julio 14, 2024 ¿Quienes somos?

La sexagenaria planta procesadora de caolín

Hoy se cumplen seis décadas de inaugurada la Planta Procesadora de Caolín “Juius Ficik” de la Isla por el Comandante Ché Guevara en su condición de Ministro de Industrias. Aquel día en su discurso a los pineros presentes dijo "…será la primera de importancia tecnológica el país", a la vez que recalcó la importancia de la capacitación de los trabajadores para poder dominar  la tecnología de la nueva industria.

Con la inauguración de esta planta se cumplía un objetivo estratégico del país para el desarrollo industrial en diferentes ramas porque se aseguró la materia prima para la producción de neumáticos, medicamentos, productos cosméticos, papel y cerámica industrial de todo tipo.

Por muchos años la producción de caolín ha distinguido al municipio, también le permitió el desarrollo de la industria ceramista con varias plantas en diferentes niveles de desarrollo, desde rústicas hasta las automatizadas con tecnología alemana como lo fueron la Segundo y Tercer Congreso del Partido.

Este desarrollo a que se hace referencia se produjo en los años finales de los ’70 del pasado siglo en que primero se edificaron talleres llamados “industrias” en diferentes poblados como La Demajagua, Argelia, La Victoria, Patria, entre otros hasta la cifra de diez, como resultado de la amplia capacitación de pineros en Alemania, como los artistas visuales Alexis Acanda y Antonio Lewis, entre otros.

Según se recoge en las estadísticas, fue a partir de 1980 que Alemania  con este programa, para el cual aportó tecnología, a la vez que contribuyó a la formación y especialización de trabajadores y técnicos, con el objetivo de respaldar la producción de vajillas en dos fábricas con capacidad para unas 3 000 toneladas de mercancías que se cumplieron con las plantas Segundo y Tercer Congreso del partido, como hacíamos referencia.

Aparte del uso industrial que se ha dado al caolín, adquiere otra dimensión cuando a partir de 1972 con la llegada de artistas visuales a la Isla como Amelia Carballo y Angel Norniella, aparte de José Ramón González y Agustín Villafaña de la Brigada de Instructores de Arte XX Aniversario, integraron el Grupo “Terracota IV” y ampliaron su uso a la enseñanza artística en la escuela elemental y la de nivel Medio Wifredo Lam.

Todo lo anterior motivó instaurar el 25 de enero como Día de la Cerámica, en el que se realizaban exposiciones, talleres, conferencias, era un gran evento, además, se realizaron otros con alto prestigio como fue el ”Todo Cerámica” y el “Tesoro”, que dieron amplia promoción a la Isla distinguida por su cerámica, rectorado por el Fondo Cubano de Bienes Culturales, la Uneac y la AHS. Y la propia industria y el gobierno local.

La situación energética que ha vivido el país por años motivaron inicialmente un cambio en la matriz energética de esta alta consumidora industria, pero no se alcanzaron los resultados esperados, para su reanimación necesita de voluntad política y sobre todo de recursos que el país en estos momentos no dispone al menos para desarrollar producciones a gran escala. El sector no estatal, los artesanos artistas agrupados en la ACCA, continúan elaborando cerámica utilitaria y ornamental pero no con el  alcance de antaño en que era parte de la identidad pinera.

Pero los ceramistas que aquí radican y hacen su obra, se niegan a que la cerámica deje de ser una expresión identitaria de la economía y el arte pinero, porque esta Isla es privilegiada al contar con los yacimientos necesarios que aseguran muchos años de explotación, además existe el talento formado y voluntad para seguir adelante. Al cumplirse seis décadas de inaugurarse por el Ché de la primera planta procesadora del mineral en la Isla, tanto para la economía como para la identidad, sigue viva la importancia del caolín.


Por Sergio I. Rivero Carrasco

Fotos tomadas de la red

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *