abril 12, 2024 ¿Quienes somos?

Retumbaron hoy los muros del Presidio

Con una velada político-cultural los pineros recordaron las siete décadas de cuando los Moncadistas confinados en el Reclusorio Nacional para Hombres, el Presidio Modelo, con toda la fuerza e hidalguía que los impulsaba, le cantaron al dictador Batista el himno del 26 de Julio desde una de las ventanas de la Sala No. 2 del hospital del reclusorio donde se encontraban.

Era un grito primigenio de libertad, era como el ¡Viva Cuba Libre! que entonaban los mambises en la manigua, porque esa también era su manigua, el  lugar que convirtieron el encierro en Prisión Fecunda, el lugar donde se capacitaron y prepararon la continuidad de la lucha una vez que fueran puestos en libertad; fue el lugar donde Fidel pudo transcribir entre líneas de las hojas de los libros con zumo de limón la “Historia me Absolverá”, su alegato de defensa que se convirtió en Programa de la Revolución en el poder.

Como dijo Fidel en el centenario del inicio de nuestras luchas, la Revolución cubana es una sola, y los Moncadistas en Presidio también dieron continuidad a la Revolución.

Estas siete décadas que nos separan de aquel día, han servido para que esas ideas no palidezcan y se multipliquen en el quehacer cotidiano, puesto de manifiesto en las palabras centrales de Yander Zayas, miembro del buró del Partido, y que ratificaron Osbel Lorenzo, el Primer Secretario junto a otros dirigentes partidistas, del gobierno y de las organizaciones de masas.

También lo hicieron patente todos los allí reunidos hoy, que codo con codo como símbolo de la indisoluble unidad entre todas las generaciones de cubanos, entonaron a viva voz, como hace siete décadas, la gloriosa Marcha del 26 de Julio, canción de pueblo que hizo retumbar en esta celebración, los fuertes muros del Presidio.


Por Redacción Web

Fotos Noel Otaño

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *