febrero 3, 2023

Argentina pasa a su sexta final en Mundiales, Messi brilla y la Albiceleste sigue subiendo el ritmo

Messi celebra con los hinchas argentinos en el estadio Lusail el pase de Argentina a la final de Catar 2022. Foto: Reuters.

Croatas y argentinos liderados por dos de los “veteranos” del Mundial: Luka Modrić, 37 años, y Messi, 35. Los dos vitales para sus equipos y en muy buena forma, en estado de gracia. Ambos líderes. Pero el partido era más que un choque entre dos hombres.

Croacia en su tercera semifinal en Mundiales (1998, su primer Mundial, cayó ante Francia; 2018, venció a Inglaterra y luego cayó ante Francia en la final). Y en su segunda semifinal consecutiva.

De Rusia 2018 quedaba el recuerdo de aquel 3-0 (Rebic, Modrić y Perisic) en la fase de grupos, que puso a los sudamericanos muy cerca del descalabro. De aquel once croata subcampeón mundial, en Catar 2022 han repetido Modric, Perisic, Brozovic y Lovren, y se han sumado adiciones decisivas como el arquero Livakovic.

Argentina llegó a su sexta semifinal: (1930, derrotó 6-1 a EE.UU. y cayó ante Uruguay en la final; 1978, cuando fue campeón frente a Países Bajos; 1986, venció 2-0 a Bélgica y se coronó tras el 3-2 frente a Alemania en la final; 1990, derrotó a los anfitriones italianos en tanda de penales, y cayó ante Alemania 1-0 en la final; 2014, superó a Países Bajos en penales 4-2 y cayó 1-0 ante Alemania en la final).

Este martes 13 en el estadio Lusail de Catar, la historia fue muy distinta: el 3-0 se revirtió.

Los primeros minutos fueron de balance, pelotas compartidas y algún que otro amago sin mayores consecuencias ni peligro serio en los arcos, pero Argentina poco a poco comenzó a adelantar líneas y a incidir más (como un disparo de Enzo que desvió Livakovic pasado el minuto 20’), pero arriegándose a contragolpes croatas como el del 26’, que terminó con tiro libre por falta frente al área argentina, otra vez sin peligro a la puerta.

Argentina también amenazaba en escapadas y el primer chance le llegó en el minuto 32’, cuando un pase de lujo dejó a Julián Álvarez habilitado, le ganó las espaldas a la defensa y casi solo frente al portero lo superó con globito corto y pretendía rodearlo para rematar aunque el balón ya iba a puerta, pero en una desafortunada salida Livakovic no pudo parar y le fue encima al argentino, derribándolo. Penal.

En el cobro, Messi fue seguro y no perdonó: potente, a la escuadra derecha, inalcanzable para Livakovic. Argentina 1, Croacia, 0. Messi: 11 goles con la Albiceleste en Mundiales y superó a Batistuta como líder (10). Si antes no había anotado en choques de eliminación directa, en Catar 2022 ya ha marcado en octavos, cuartos y semis.

Pero, además, en el partido llegó a cinco goles (igualando con Mbappé en el liderazgo) y tres asistencias, y es el de más situaciones de gol (26), disparos al arco (13) y faltas generadas (18). ¿Mundial malo o normal para el 10?

Encima, la jugada terminó con amarilla para Livakovic (por la falta) y Kovacic (por protestar el penal).

Álvarez volvió a brillar en el 39’ y puso el 2-0 para la Albiceleste, con una corrida espectacular en contragolpe, avanzando entre la defensa y venciendo a Livakovic. Argentina 2, Croacia 0.

Nuevamente casi lo tuvo Argentina en el 42’, con córner y cabezazo de Mac Allister que paró Livakovic, otra vez hacia tiro de esquina.

Si empezó con balance, el partido estaba para Argentina ante una Croacia que no lograba contener a los sudamericanos. Nadie esperaba que la tuviera fácil contra Croacia la Scalonetta, pero ha sabido aprovechar las oportunidades.

Se impuso en la batalla campal de cuartos contra Países Bajos, y mandó con autoridad (con fuerza en el medio campo, defensa sólida y contundencia en contragolpes) en el primer tiempo de semifinales contra Croacia. Sin dudas.

El primer tiempo terminó con escapada con fintas de Messi por derecha, derribado cerca de la línea final… Y llegó el pitazo. Argentina fue más; el Dibu, sin sobresaltos en la puerta. No era el mismo partido, pero el 2-0 no llegaba a dar tranquilidad, luego de lo sucedido contra Holanda. Tenía que seguir apretando la Albiceleste.

Los números de la primera mitad:

Posesión: Argentina (38%) / Croacia (62%)

Remates a puerta: Argentina (4) / Croacia (0)

Córners: Argentina (2) / Croacia (2)

Balones perdidos: Argentina (50) / Croacia (64)

Tarjetas amarillas: Argentina (0) / Coacia (2)

La segunda mitad comenzó con más presión de Croacia, urgida de cambiar el marcador, y Argentina respondiendo con peligro. Argentina no se replegaba ni se conformaba con el 2-0. En el 57’, finta y escape de Messi por izquierda, disparo fuerte a la orilla del arco, pero paradón de Livakovic.

Croacia más activa, pero Argentina seguía controlando el partido.

En el 67’, la primera amarilla para Argentina. Romero derribó por detrás a Petkovic en el centro del campo.

Y en el 68’, como en sus mejores tiempos, Messi se escapó desde pleno centro del campo por la derecha, hizo bailar a Gvardiol a base de fintas cerca de la raya final y asistió milimétricamente a Álvarez para el Argentina 3 - Croacia 0.

La magia de Messi y el genio de saber cuándo compartir el gol; el talento y la oportunidad de Julián Álvarez, doblete incluido. Messi llegó a tres asistencias en Catar 2022 y el del City se confirmó como una de las revelaciones sudamericanas en el torneo.

En el 81’, salió Luka Modrić por Majer. Para muchos, una señal de la resignación de Croacia. Aplausos para el del Real Madrid, que sigue siendo un grande. Poco después casi llega el cuarto para Argentina, con una volea de Mac Allister que pasó cerca de la puerta croata.

Croacia trató más. En el 89’, un tiro de Majer, que estaba fresco. Pero ahí estaba el Dibu, parando. La pizarra ya parecía inamovible y Argentina estaba más cerca de repetir el sueño de 1978 y 1986.

Con cinco de alargue, el pase a la final era cuestión de minutos. Millones de argentinos (en Sudamérica y en el Lusail y en todo el mundo) y millones de seguidores de la Scalonetta y de Messi ya celebraban.

Y siguieron celebrando. Pitazo final. Argentina mandando de principio a fin con una gran demostración (esta vez sin que fuera necesaria la posesión mayoritaria), el genio de Messi y el talento de Álvarez, cambios efectivos de Scaloni, medio campo y defensa sólidos, portería garantizada por el Dibu… Y con solo dos amarillas en un partido en el que el arbitraje sí estuvo a la altura y el rosarino lideró y brilló otra vez.

¡¡¡¡¡¡Argentina, en su sexta final!!!!!

El paso de los Balones de Oro en el Mundial: Benzema (1) no llegó a jugar en Catar / Cristiano (5) dejó en llanto la cancha del Al Thumama tras el 1-0 con que los marroquíes hicieron historia, primera selección africana en pasar a semifinales en un Mundial / Hoy se ha ido Modrić (1) , otro grande, y queda Messi (7), con la ilusión por la tercera Copa que mantienen viva los argentinos y millones que siguen a la Albiceleste y al 10 rosarino en todo el planeta.

Frente a Croacia, en su quinto Mundial (debutó con 19 años en Alemania 2006, tres partidos, con un gol que puso el 6-0 frente a Serbia y Montenegro en la fase de grupos), su partido número 1 002 como profesional y 18 como capitán del once argentino (por delante de Maradona, con 16), Messi llega a 11 goles en Mundiales con la Albiceleste (Batistuta le sigue, con 10) e iguala al alemán Lothar Matthäus como jugador con más partidos en una Copa del Mundo (25).

Llegará al 26 frente al ganador del cotejo Francia-Marruecos, en la sexta final de Argentina en Mundiales.


Tomado de Cubadebate

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *