abril 19, 2024 ¿Quienes somos?

Presidio Modelo: Un Monumento de la Nación

ANIVERSARIO 43 DE LA DECLARACIÓN DEL PRESIDIO MODELO MONUMENTO NACIONAL

“Muchos se preguntarán si esto es necesario,
si es primero la industria o la poesía, el pan
o la historia. Pero la realidad objetiva es que
lo uno es tan necesario como lo otro. Sin ese
pan de espíritu, sin esas raíces, sin esa
preservación de la memoria social, nada
seríamos, más que criaturas consumistas”

Eusebio Leal Spengler

Según consta en el expediente de la declaración del Museo Presidio Modelo como Monumento Nacional, ese hecho ocurrió el 15 de mayo de 1980, en acto oficial presidido por el Dr. Antonio Núñez Jiménez, Presidente de la Comisión Nacional de Monumento, en ocasión de celebrarse el aniversario 25 de la excarcelación de los Moncadistas, en el cual fue inaugurado un nuevo montaje museográfico que ampliaba la información y exposición de recursos existentes hasta ese momento.

Al cumplirse próximamente 43 años de ese histórico hecho, se gestiona su nueva concepción como Conjunto Monumentario Patrimonial y su región histórica, para testificar la perdurabilidad de su existencia, sentido de  pertenencia, pertinencia, así como, que cómo a partir de diferentes usos, se reafirme la sustentabilidad de todo el conjunto hasta que con su trabajo y desarrollo, pueda alcanzar el más preciado galardón a que aspira una institución de su tipo,  que es integrar la lista de los sitios patrimoniales universales de la Unesco, porque sus valores arquitectónicos, históricos y culturales lo sustentan con creces.

Tengamos presente que este penal fue construido entre los meses de octubre de 1925 y febrero de 1932, bajo gobierno de Gerardo Machado, quien colocó la primera piedra el 1ro. de Febrero de 1926. La ejecución se inició con la edificación del campamento para sus constructores, que eran reclusos, y los almacenes para materiales. Este proyecto tuvo como modelo la cárcel de Jolliet, situada en el estado de Illinois, en Estados Unidos y estuvo a cargo como ingeniero jefe del proyecto original el Arquitecto Cesar E. Guerra.

Muchos años de ignominia, abusos asesinatos, maltratos y violación general de los derechos humanos de los penados caracterizaron a ese Reclusorio Nacional para Hombres, nombre con el que fue creado, y nada de “Modelo” como régimen educativo que proclamaba este sanguinario gobierno de turno, dada su exclusiva novedad conceptual en cuanto a los métodos correccionales, que, por el contrario, tal como se describe en los textos y en los testimonios de los que lo padecieron y sobrevivieron, en la realidad se convirtió en un “Modelo” pero de crímenes, una máquina trituradora de hombres, una factoría del terror, donde imperaron la crudeza, la muerte, la venganza perpetua, la fatiga y el hambre, la humillación y el tormento.

Con el triunfo de la Revolución se eliminan esos males y se inicia una etapa de reeducación de los penados a  partir de un plan que se extiende a todo lo largo y ancho del país. En el año 1967 se desactiva la prisión y el 30 de julio de 1973, en saludo al Día de los Mártires de la Revolución en el que estuvieron presente 19 moncadistas, se inaugura oficialmente el museo ubicado en el pabellón No. 1 del antiguo hospital donde sufrieran prisión Fidel y los asaltantes a los cuarteles Moncada en Santiago de Cuba y Carlos Manuel de Céspedes en Bayamo desde el 13 de Octubre de 1953 hasta el 15 de mayo de 1955.  

El encierro de esos valerosos cubanos no pudo quebrar sus ideas y sirvió como prisión fecunda por la cohesión lograda, el nivel de preparación alcanzado en la Academia Ideológica “Abel Santamaría por los Moncadistas, y la concepción de las nuevas acciones que harían posible la continuidad de la lucha por la definitiva liberación de la nación.

Con un vasto aval de argumentos históricos y patrimoniales se había otorgado al Museo Presidio Modelo la condición de Patrimonio Nacional, mediante la Resolución No. 3 de la Comisión Nacional de Monumentos que había sido fechada el 10 de Octubre del año 1978, fundamentada en la importancia histórica del lugar, al recluir entre sus muros a dos generaciones de la más pura rebeldía revolucionaria, jóvenes de la Generación del 30 y de la Generación del Centenario, además de su valor arquitectónico, ya que es entre las construcciones civiles, un notable ejemplo de la tipología del edificio carcelario de la época de construcción panóptica que lo distingue como el único existente en América Latina; A ello se unen las 34 las edificaciones que lo componen, las garitas del sistema de vigilancia y la cerca perimetral que enmarca todo el conjunto, que expresa, acabadamente, el desarrollo tecnológico – constructivo de su momento.

Poco a poco el Monumento Nacional Presidio Modelo va venciendo los embates del tiempo entre muros con una posición prominente entre los demás sitios declarados con esa condición en el municipio como la Casa Museo Finca El Abra, Las Cuevas de Punta del Este, más reciente designación del Cementerio Norteamericano, todos con un nivel progresivo de deterioro que sobrepasa los límites locales para su reconstrucción, incluso, a partir de la situación económica actual del país, se precisaría de la colaboración internacional para lograrlo.

Todo ello supone realizar un cambio de mirada en la concepción y uso de estos inmuebles, tanto el natural como el resto ubicados en edificaciones o el campo santo, que requieren cuantiosos recursos a la vez que se necesita de su valiosa existencia y sostenibilidad.

No es casual entonces que en junio del 2021 se aprobara una Estrategia para la Protección y Desarrollo Integral del Conjunto Monumental Presidio Modelo y su Región Históricala cual constituye un anhelado sueño de los pineros que poco a poco ya comenzó a materializarse.

Desde su aprobación se comenzaron a realizar acciones constructivas en algunos edificios principalmente en el techado de la Circular No. 4, se gestionan materiales y fuerzas calificadas para edificar las obras y, de forma paralela,  se acomete un imprescindible proceso de conceptualización y planeamiento estratégico de muy alto rigor científico que servirá como basamento teórico-funcional para la elaboración de un Plan Especial de Desarrollo Integral que esboce el camino a recorrer con este propósito hasta el 2030.

En una entrevista concedida al Victoria por el Ingeniero Arsenio Manuel Sánchez Pantoja, quien se desempeña como coordinador general de la Red de Oficinas del Historiador y del Conservador de las ciudades patrimoniales de Cuba, expresó:

“Todo inició en el año 2017 cuando un grupo de especialistas de diversas instituciones pineras empezamos a dialogar sobre el patrimonio de la Isla y la urgente necesidad de llevar a cabo acciones profundas y sistemáticas. Así nació lo que hoy llamamos Isla Patrimonial que no es más que un frente de trabajo conjunto para guiar la protección y gestión del patrimonio cultural y natural pinero.

(…) Tuvimos la oportunidad de conversar con el doctor Eusebio Leal acerca del Presidio y nos comentó algunas de sus ideas, sus criterios de uso, líneas generales para desarrollar allí un gran proyecto donde la cultura sea el centro. En el 2010 o 2012, el propio Eusebio como presidente de la Comisión Nacional de Monumentos estuvo coordinando algunas acciones y realizó varios esfuerzos”.

De cara a la modernidad y los nuevos retos para mantener a estos sitios en función de la educación, la cultura y el fortalecimiento de las tradiciones e idiosincrasia del pueblo, es que se concibe y desarrolla el Conjunto Monumental Presidio Modelo y su Región Histórica, el cual constituye un nuevo concepto propuesto para el sitio por el grupo de especialistas que laboran en este proyecto, asesorados por expertos con amplia experiencia de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana y el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural.

Esta nueva concepción no es mera palabrería rimbombante, por el contrario, su objetivo consiste en lograr que el contenido con que históricamente el pueblo ha concebido el Presidio Modelo sea modificado y ampliado en el propio proceso, ya que por la nueva concepción, el Presidio no es solo el museo, sino todo el conjunto arquitectónico y monumental, porque cada piedra, cada edificio, cada vial, el entorno natural y el diseño de los espacios, constituyen parte importante de este nuevo diseño y proyección cultural para un uso sostenible.

Con el objetivo de conocer la situación actual en que se encuentran las labores en el proyecto contactamos vía WhatsApp con el Ingeniero Arsenio Manuel, el cual refiere que “…en estos momentos se continúa trabajando arduamente con todo lo que tiene que ver con la conceptualización del propio proyecto; es un aspecto que ha seguido avanzando y los encuentros técnicos que estamos teniendo con varios especialistas, tanto en La Habana como en la Isla, están teniendo mucho éxito y van a encaminar al proyecto por un camino verdaderamente positivo.

Entre otros aspectos nos precisa el interés de reactivar los contactos con la nueva dirección política y gubernamental de la Isla para proyectar las acciones a emprender, así como dar los pasos necesarios para hacer realidad la creación de la Unidad de Gestión Especializada de Presidio Modelo que habían propuesto, para que funcione de forma independiente radicada en el entorno del conjunto monumentario.

Esta Unidad de Gestión “mientras tanto”, tendrá la misión de coordinar todo el quehacer del proyecto en la planificación y ejecución de las actividades culturales, sociales, científicas, institucionales, de asociación, así como las acciones requeridas para darle un valor de uso, cotejado por ella, a diferentes edificaciones con la participación de artistas, trabajadores, nuevos actores económicos e instituciones estatales, de modo que permitan contribuir a la restauración progresiva de algunos locales y la inyección de un financiamiento que favorezca la vitalidad de la Unidad de Gestión y sus trabajadores, sin que representen una carga para el presupuesto del Estado.

Insiste en que esta nueva concepción  hacia el futuro  permitirá no solo afrontar el proceso de protección, valorización y desarrollo del monumento y el territorio donde se localiza, además, generará e incentivara nuevas asociaciones con la economía y la vida de la Isla, con Cuba y con el mundo, ya que luego de lograr la sistematicidad necesaria, de conformar un minucioso expediente y demostrar ante expertos cubanos y extranjeros sus valores y excepcionalidad nacional e internacional, hará posible optar por la inscripción de este sitio en la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco.

Un aspecto que formará parte de los argumentos para esa nueva proyección será que aquí también se acogió a reclusos de varios países durante la II Guerra Mundial y cuando Cuba, junto a los Estados Unidos, les declara la guerra a Japón, Italia y Alemania, el gobierno aprueba el Decreto 3343, donde se declaran enemigos de la nación a los ciudadanos de esos países residentes en el territorio cubano, lo cual propició que en el penal pinero se habilitara el Campo de Internamiento, donde se encerraron 350 japoneses, 50 alemanes y 25 italianos, alcanzando así una proyección internacional.

Esta propuesta sería el mayor anhelo de este pueblo que vive orgulloso de sus valores y su historia, que alcanzaría con ello un muy alto reconocimiento cultural y mediático a nivel internacional, lo cual contribuirá a la estimulación de dinámicas de todo tipo entre ellas, sociales, culturales, económicas y ambientales sin precedentes en todos los ámbitos con un beneficio y orgullo común de este pueblo.

Es así, con el paso del tiempo, de las significaciones de uso de los sitios históricos y patrimoniales como ecosistema cultural y de los hechos, abrazamos el concepto inicial del Maestro Eusebio Leal, en cuanto a la relevancia del Conjunto Monumentario Presidio Modelo y su región histórica, Patrimonio de la Nación, que enaltece el sentimiento del pueblo, para con un valioso empeño llegar a convertirse en Patrimonio Mundial de la Unesco.


Por: Sergio I. Rivero Carrasco

Video relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *