junio 20, 2024 ¿Quienes somos?

Un paseo por el centro histórico de Nueva Gerona…

La escultura Isla de la Juventud.

Escultura “Isla de la Juventud”.

La Isla de la Juventud ha sido visitada durante su existencia por personas de diferentes lugares del mundo con ocupaciones, objetivos y tendencias diversas.

 El desarrollo de la educación internacionalistas en todo el territorio pinero, a partir de 1977,  llámó la atencion de muchas personalidades del orbe que comenzaron a arribar  a la Isla individualmente o en grupos integrados por políticos, intelectuales, artistas y gente común que apoyaba esta obra de la Revolucion Cubana.

Uno de aquellos jóvenes creadores fue el holandes Hans Rikken que llegó a la Isla como miembro de la brigada de solidaridad  con Cuba José Martí, el cual quedó impresionado al ver como los estudiantes africanos mantenian y cultivaban su cultura, y quiso llevar esa expresión de internacionalismo a una obra artistica y como una manera de decirle a Cuba que no estaba  sola.

Cuando en Holanda construía la escultura, con la ayuda de su padre y otros familiares en la carpinteria, algunas personas le preguntaban ¿Por qué haces una escultura para Cuba? , Hans les respondía que en Cuba habia cosas muy interesantes y que se ayudaba a niños de otros paises.

Como miembro de   la Asociacion de Amigos de Cuba en Holanda, declaró que la escultura  era una forma para contrarrestar lo que en su pais se decia acerca de Cuba “ esta es una manera de decir la verdad y de demostrarle a Cuba que no está sola, que tiene muchos amigos.”

Portal del cine Caribe.

La  bella escultura, que Hans Rikken nombró “Isla de la Juventud”, se instaló en el amplio portal del cine Caribe en 1991 después de una breve ceremonia donde participó su autor y aún permanece en el lugar mostrando su imagen original, pues forma parte de nuestro patrimonio artístico.

El valor  material de esta escultura, confeccionada en madera preciosa y cobre, asciende a 15 mil dolares, pero su mayor riqueza está en lo que su autor quiso expresar en ella, lo cual plasmó para aquellos que la admiren, convirtiendose en una huella imperecedera de un periodo histórico que atravesó el territorio pinero en  donde miles de estudiantes extranjeros alcanzaron el pan de la enseñanza para su crecimiento humano y el desarrollo de sus pueblos.

Si nos detenemos a apreciarla, observaremos  que la parte de abajo de la escultura trata de expresar mediante frutas pineras el desarrollo de la cutura africana aquí en la Isla de la Juventud, y en la cabeza, ya más tecnica, más acabada, la conservacion de esa cultura.

 La parte de arriba (la cabeza) es como un  instrumento musical africano, significa además musica, cultura y desarrollo porque la cultura es una manera de desarrollarnos.


Por: Lic. Guillermo F. Maquintoche Vázquez.

Fotos: archivo personal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *