mayo 21, 2024 ¿Quienes somos?

Tour con una historia de vida a cuestas I

Hace unos días publicamos una experiencia interesante cerca de un ejercicio de culminación de estudios que se le dan los toques finales en la carrera de Gestión Sociocultural para el Desarrollo, acción comunitaria que se desarrolló en un primer momento en la escuela Josué País, donde estudió el sujeto de su Historia. Muchas emociones se vivieron allí con los niños y sus maestros, habidos de conocimientos.

Trascurrida una semana, Ana Isa ya saltaba sola, y después de algunas necesarias gestiones, emprendió nuevas acciones en una especie de Tour de Historia de Vida; y volvió a preparar su “valija”. Formó un tremendo hormiguero en su cuadra, para cumplir el gran sueño que la embargaba, porque consideraba que era imperdonable no realizar el intercambio promocional de la Historia de Vida en el ámbito en que nació y creció su paradigma… Fue aquí que comenzó el Tour.

El primer punto del Tour fue la Casa de abuelos “Alegría de Vivir” de Nueva Gerona, ubicado en calle 37 e/ 14 y 18, frente con frente a la casa natal del artista.

Cuán agradable sorpresa recibimos al llegar al lugar encontrar allí al padre y la  hija del artista junto a varios vecinos que conocen a la familia, y han residido en el lugar toda la vida y lo vieron crecer. Pero la vida de las personas es impredecible, como dijo Juanita, la vecina arquitecta que vive en el edificio de al lado, asombrada y contenta expresa que lo ha admirado siempre por lo correcto que es, bien llevado con los vecinos, y aunque sabía que era artista, no conocía de su obra, pero ahora confiesa estar deslumbrada por la belleza y laboriosidad que lleva cada uno de sus cuadros hechos a punto.

Entre los presentes en la casita se encontraba Francisco Villanueva, también conocido por Panchín; su profesión es profesor de idioma inglés, quien con mucho cariño y admiración expresa que él fue maestro del artista cuando estudiaba en la Escuela Elemental de Arte Leonardo Luberta Noy, y puntualiza que era muy buen estudiante, disciplinado, estudioso, con buenos resultados docentes y en la especialidad; no conoce algún elemento negativo de esa época, y se admira por la carrera profesional que ha hecho ese artista que fue su alumno, y del cual se orgullece.

Un ameno intercambio por más de una hora ocupó la mañana.Todas las interrogantes tuvieron respuesta, los allí reunidos mostraron especial interés y algunos expresaron que esa acción hecha por la compañera Anita debía generalizarse, porque conocen a personas que han tenido una carrera brillante en la vida, han sido hasta condecorados, y aunque son personas normales, como se dice “de a pié”, que comparten el barrio, las colas de la bodega o el trabajo voluntario, merecen ser reconocidos por la comunidad.

Ante ese planteamiento Ana Isa les explica que precisamente ese es el tema principal de su trabajo, es el problema a demostrar, porque no es una práctica promover las Historias de Vida de personas comunes que han logrado desarrollar una trayectoria que merece el reconocimiento por sus valores y aportes a la sociedad, a la docencia, la defensa, el deporte, la cultura y en cualquier ámbito. Por eso insiste en la necesidad de estimular esa práctica.

Les expresa con emoción, que  “entre ustedes mismos hay muchos que en su juventud dieron importantes aportes al desarrollo de la Isla, y las nuevas generaciones que han nacido y desarrollado en el barrio no los conocen, no saben de dónde vienen ni ellos mismos. Puede suceder con algunos de sus propios nietos, incluso”, les puntualizó Ana Isa.

El espacio, como actividad comunitaria al fin, fue propicio para despedir a la Residente MGI Yaima Pérez Barroso, la médico de familia que allí trabajaba, y además darle una calurosa bienvenida a Doctora Grisel La Rosa Rodríguez, especialista MGI, que al llamado de la Revolución dio el paso al frente en su natal Santiago, y vino para la Isla a reforzar la atención primaria de Salud con toda la familia. También estuvieron la Lic. Dayneris Vega Pérez, directora de la Casa de Abuelos Francisca Navia Cuadrado y Osmaida Loredo, la administradora, así como la Presidenta del CDR 3 Esperanza Loyola, al frente de los vecinos y hasta la Licenciada en Cultura Física Mailin García Pupo, que atiende el círculo de los abuelos de estas instituciones.

Como espectadores, les transmitimos que fue una mañana de emociones, un acto de justicia reverenciado por los allí presentes, que felicitaron a la estudiante universitaria Ana Isa Verdecia por la calidad de su actividad promocional, y le pidieron que llevara nuevas experiencias con otras personas, para quedar sorprendidos nuevamente como sucedió con Rafael M. Calvo Gonzalez, el vecino que ahora admiran más.


Texto y fotos Redacción Web y colaboración

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *