julio 14, 2024 ¿Quienes somos?

¡A bailar se ha dicho!

Tenemos muchos motivos para bailar porque hoy es el Día del Son cubano, y se celebra cada 8 de mayo desde que fuera instituido en el 2020, en homenaje a esta expresión músico-danzaria y al legado musical de sus grandes exponentes, Miguel Matamoros y Miguelito Cuní. En esa ocasión también rindió tributo al muy querido Adalberto Álvarez (ya fallecido), Premio Nacional de Música 2008, quien soñó y defendió la existencia de una fecha dedicada al género, que se celebra hoy en toda Cuba.

En este 2024 el Día del Son se dedica al Maestro de Juventudes y Premio Nacional de Música 2005 Frank Fernández, por haber cumplido ya los 80 años de edad y 65 de vida artística, al aniversario 35 de la fundación del Instituto Cubano de la Música, y al 60 de la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales EGREM

Para celebrar el Día del Son Cubano intérpretes y agrupaciones defienden esa sonoridad y coinciden en atesorarle al Día del Son una gran fortaleza  para preservarlo como Patrimonio musical de la nación y exponente de los grandes valores identitarios de la cubanía.

Desde el seis y hasta el nueve de mayo se está celebrando el evento Musicalia en la Universidad de las Artes, que este año se une a los homenajes señalados por el Día del son, y casi coincide su clausura con las celebraciones por ese Día, lo cual constituye un ejemplo más, donde se reafirma el quehacer estudiantil por preservar los valores de la música y el legado que se hace en Cuba.  

Desde todos los rinconcitos de del archipiélago, incluyendo nuestra ínsula, se realiza un gran esfuerzo para mantener vivas estas tradiciones  como genuina defensa de nuestra identidad, y se puede demostrar en que por estos días Cuba se ha convertido en una gran rueda de casino, logrando dos Premios Guinnes: A la rueda más grande y a la mayor cantidad de participantes. Esa es otra gran victoria de Adalberto con su interés por lograr que el ritmo trascienda con fuerza en las más jóvenes generaciones.

Según confirman los especialistas, el son cubano es un género vocal e instrumental bailable que constituye una de las formas básicas dentro de la música cubana que fusiona elementos musicales africanos con elementos musicales españoles.

Se reafirma que nació en la región más oriental de Cuba, en lugares como Guantánamo, Baracoa, Manzanillo y Santiago de Cuba a finales del siglo XIX, aunque hay testimonio de que los sones cubanos más antiguos conocidos datan del siglo XVI, como el “Son de la Má Teodora”, posiblemente de 1562, interpretado por dos hermanas dominicanas, Micaela y Teodora Ginés.

Larga vida al  Son, como parte inseparable de la idiosincrasia del cubano; solos movemos los pies y hasta todo el cuerpo al sabroso ritmo del Son. ¡A bailar se ha dicho, qué hoy es su día!

Septeto Nacional de Ignacio Piñeiro: El son es lo más sublime


Por Sergio I. Rivero Carrasco

Fotos tomadas de la red.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *