abril 15, 2024 ¿Quienes somos?

Parlamentarios australianos urgen a EE.UU. levantar cargos a Julian Assange

La delegación de legisladores, conocida como el Grupo Parlamentario Bring Julian Assange Home (Traer a Julian Assange a casa), se reunió con la embajadora de Estados Unidos en Australia y pidió a Washington que retire los cargos contra el fundador de WikiLeaks

Parlamentarios de varios partidos australianos se reunió con la embajadora de Estados Unidos en Australia.

Un grupo de parlamentarios de varios partidos australianos se reunió con la embajadora de Estados Unidos en Australia el martes y pidió a Washington que retire los cargos contra el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, un ciudadano australiano.

La delegación de legisladores, conocida como el Grupo Parlamentario Bring Julian Assange Home (Traer a Julian Assange a casa), le dijo a la embajadora Caroline Kennedy que había un amplio apoyo para Assange en el Parlamento australiano.

 El parlamentario independiente Andrew Wilkie dijo en un comunicado que los legisladores «inculcaron a la embajadora el amplio apoyo en el parlamento australiano para el Sr. Assange, del cual se hicieron eco claramente tanto el primer ministro como el líder de la oposición la semana pasada cuando dijeron que este asunto había continuado por tiempo suficiente».

El primer ministro australiano, Anthony Albanese, dijo la semana pasada que estaba «frustrado» por los continuos esfuerzos de la administración Biden para extraditar a Assange. Si es condenado en EE. UU., Assange enfrenta hasta 175 años de prisión por publicar información relacionada con las guerras de EE. UU. en Irak y Afganistán, apuntó antiwa.com.

La condena sentaría un peligroso precedente para la libertad de prensa en Estados Unidos y en todo el mundo, ya que Assange no es ciudadano estadounidense. La administración de Biden ha estado bajo más presión para retirar los cargos contra Assange, quien está en la prisión de Belmarsh en Londres desde abril de 2019, cuando el Departamento de Justicia de la administración Trump reveló la acusación en su contra.

Assange fue encarcelado luego de varios años en la embajada ecuatoriana en Londres, hasta que el entonces presidente del país latinoamericano, Lenin Moreno, le retiró el asilo político, protección que le había sido concedida por el presidente Rafael Correa.

Más líderes mundiales se han pronunciado por Assange, incluido el presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva. «Es una vergüenza que un periodista que denunció engaños de un Estado contra otro sea detenido, condenado a morir en la cárcel y no hagamos nada por liberarlo», dijo Lula la semana pasada.

En abril, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador recibió en el Palacio Nacional a John y Gabriel Shipton, padre y hermano del fundador de WikiLeaks, ante quienes aseguró que lo seguirá defendiendo al considerar que Assange es un preso político y su caso «es un inaceptable agravio a la libertad de expresión».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *