abril 20, 2024 ¿Quienes somos?

Presentan propuesta para el perfeccionamiento del Programa del Médico y la Enfermera de la Familia

En el encuentro de esta semana de la dirección del país con científicos y expertos para temas de salud fueron analizadas transformaciones en la atención primaria para incrementar la calidad de vida de la población y su satisfacción con este servicio. Foto: Estudios Revolución.

“El Programa del Médico y la Enfermera de la Familia es una idea genial de Fidel, sumamente revolucionaria, que tenemos que defender”, enfatizó el primer secretario del Comité Central del Partido y presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en el encuentro de esta semana con científicos y expertos para temas de salud, donde se presentó el plan para el perfeccionamiento de este programa.

La estrategia modifica e incorpora cerca de medio centenar de acciones, 11 de las cuales se encaminan a la desburocratización del trabajo en los consultorios, se conoció en el intercambio, en el que participó el miembro del Buró Político y primer ministro, Manuel Marrero Cruz, y los vice primeros ministros Inés María Chapman Waugh y Jorge Luis Perdomo Di-Lella.

En la reunión, moderada por el ministro de Salud Pública, José Angel Portal Miranda, se informó que entre los retos del perfeccionamiento está asegurar el cumplimiento de la implementación del programa en los consultorios del médico y la enfermera de la familia, mantener el perfeccionamiento continuo del primer nivel de atención médica e implementar la estrategia de salud digital en la atención primaria de salud, además de consolidar y ampliar la estrategia de comunicación para los trabajadores del sector y pueblo en general.

La doctora Ailuj Casanova Barreto, jefa de Atención Primaria de Salud del Minsap, señaló que “la atención primaria en Cuba ha sido y es una política de Estado y el eje de la transformación continua del Sistema Nacional de Salud”, y dentro de él, el Programa del Médico y la Enfermera de la Familia, que aplica la atención integral al paciente, a la familia, a la comunidad y al ambiente.

La especialista comentó que en el país funcionan 451 policlínicos con 11 548 consultorios, 3 507 de ellos ubicados en zonas rurales, incluidos 1 015 en el Plan Turquino, y 7 763 en áreas urbanas. En las comunidades funcionan 11 270 consultorios del médico y la enfermera de la familia. El resto está en centros educacionales, universidades y centros de trabajo.

Tras hacer un perfil de los antecedentes y el desarrollo del programa, que en 2024 arribará a los 40 años de fundado por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, y presentar las brechas que se acumulan, la doctora Casanova Barreto explicó las premisas que se siguieron para los cambios.

El diagnóstico realizado para el perfeccionamiento incluyó, entre otros problemas, el exceso de documentación que se exige al médico y a la enfermera de la familia, el incremento de actividades que demandan otros programas de salud; las condiciones de trabajo (estructura y recursos para su desempeño), y el insuficiente número de locales y viviendas para médicos y enfermeras.

El modelo de gestión que se defiende se basa en la ciencia y la innovación, la comunicación social y la informatización como transformación digital. Su perfeccionamiento busca, a la vez, incrementar el mejor estado de salud de la población y su satisfacción con este servicio.

El trabajo para perfeccionar el Programa del Médico y la Enfermera de la Familia abarcó la realización de comisiones con expertos, cuadros, médicos y enfermeras del primer nivel de atención. Se realizaron talleres durante tres meses consecutivos en los que se propusieron nuevos cambios.

Entre las principales transformaciones del programa están la reducción del número de población a atender por médico y enfermera. Como tiempo de permanencia en el consultorio se establecieron dos años para los especialistas de medicina familiar y tres años para los residentes.

Otros cambios son mantener el ingreso en el hogar como tecnología apropiada de la medicina familiar, y la profesionalización de los servicios de urgencia de los policlínicos las 24 horas, los que estarán cubiertos por equipos de trabajo fijos conformados por profesionales diplomados o másteres en urgencias o emergencias.

También se comenzará la residencia de medicina general integral desde el primer año de la incorporación laboral a los consultorios, incluyendo los de difícil acceso y los del Plan Turquino, así como la atención diferenciada a las comunidades más alejadas del consultorio con la ubicación de una enfermera licenciada o especialista en enfermería comunitaria.

Se prevé además la atención a la ruralidad, como las áreas de difícil acceso, y a los barrios vulnerables, y la activación del consejo popular por la salud, con la participación comunitaria en la solución integral de los problemas.

La estrategia para perfeccionar el programa también rescata los equipos multidisciplinarios de atención gerontológica (EMAG), formados por un médico (especialista en geriatría o diplomado en gerontología), psicólogo, trabajadora social y enfermera, quienes complementarán la atención médica integral del médico y enfermera de la familia a los adultos mayores frágiles o en estado de necesidad.

La iniciativa también contempla, entre otras transformaciones, cambios en el sistema de trabajo para médicos y enfermeras, y en la confección de los documentos en el accionar independiente del médico y la enfermera licenciada o especialista.

Durante la presentación de la propuesta para perfeccionar el Programa del Médico y la Enfermera de la Familia, el presidente de la República sostuvo un ameno intercambio con los ponentes y demás participantes.

Insistió en las posibilidades que tienen estos profesionales de, además de hacer especialidades, realizar trabajos de investigación en las comunidades sobre diferentes problemas de salud para adquirir el grado de doctores en ciencia.

Pronósticos para la covid-19

Como es habitual en los encuentros semanales de la dirección del país con científicos y expertos para temas de salud, el doctor en Ciencias Raúl Guinovart Díaz, decano de la facultad de Matemática y Computación de la Universidad de La Habana, actualizó los modelos de pronósticos de la covid-19 para los próximos días.

Informó que del 1 al 7 de mayo de 2023 “se mantuvo el número de casos en comparación con la semana anterior. La incidencia acumulada en el país está en dos casos por 100 000 habitantes en los últimos 15 días, con una tendencia a incrementarse. Holguín, Granma y Las Tunas elevaron este indicador en la última semana.

“Todas las provincias mantendrán la tendencia al control de casos confirmados en las siguientes semanas, aunque continuará el incremento ligero del número de confirmados. Holguín, Las Tunas y Granma forman una zona donde se concentra la mayor incidencia actualmente, aunque globalmente la situación epidemiológica del país es muy similar a la del inicio de 2023.

“Se mantiene la alerta, ya que puede ocurrir un incremento de casos por la llegada de visitantes y la posible entrada de nuevas variantes. El número reproductivo está situado cercano a uno, indicando que la epidemia tiende a persistir en las siguientes semanas”.


Tomado de Cubadebate

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *