abril 14, 2024 ¿Quienes somos?

“La Horman, bella y siempreviva.”

Juana fue como la siempreviva: altiva, vistosa, hermosa, nunca perdía el encanto aunque transformara su imagen física. Juana era una mujer de imagen, comunicadora innata al fin.

Siempre sabía las palabras exactas, el juicio comedido, el estímulo oportuno y la crítica que acariciaba, para que fluyera el diálogo.

Cuántos en esta Isla le agradecemos algo, porque siempre estaba presta al abrazo, a tender su mano, a decir: ¡Estoy aquí!

La Horman hoy humedece los ojos y oprime el corazón de sus amigos, alumnos, familiares, vecinos y de todos quienes la conocieron o compartieron laboriosos haceres…

La vida juega también su mala pasada, incluso cuando creemos que el final está muy lejos... Y Juana, siempreviva al fin, nunca lo vio cercano a pesar de sus lógicos achaques.

Hoy le decimos a Juana que también ¡Estamos aquí! Cargados de dolor para sentirla, amarla, adorarla y llevarla en la memoria como el último día, con la sonrisa amplia y los ojos chispeantes de vida…. En la última Revista Encuentro, en la sección de Comunicación, cuando llevó un bolso de sanos consejos para que convivamos mejor en la sociedad y queramos un poquitín más a nuestros semejantes.

Así con los hermosos recuerdos que nos acompañan, sintiéndote con tus ocurrencias en un programa, una clase, tutorando una tesis de grado, en un colectivo de profes, en un círculo de artistas o simplemente entre los vecinos de tu edificio… te mantendrás siempreviva.


Por Redacción Web

Fotos de Calvo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *