abril 19, 2024 ¿Quienes somos?

Intensas lluvias en el oriente cubano: un evento no típico para el que debemos prepararnos

Chequeó la dirección del país la recuperación en las provincias afectadas por las intensas lluvias. Se reporta la muerte de seis personas. La videoconferencia fue encabezada por el Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez

El Jefe de Estado indicó, entre las tareas inmediatas tras la etapa de recuperación, estudiar todo lo que pasó y actualizar los planes de reducción de desastres para este tipo de lluvias intensas. Foto: Estudios Revolución

Indudablemente, este ha sido un evento no típico; aunque en nuestro país estamos acostumbrados a trabajar en condiciones de intensas lluvias, este tiene que ver de forma directa con el cambio climático, expuso el Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en el chequeo de la recuperación de las afectaciones provocadas por las grandes precipitaciones en la región oriental, desde Camagüey hasta Santiago de Cuba, que han dejado el lamentable saldo de seis personas fallecidas, además de cuantiosos daños materiales.

El mandatario comentó que, durante el evento, hubo lugares donde la inundación alcanzó niveles que no se habían visto en los últimos 30 años, e incluso en no pocos sitios sus habitantes cuentan que es la primera vez que el agua llega a esas alturas, y sobre todo luego de una sequía extrema.

El chequeo de la dirección del país a las labores de recuperación, que se mantendrá sistemáticamente, también fue encabezado por los miembros del Buró Político, Roberto Morales Ojeda, secretario de Organización del Comité Central, y Salvador Valdés Mesa, vicepresidente de la República.

El encuentro se realizó mediante videoconferencia con las principales autoridades políticas y gubernamentales de Camagüey, Las Tunas, Granma, Holguín y Santiago de Cuba.

Intervinieron, desde el terreno, miembros de la comisión del Gobierno enviada a los territorios, encabezada por el vice primer ministro Jorge Luis Tapia Fonseca, y de la comisión del Partido, integrada por los miembros del Secretariado del Comité Central, Jorge Luis Broche Lorenzo, Félix Duarte Ortega y Joel Queipo Ruiz.

El Jefe de Estado indicó, entre las tareas inmediatas tras la etapa de recuperación, estudiar todo lo que pasó y actualizar los planes de reducción de desastres para este tipo de lluvias intensas.

Informó que ya se ha recibido la disposición de la hermana República Bolivariana de Venezuela de apoyar en la recuperación, como también del sistema de organizaciones de Naciones Unidas que están en nuestro país.

Orientó facilitar los números de cuentas bancarias y otras gestiones a personas e instituciones en el extranjero que van expresando sus esfuerzos de ayuda, como los grupos solidarios, así como viabilizar las donaciones de la población, lideradas por las organizaciones de masas.

Pidió al titular de Economía y Planificación, el vice primer ministro Alejandro Gil Fernández, hacer un balance de los recursos que puedan ir fluyendo, y evaluar con la industria nacional, como la empresa de muebles Dujo, y otras, qué pueden ir produciendo desde las limitaciones que se tienen, y hacer lo mismo con el sector privado, cuya ayuda también la han dado en otros momentos.

El Primer Secretario del Comité Central del Partido indicó hacer un esfuerzo importante en la vivienda, aunque no es alto el número de afectaciones, pero manteniendo a la par la prioridad a las provincias dañadas por el huracán Ian, como Pinar del Río.

A «aprovechar y sembrar mucho» también convocó Díaz-Canel, quien pidió hacer un esfuerzo fundamental en la siembra de cultivos varios y de la caña de azúcar, aprovechando las condiciones de humedad que ha dejado el evento.

Pidió «rectificar o actualizar las plantaciones de ciclo permanente que han tenido algún daño, y hacer una estrategia de ciclo corto para que, de inmediato, podamos tener mayores niveles de productos alimenticios para la población», además de la necesidad de hacer un intensivo en el acopio de todos los productos agropecuarios posibles, a partir de los daños en plantaciones y de lo que está en producción.

Solicitó «trabajar con prontitud en los lugares con más complejidad con el agua potable, para que las personas puedan tener el suministro de este importante recurso», y exigió que todo lo que se venda y oferte a la población en esas zonas afectadas sea con carácter controlado, para que lo que se distribuya de manera adicional llegue de la forma más equitativa, y con las prioridades que sean necesarias.

El mandatario encomendó a las autoridades de la construcción y el transporte, entre otras, hacer un levantamiento y buscar soluciones para responder a la enorme afectación que hay en viales y líneas férreas, acudiendo a todas las variantes y tecnologías.

Díaz-Canel hizo un reconocimiento al trabajo de las autoridades y la población. Debido a las recientes elecciones, este evento –dijo– ocurre cuando en varias provincias hay gobernadoras y gobernadores nuevos, así como nuevos dirigentes en las asambleas municipales, «por lo tanto, hay compañeros que no tienen toda la experiencia; sin embargo, trabajaron de manera cohesionada, organizada, con decisión, rápido».

El Primer Secretario calificó como certera la decisión de enviar una comisión gubernamental, con el vice primer ministro Jorge Luis Tapia al frente, y una comisión del Comité Central del Partido con tres miembros del Secretariado, que han podido apoyar, ayudar y mantener una relación directa con la nación, para ir destrabando cosas.

Al reconocer el esfuerzo de las FAR y del Minint, comentó que «hubo lugares donde la situación fue muy complicada, sobre todo porque muchas de estas inundaciones (...) ocurrieron en horas de la madrugada, y hubo que hacer enormes esfuerzos de evacuación con embarcaciones, con helicópteros. Se trabajó de una manera muy oportuna para evitar más fallecidos que los que hemos tenido».

Díaz-Canel hizo especial reconocimiento a la población de las provincias orientales. «La gente no se desmoronó, respondió».

Y ahora vamos a trabajar como lo hemos hecho: «todo lo que vayamos a hacer tiene que quedar mejor que como estaba. Había pisos de tierra o viviendas que, por el estado que tenían sus pisos, se afectaron más; ahora tienen que tener mejores pisos. Las viviendas que levantemos tienen que ser mejores; los estudios que hagamos sobre los viales tienen que ser para mejorar esos sistemas».

Durante el evento, hubo lugares en los que la inundación alcanzó niveles que no se habían visto en los últimos 30 años. Foto: Germán Veloz Placencia

GRANMA, LA PROVINCIA MÁS AFECTADA

Al informar sobre los daños provocados en Granma por las intensas lluvias, que condujo al lamentable fallecimiento de dos personas, la gobernadora de la provincia, Yanetsy Terry Gutiérrez, informó que el territorio se vio afectado en días recientes por dos importantes eventos meteorológicos en corto periodo de tiempo.

La dirigente reconoció y agradeció, en nombre del pueblo granmense, «la extraordinaria labor realizada por la Fuerza Aérea de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, que cumplió 21 misiones de vuelo y rescató a 129 personas».

Sobre las precipitaciones, argumentó que las mismas iniciaron el día 9 de junio, con lluvias significativas al suroeste y en las montañas, las que provocaron vertimientos y escurrimientos en las principales cuencas, procesos que se agravaron al ocurrir en la noche y en la madrugada.

Las lluvias provocaron que los embalses, que en ese momento estaban al 54 % de llenado, se incrementaran hasta el 95 %; o sea, crecieron en breve tiempo en un 41 %: 427 millones de metros cúbicos de agua.

Los territorios más afectados fueron Yara, Jiguaní, Manzanillo, Media Luna y Niquero. Quedaron aisladas 105 comunidades, de ellas 14 por deslizamientos de tierra, y 91 por crecidas de ríos, con una población de 18 585 personas. Al cierre de esta información, presentada sobre las cinco de la tarde de este lunes a la dirección del país, permanecían aisladas, sin acceso, diez comunidades de los municipios de Yara, Manzanillo y una en Niquero.

La población está protegida, aunque aún no se ha podido hacer una evaluación de los daños. Fuera de ahí, se han visitado 11 236 viviendas.

De forma preliminar, en el territorio se reportan 9 045 personas afectadas. Preliminarmente, se contabilizan 145 afectaciones de viviendas, a lo que se agregan perjuicios en 118 facilidades temporales y 71 daños menores.

Las intensas lluvias incrementaron el nivel de deterioro de los viales terrestres, con afectaciones de 89 kilómetros (km) de vías de interés nacional y 71 km de vías y caminos de otros patronatos. En las vías férreas se reportan significativas afectaciones en la línea Bayamo-Santiago de Cuba, línea Bayamo-Las Tunas, en el ramal Manzanillo, el ramal Grito de Yara y el subramal Sofía.

En el abasto de agua, se reportan afectaciones en 125 comunidades, con una población de 84 879 personas. En cuanto a la alimentación a la población, se dispone de cobertura de harina para los próximos días, y en algunas zonas incomunicadas se distribuirán galletas; se distribuye la leche para niños de cero a un año, y la canasta familiar normada de junio se ha despachado al 75 %.

En el sector eléctrico, las 370 afectaciones ya fueron resueltas; no obstante, como se abrieron preventivamente 19 circuitos, aún permanecen sin servicio 1 679 clientes. En la agricultura, preliminarmente están afectadas 4 795 hectáreas de cultivos varios.

Se planifica sembrar de inmediato 2 094 hectáreas  de productos de ciclo corto.

EN CAMAGÜEY

Se reporta el fallecimiento de dos personas. En la vivienda hay 550 afectaciones entre totales y parciales. Más de 89 kilómetros de viales están dañados. En la agricultura se contabilizan cerca de 860 hectáreas de cultivos varios y 4 503 hectáreas de caña perjudicadas. El servicio eléctrico ya está restablecido.

EN LAS TUNAS

Se lamenta la pérdida de una vida humana. Durante las lluvias se llegó a tener más de 1 500 personas evacuadas, pero no queda ninguna en esa condición. Se inundaron 76 comunidades, aunque ya las aguas cedieron. En la vivienda, preliminarmente se reportan 76 afectaciones entre parciales y totales. Se da prioridad a los más de mil hogares que fueron inundados, con énfasis en los medios personales perdidos. En la agricultura hay daños en 1 175 hectáreas de los principales cultivos. Se restableció la normalidad en la electricidad y en las telecomunicaciones.

EN HOLGUÍN

Las principales precipitaciones ocurrieron en los municipios de Cueto y de Mayarí. Se evacuaron más de mil personas. Cuatro comunidades fueron las más afectadas, debido a los daños en los viales. Ya se tiene acceso a ellas. Se asegura la alimentación en Cacocum a más de 200 personas que permanecen protegidas. En vivienda hay 224 afectaciones hasta la fecha. En la agricultura se reportan más de mil hectáreas dañadas.

EN SANTIAGO DE CUBA

Se lamenta un fallecido. Se protegieron más de 1 700 personas, permanecen protegidas 35. Quedaron 40 asentamientos incomunicados; hoy solo hay dos, en el municipio de Guamá, debido a ríos crecidos. Preliminarmente, se reportan 152 daños a viviendas. Restaurados los perjuicios a la mayoría de los clientes afectados en las telecomunicaciones y la electricidad. En la agricultura fueron dañadas unas 2 676 hectáreas de cultivos y la provincia mantiene el compromiso de sembrar 70 000 hectáreas en este mes de junio. La principal afectación está en los viales, en los cuales se continúan cuantificando los kilómetros dañados. Una de las principales insatisfacciones de la población está en el abasto de agua, debido a su turbiedad; se agiliza la disponibilidad de los productos químicos para su tratamiento.


Tomado de Granma

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *