junio 20, 2024 ¿Quienes somos?

Una gran ronda para los niños del mundo

La Humanidad debe darle a los niños lo mejor de si misma.”
Declaración de Ginebra.

Hoy, primero de junio, día Internacional de la Infancia, no podemos cantar con toda la alegría como quisiéramos, no podemos entonar a viva voz la ronda de la vida o cantarle a la felicidad, mientras en la franja de Gaza sigan muriendo niños por hambre y por los ataques genocidas de Israel. Las cifras son alarmantes que derrumban los corazones y aprietan la garganta. Solo algunos datos no nos dejarán mentir, porque el número de niños muertos en Gaza desde el 7 de octubre supera al 29 de febrero supera a la de los niños muertos en las guerras que se han producido en todo el mundo durante los últimos cuatro años; cifra expresada en una publicación por Philippe Lazzarini, comisionado general de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo, UNRWA, en su cuenta oficial de la plataforma X. en la que además expresa tácitamente: ”Esta es una guerra contra los niños. Es una guerra contra su infancia y su futuro”.

El mismo expone un gráfico con información elaborada a partir de datos de las Naciones Unidas y del Ministerio de Sanidad de la Franja de Gaza, que muestra el número de niños muertos en Gaza entre el 7 de octubre y el 29 de febrero y los que murieron en los últimos cuatro años: 12 193, y solo desde octubre del 2023 a febrero del 2024 la cifra asciende a 12 300.

Por si fuera poco,  unido a la situación bélica desmedida y deshumanizada de Israel con total ensañamiento, se suma la situación de hambruna que empieza a matar niños provocando un aumento desmedido de las muertes sobre todo entre el 1ro. y el seis de marzo del 2024.

Según apunta  la cadena TeleSur, en el día 237 del asedio de las fuerzas sionistas en Gaza y Cisjordania, los palestinos asesinados por los constantes ataques de Israel superan los 36, 200, con una mayoría de víctimas de mujeres y menores.

Todos los niños del mundo

El mundo tiene prisa, el mundo necesita respirar, el mundo también necesita sonreír, los niños del mundo tienen que sentir que la mejor forma de vida es el amor y no la guerra; que el cariño de familiares y sobre todo, el de los padres, es lo más importante para crecer sanos física y espiritualmente.

Los niños necesitan de la escuela, del aprendizaje, de practicar los buenos modales, fomentar hermosos sentimientos y amar a los demás niños como a sus propios hermanos.

Vivimos en la gran casa que nos cobija a todos, vivimos en nuestro planeta, ya bastante maltratado por el efecto nocivo de la acción del hombre, del saqueo de los recursos naturales, de la agresión a la naturaleza perjudicando a los ecosistemas que hacen posible la vida en él.

Todo eso deben conocer los niños para que actúen en consecuencia.

Los gobiernos deben sentir que no hay gobernanza alguna sin amor a la infancia, sin atención a la infancia, sin que los niños puedan ejercer sus derechos como bien proclama la convención y que puedan venerar con cariño a sus paradigmas de héroes..

Entre tantas adversidades, siempre debe haber luces que resplandezcan y proyecten el futuro: Un futuro de paz, para que no haya niños muertos por guerras, maltratos o desatenciones.

Los invitamos hoy a hacer una gran ronda, en la que caben todos los niños con independencia del país en que viva, su raza, origen económico, credo, idioma, porque todos son niños, sin especificidades y en ella puedan alzar sus voces hasta el infinito del firmamento para que todos canten al amor y sean un poquitín más felices.

Que canten los Niños, Cascabelitos (Proyecto Escaramujo)


Por Sergio I. Rivero Carrasco

Fotos tomadas de la Red

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *