abril 20, 2024 ¿Quienes somos?

Renovado espacio para el libro

Después de estar ubicada en otras edificaciones de calle Martí en el bulevar pinero después del triunfo revolucionario, específicamente el perteneciente al Banco Popular de Ahorro, ocupó el local de hoy en esquina a 22, una edificación colonial que sufrió el deterioro del tiempo con casi el desplome del techo y fue necesario someterla a una rehabilitación capital, con el cuidado de preservar sus valores patrimoniales como son el piso y la cubierta de dos aguas con tejas de barro, elaboradas en la fábrica de cerámica roja de Industrias Locales.

Esta última rehabilitación, con un costo superior a los 2.5 millones de pesos, comenzó hace poco más de dos años, pero en este tiempo atravesó por diferentes etapas y mano de obra constructiva, sorteando algunas dificultades que impidieron su normal avance.

Primero esta obra fue entregada por sus inversionistas de la Dirección Municipal de Cultura a la Mipyme “Gran Pino”, que después de contar con el acero asignado por el Consejo de la Administración Municipal, inició la confección de los aros –más de 300– que llevaban las piezas para poder fundir, labor que ejecutaron en un establecimiento de la Empresa Constructora Integral del territorio con las condiciones técnicas requeridas; además, estuvieron listas las viguetas y plaquetas para techar los portales.

El otro paso ejecutado, a partir de la madera recibida, fue la fabricación de los tableros necesarios en la fundición del cerramento, a la vez que se realizaban trabajos de limpieza propios de las acciones constructivas, hasta que la Mipyme “Gran Pino” se desintegró y se hizo entrega de la obra al Fondo Cubano de Bienes Culturales que asumió el trabajo con una brigada.

Las acciones realizadas comprendieron: el desmonte de la cubierta, restauración de las paredes, encofrado de los arquitrabes, fundición del cerramento del portal y del espejillo de la parte alta de la librería, además de ponerse las viguetas y plaquetas del portal. Entre otras labores se situaron las plaquetas y viguetas en el recinto; además, se realizó la compra y ubicación de las tejas criollas; montaje y compra de los accesorios sanitarios, la pintura, instalaciones eléctricas, compra y colocación del piso, junto a la confección y montaje de la carpintería, el diseño de colores para la pintura del loca hasta su culminación y próxima entrega.

Durante el tiempo que la librería ha estado sometida a la rehabilitación capital, sus trabajadores fueron protegidos, y para que pudieran seguir cumpliendo con su objeto social se ubicaron de manera provisional en las instalaciones de la antigua academia de artes plásticas Wifredo Lam, y se ubicaron en diferentes punto del bulevar para realizar la venta de libros, lo cual les ha permitido mantenerse cobrando el salario sin dificultad alguna.

La inversión ha llegado a su etapa final con un gran esfuerzo colectivo de la brigada constructora, los propios trabajadores de la librería y de la Dirección Municipal del Libro, que con mucho compromiso asumieron esta fase de terminación como parte de las tareas emprendidas por el Movimiento Político #SentirPinero, que se ha propuesto modificar la imagen de la Isla, contribuir a su desarrollo socio económico y elevar el nivel de vida del pueblo pinero.

Ahora los pineros, contarán en breve con una hermosa instalación que asegurará la venta de los libros que ayudarán a saciar la sed de lectura.

Concluirá próximamente rehabilitación de la librería Frank País.


Por Sergio I. Rivero Carrasco

Fotos: Ana Isa Verdecia e Internet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *