasado un rato de vuelo les exclamó “Muchachos miren para acá, ya estamos llegando, esta es la Isla, yo tampoco la conozco”.

Pasaron por encima de la playa Bibijagua y aterrizaron en el aeropuerto viejo.  A pie por un trillo salieron a la carretera rumbo a Nueva Gerona; cerca del puente lo reconocen y muchas personas quieren saludarlo, conversar con él.

Partieron en carros hacia el Reclusorio Nacional para Hombres de Isla de Pinos. Camilo les  aclara a los  hombres  que lo acompañan “Vamos  a tomar  la dirección del Presidio, estén preparados; ninguno dispare sin una orden mía, creo que nada sucederá”

Reclusorio Nacional para Hombres.

Al llegar, entraron por la posta 8, situada en la parte de atrás de la prisión. Allí había algunos guardias del antiguo ejército que los saludan militarmente y al preguntarle el Comandante por la dirección del penal, ellos le indicaron y avanzaron delante de él hasta llegar a la casa Uno, donde radicaba el Jefe de de la prisión. Entraron en la oficina con el capitán Lawton y afuera quedaron el piloto, copiloto y un escolta.

Frente al edificio central había familias de los presos comunes reclamando por su liberación como hicieron con los políticos.

Camilo habló a los prisioneros comunes  en la explanada, situada  entre las circulares y el comedor y les dio confianza y seguridad en que sus derechos serian respetados.

El escolta nos sigue relatando que salieron en comitiva y tras pasar el puente se decide  que permanezca en el lugar donde él iba a dormir el comandante: un pequeño hotel llamado Casa Mañana.

Motel Casa Mañana en Nueva Gerona

Se fueron para el pueblo y dejó compañeros del Ejercito Rebelde en posiciones como la Estación de la Policía. Almuerza en el Bar Virginia, jaranea con un grupo de niños en la acera de enfrente y  visita la casa museo finca El Abra. Prácticamente  no duerme, pues llegó de madrugada al hotel. En su habitación estuvo sentado junto a una mesita donde escribía.

Al preguntarle cómo lo trataban los pineros responde: “Es un pueblo muy humilde, cariñoso; ahora hay que hacer la Revolución”. En la mañana del día  18, regresaron a La Habana.

La Casita de Martí que visitó Camilo.

Durante su estancia el pueblo pinero salió a las calles a darle la bienvenida, saludarlo y conocerlo personalmente dejando una impresión de ser un hombre de pueblo, un cubano de a pie. Desdichadamente no pudo regresar y constatar los avances que la Revolución había obtenido en esta tierra pinera, pues fallece ese mismo año el 28 de octubre, pero los pineros jamás lo olvidaron y desde su desaparición le siguen rindiendo homenaje a su memoria.

El parque Camilo Cienfuegos recien inaugurado.

Se construyó el parque Camilo Cienfuegos-  conocido popularmente por la  Cotorra- donde se ubicó un busto  del Señor de la Vanguardia, monumento que desapareció y que años después fue sustituido por un a escultura donde se refleja su imagen inmersa en el triangulo de la bandera cubana. La escultura se sostiene en una pieza  que semejan las olas del mar que lo acogió en su seno para la eternidad. De allí partía el pueblo, después de una ceremonia de respeto a su figura, con las manos cargadas de flores que depositaban en las aguas del rio Las Casas.

Estas honras deben mantenerse como parte de nuestras tradiciones y de la memoria colectiva de nuestra comunidad que tiene un pasado común con la historia nacional de Cuba.

Bar Virginia donde tomó un refrigerio.
Escultura dedicada al Héroe de Yaguajay en el parque que lleva su nombre.

Nota curiosa.

Como parte de este viaje visitó el Reclusorio, instruyendo al Jefe del penal, el Capitán Enrique Ermus. Posteriormente se dirigió a la estación de Policía nombrando como nuevo Jefe de la misma a otro miembro del Ejército Rebelde que lo acompañaba.

Al finalizar este mes arriban a la Isla  más de 150 combatientes del Ejército  enviados por Camilo, quienes conjuntamente con las milicias del 26 de Julio fortalecieron    la capacidad  militar  del territorio.

Las decisiones anteriores respondieron al interés de la máxima dirección de la Revolución de que el aparato de poder militar y policial pasara a total control del Ejército Rebelde, cohesionado  internamente y con reconocida experiencia.

Capitán Enrique Ermus

Por: Lic. Guillermo F. Maquintoche Vázquez.

                Fotos: archivo personal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *