mayo 21, 2024 ¿Quienes somos?

The New York Times restringe el uso de algunos términos en referencia al conflicto en la Franja de Gaza

Foto: RT en Español

El medio estadounidense The New York Times en un documento interno obtenido por The Intercept dio instrucciones a sus periodistas sobre qué términos no pueden usar en referencia a la Franja de Gaza en medio de las hostilidades entre Israel y Hamás en el enclave palestino.

Las restricciones refieren a las expresiones "territorio ocupado", "genocidio", "campo de refugiados", "Palestina", "masacre" y "combatientes", entre otras. El memorándum interno escrito por la redactora de normas del NYT Susan Wessling, el redactor internacional Philip Pan y sus adjuntos fue distribuido entre los empleados en noviembre y tenía el objetivo de ofrecer "orientación sobre algunos términos y otras cuestiones" en relación con el conflicto iniciado en octubre.

Emitir este tipo de directrices para garantizar la precisión, la coherencia y los matices en la forma en la que cubrimos las noticias es una práctica habitual, afirmó Charlie Stadtlander, portavoz del Times, explicando por qué habían emitido el documento. El periódico intenta asegurarse de que el lenguaje usado por los periodistas sea sensible, actual y claro para nuestro público, dijo.

Restricciones

Según la guía, el medio impuso una serie de restricciones con respecto al uso de algunas palabras o términos, argumentando que su objetivo es "proporcionar información clara y precisa, y el lenguaje acalorado puede, a menudo, oscurecer más que aclarar los hechos".

“Genocidio” y “limpieza étnica” están vedados, pues el NYT considera que estos términos únicamente pueden utilizarse en casos concretos, conforme con sus definiciones legales. “También deberíamos poner la vara muy alta a la hora de permitir que otros lo utilicen como acusación, entre comillas o no, a menos que estén presentando un argumento de fondo basado en la definición jurídica”, indica la guía.

Al mismo tiempo, tienen prohibido utilizar el vocablo “Palestina” en relación con el Estado actualmente existente en Medio Oriente, así como “campo de refugiados”, aunque, según la ONU, hay ocho campos de refugiados en el enclave palestino. A pesar de la designación oficial en esos términos por parte de la organización internacional, se insta a los redactores a que se refieran a ellos como barrios. En el mismo contexto, se recomienda evitar la expresión "territorio ocupado" en vinculación con la Franja de Gaza o Cisjordania.

Otra recomendación controvertida se refiere a cómo deben etiquetar a los miembros de Hamás. Por ejemplo, el documento interno aconseja utilizar el término “terroristas” para denominarlos, explicando que han atacado a civiles, mientras apela a que no usen la palabra “combatiente”.

Cabe señalar que no todas las recomendaciones del documento se aplicaron tal y como estaban escritas. Por ejemplo, se aconsejó a los redactores que no utilizaran palabras como “matanza”, “masacre” y “carnicería”, sin embargo, estos términos se aplicaron repetidamente al ataque de Hamás contra Israel el 7 de octubre, pero casi nunca para caracterizar las acciones de este último.

La frustración de los empleados

A pesar de que estas pautas se presentan como un modo de mantener principios periodísticos objetivos en la cobertura de la guerra en Gaza, empleados del medio le manifestaron a The Intercept que, en realidad, este principio no se realizaba. “Creo que es el tipo de cosa que parece profesional y lógica si no conoces el contexto histórico del conflicto palestino-israelí”, declaró una fuente de la redacción del NYT, comentando el documento, y agregó que si conoces la historia del conflicto "quedará claro lo apologético que es para con Israel".

Además, destacó que algunas de las restricciones, por ejemplo, el uso del término “territorio ocupado”, ocultan la realidad. ¹Básicamente se está eliminando la ocupación de la cobertura, que es el núcleo real del conflicto”, sostuvo. “Es como: 'Oh, no digamos ocupación porque podría parecer que estamos justificando un ataque terrorista”, añadió.

“No es raro que las empresas de noticias establezcan directrices de estilo […] Pero hay normas que únicamente se aplican a la violencia perpetrada por Israel. Los lectores se han dado cuenta y entiendo su frustración”, concluyó la fuente.


(Tomado de Cubadebate)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *