enero 31, 2023

Lavrov: El bloqueo contra Cuba es ilegal y debe cesar, se amplían relaciones entre Rusia y la Celac

El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, durante la conferencia de prensa anual en Moscú, Rusia, el miércoles 18 de enero de 2023. Foto: AP.

Respondiendo a una pregunta durante la rueda de prensa anual que ofrece a los medios extranjeros acreditados en Moscú, el canciller Serguéi Lavrov declaró este miércoles que el bloqueo estadounidense contra Cuba es ilegal y debe cesar, y aseguró que las relaciones entre Rusia y América Latina y el Caribe van en aumento, como muestran el intercambio y la colaboración bilateral.

Lavrov dijo que Rusia y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) pretenden retomar el mecanismo de diálogo establecido a nivel ministerial para coordinar acciones mutuas.

Consideró que el anuncio del regreso de Brasil a la Celac es muy importante para la integración regional, y para que las naciones puedan plantear sus intereses y preocupaciones con una sola voz.

Respecto a las relaciones entre Rusia y las naciones africanas, el canciller ruso recordó que el comercio con ellas transita con acuerdos en monedas nacionales y se preparan documentos para encontrar nuevas formas de interacción en las condiciones de las sanciones.

“Apoyo a Kiev demuestra que Occidente se ha jugado mucho en la guerra contra Rusia”

Durante la rueda de prensa anual, dedicada a los resultados del trabajo de la diplomacia del país en 2022, Lavrov afirmó que el volumen de apoyo a Kiev demuestra que Occidente se ha jugado mucho en la guerra contra Rusia.

El canciller denunció que Occidente intentó representar el conflicto en Ucrania como “el principal acontecimiento mediático, político y económico”. Países occidentales acusaron a Moscú de que “la llamada agresión contra Ucrania ha causado todos los males de la economía mundial”.

Sin embargo, las estadísticas del Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y otras instituciones internacionales muestran que “la crisis [económica] se estaba gestando mucho antes del inicio de la operación militar especial”, subrayó el alto diplomático.

Entre otras cosas, Lavrov comentó la postura actual de Occidente y señaló que EE.UU. mantiene el rumbo “hacia el dictado en asuntos internacionales”. También apuntó que Washington cree poder hacer todo lo que quiera “aunque sea en el otro extremo de la Tierra”, mientras que otros países no pueden hacer nada sin el consentimiento de EE.UU., “incluso en respuesta a amenazas directas a su seguridad”.

El jefe de la diplomacia rusa destacó que EE.UU. creó una coalición con el objetivo de dar una “solución final a la cuestión rusa” para que Moscú sea derrotada estratégicamente y “libra una guerra indirecta a través de Ucrania”.

Al mismo tiempo –añadió– Occidente está creando “bloques militares” como AUKUS en que “involucran activamente a Japón (…) Japón se encamina de nuevo hacia la militarización”.

Según el canciller ruso, a estas alturas “ninguno de los políticos occidentales habla ya de otra cosa que no sean las sanciones” contra Moscú. Recordó las palabras de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, quien declaró este martes que las sanciones de la Unión Europea hundirán a Rusia, abocando su economía a “una década de recesión”.

“Se han quitado las máscaras”, afirmó el diplomático.

Recalcó que Rusia alcanzará sus objetivos en Ucrania pese a la “guerra híbrida” que libra Occidente contra Moscú. Los objetivos de la “operación militar especial” de Moscú en Ucrania están “determinados por los intereses legítimos básicos de Rusia” y serán alcanzados, aseguró.

“No habrá infraestructura militar en Ucrania que suponga una amenaza directa para nuestro país”, dijo. Moscú también pretende asegurarse de que se protegen los derechos de las personas de etnia rusa en Ucrania.

“La cantidad de apoyo occidental muestra claramente que Occidente ha invertido mucho en esta guerra contra Rusia”, añadió. “Es Occidente el que toma las decisiones. Y ha tomado decisiones por Ucrania y sin Ucrania”.

Las acciones rusas en Ucrania, insistió Lavrov, son “nuestra respuesta a una guerra híbrida desatada contra nosotros” por Occidente.

Rusia, señaló, está dispuesta a “considerar seriamente” cualquier iniciativa occidental de poner fin al conflicto, aunque “no hemos visto ninguna propuesta seria todavía”.

Cualquier negociación rusa con representantes occidentales no debería limitarse a Ucrania, sostuvo.

“No tiene sentido hablar con Occidente solo sobre Ucrania”, dijo. “Occidente utiliza a Ucrania para destruir el sistema de seguridad que existió en la región euroatlántica durante mucho tiempo y que dependía del consenso, la indivisibilidad de la seguridad y la resolución de todos los asuntos a través del diálogo y la cooperación”.

El canciller advirtió que la confrontación de Rusia y Occidente en torno a Ucrania forma parte de un cambio de política global que evolucionará durante un largo periodo. “El proceso de formar un orden mundial multipolar será largo, tomará una era”, dijo. “Ahora estamos en medio de ese proceso”.

Las relaciones de Moscú con Occidente “nunca serán las mismas”, señaló, y acusó a Occidente de incumplir acuerdos firmados con Rusia.

“No volverá a haber una situación en la que ustedes mienten, firman documentos y después se niegan a cumplirlos”, dijo.

En su mejor momento relaciones entre Rusia y China

En cuanto a las relaciones Rusia-China, sostuvo que están en su “mejor momento” en toda la historia.

“Recuerdan cómo nuestros amigos chinos caracterizaban estas relaciones: que no es una alianza, una unión, pero en muchos sentidos son más robustas que una unión”, dijo, y calificó los lazos entre ambas naciones como “de confianza y pragmáticos”.

En este tema, Lavrov acusó a Occidente de intentar entorpecer el desarrollo de la cooperación entre Moscú y Pekín, lo que incluso se manifiesta en los documentos doctrinales de EE.UU., la Unión Europea y la OTAN.

Lavrov mencionó esfuerzos occidentales de socavar la creciente cooperación entre Rusia y China y afirmó que no tendrían éxito.

“Un pequeño detalle: nosotros somos vistos como una amenaza inmediata a la que hay que hacer frente lo antes posible, mientras que China es vista como un desafío a largo plazo, importante, serio y sistémico”, recordó.

Estrategia de la OTAN acusa a China de desafiar sus intereses y califica a Rusia como su amenaza más directa

El ministro recordó que Occidente ya recurre a las sanciones en su intento de contener a Pekín. En este sentido, enfatizó que las restricciones occidentales se aplicaron en relación con “todo lo que está relacionado con las posibilidades de China de producir semiconductores” para tratar de deshacerse de la dependencia del gigante asiático.

Industria china advierte sobre efecto negativo de restricciones de EEUU en suministros de chips

Según Lavrov, tales medidas seguirán siendo impuestas, por lo que Rusia y China “paulatinamente” emprenden esfuerzos para reducir su dependencia de los “socios no fiables”.


Tomado de Cubadebate

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *