abril 19, 2024 ¿Quienes somos?

Una segunda oportunidad para ser útil

El reciclaje no solo genera beneficios al medio ambiente, sino también al principio de una economía circular, que implica reducir los desperdicios al mínimo, así como reutilizar, reparar, restaurar y reciclar materiales y productos ya utilizados.

Sin embargo, en lo que va de año, algunas dificultades han lastrado el loable desempeño de la empresa encargada en el territorio de esa provechosa tarea, como consecuencia de la pandemia de covid 19.

Por otra parte, la recolección de chatarra ferrosa es uno de los rubros que decae en la Isla y no precisamente por falta de gestión.

El reciclaje de papel y cartón,  y de envases de aluminio y de cristal, tampoco escapan a las veleidades del desabastecimiento provocado por la covid y agravado por el bloqueo.

Sin embargo, a pesar de que las potencialidades del reciclaje se ven afectadas por estos días, también incide la irresponsabilidad de algunas empresas, en franco incumplimiento de la ley 1288.

A pesar que desde hace años reciclar se ha convertido en un deber para con la economía, lo cierto es que las cifras muestran que aún queda mucho por avanzar en ese ámbito, un lujo que no podemos permitirnos y menos aún en estos tiempos.

Envases de aluminio recuperados (c) RESIDUOS PROFESIONAL

Reciclar es una prioridad para avanzar hacia una economía sostenible, que principalmente consiga reducir la presión sobre el medio ambiente, disminuir la importación de nuevas materias primas,  y potenciar la competitividad, la innovación y el crecimiento económico. Para lograrlo,    se precisa el compromiso de todos.


Por: Linet Gordillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *