diciembre 7, 2022

Béisbol cubano: Detalles de la I Liga Élite y próximos compromisos internacionales (+Video)

Autoridades del deporte cubano, entre ellos Raúl Fornés Valenciano, vicepresidente primero del Inder, y Juan Reinaldo Pérez Pardo, presidente de la Federación Cubana de Béisbol y comisionado nacional, estuvieron presentes este jueves en el programa Mesa Redonda para informar detalles sobre la I Liga Élite y los próximos compromisos internacionales de este deporte.

Fornés Valenciano comentó sobre la implementación de la estrategia integral para el desarrollo del béisbol, proceso que comenzó antes de la llegada de la pandemia con los criterios aportados por la población.

La atención a la reserva deportiva, la selección de talentos, la implementación de este deporte como una asignatura en el sistema educativo, la ampliación del sistema competitivo con torneos femeninos y el Baseball 5, y la incorporación del softball a una atención diferenciada, fueron puntos que ejemplifican el esfuerzo que han hecho las entidades rectoras para logar este avance.

“Si no le ponemos atención a la base no vamos a poder desarrollar el béisbol”, apuntó el directivo, que dijo también se están estudiando vías de ingreso, que no solo está en la contratación de atletas.

La mejora de la calidad de los estadios, la búsqueda de nuevas fuentes de financiamiento, la atención a las glorias deportivas con nuevos parámetros para catalogarlos como tal, un mayor trabajo en las academias de la base, y la inclusión de la ciencia al deporte con la formación de los sabermétricos, son otros pasos que se han venido realizando, acotó.

Fornés habló sobre una propuesta que está en análisis para nuevos ingresos de los peloteros con una diferenciación en dependencia de su calidad y volumen de partidos jugados, que estará efectiva este año o el próximo, y sobre los planes de inserción de varios entrenadores en ligas profesionales para adquirir experiencias y estar a la par del beisbol internacional.

“Se ha avanzado y solo queda implementar lo que se ha propuesto. Estamos previendo en el ciclo 2024-2028 que comiencen a salir los resultados en las arenas internacionales. No nos cabe dudas que lo vamos a lograr”, declaró.

Pérez Pardo, por su parte, comenzó su intervención hablando sobre lo que pretende ser el torneo beisbolero más importante del país, previsto para comenzar el venidero 8 de octubre en Bayamo con el encuentro entre Agricultores y Tabacaleros.

“Todo el aseguramiento para la competencia está garantizado y se encuentra en Cuba”, afirmó.

Como se había anunciado con anterioridad dijo oficialmente que el calendario de juegos constará de 50 partidos por conjunto, donde cada uno jugará 10 como home-club, y aseguró que ha visto un avance significativo en la calidad de la mayoría de los estadios cabeceras durante su recorrido nacional.

Sobre las afectaciones en los estadios de Pinar del Rio y Artemisa por causa del paso del huracán Ian, dijo que se ha reubicado la casa club. En el caso de los Tabacaleros estarán en Cienfuegos para hacer su concentrado de entrenamiento, y en dependencia de los avances en la reparación de su estadio Capitán San Luis, podrían ser home-club en otra provincia cuando comience el torneo, como puede ser la Isla de la Juventud.

Con respecto a las altas y bajas en las nóminas que se anunciaron, el directivo dijo que el 5 de octubre quedarán oficializadas y ese día, si los equipos tienen alguna baja justificada, podrán subir jugadores que estaban en la bolsa inicial que propuso la Comisión Nacional, incluso de otros equipos.

Se anunció también que los días 3 y 4 de octubre se realizará un seminario de preparación con la asistencia de los principales directivos de los equipos en competencia, donde se tocarán temas significativos para el desarrollo de la serie.

Un día antes del comienzo de la liga (7 de octubre), en tierra bayamesa, se hará la Gala de la serie 61 para premiar a los jugadores más destacados.

El directivo apuntó que se llevó la propuesta a las provincias de comenzar la Serie Nacional 62 en el mes de marzo y realizar el campeonato sub 23 de forma paralela (de marzo a junio). De esta manera, explicó, pudieran existir altas y bajas entre los equipos provinciales de ambos torneos, y la Liga Élite se mantendría fija en el último trimestre del año.

“Cada plantel de beisbolistas jóvenes será una extensión del principal, con la misma indumentaria y denominación”, apuntó.

En este proyecto, que ha tenido la aceptación de la mayoría de los aficionados, la campaña sub 23 se jugaría solo los fines de semana (doble juego los sábados y sencillo el domingo), de martes a jueves los atletas se mantendrían entrenando en las academias provinciales y viajarían lunes y viernes.

Con esta nueva estructura, el comisionado declaró que el campeón nacional representará a Cuba en el nuevo torneo que organizará la WBSC llamada Champions League, previsto para el mes de noviembre, y el que se corone en la Liga Élite lo hará en la Serie del Caribe.

Pérez Pardo aseguró que se asistirá al Clásico Mundial con un equipo lo más competitivo posible donde se convocarán, además de los atletas del patio, otros sin vínculos con la federación y que no han jugado en la serie nacional o el próximo torneo selectivo. Esto, recalcó, se haría teniendo en cuenta los atletas que defienden posiciones más necesitadas, y que tengan la disposición de defender los colores del país.

Por último, Luis Daniel del Risco, Tesorero de la Federación Cubana de Béisbol declaró que hay ahora 27 atletas y un entrenador contratados en diferentes ligas, y con su aporte se ha ido adquiriendo algunos recursos y se hace una valoración hacia donde se dirige este presupuesto.

Dijo que se han comprado 20 máquinas de picheo para cada provincia y algunas academias, 8 kits de bateo para los primeras ubicadas en la última campaña nacional, 16 jaulas de bateo, e implementos como spikes, bates, y pelotas, y que el compromiso es llegar a los 547 combinados deportivos del país.

Del Risco recordó que los atletas contratados reciben íntegro el dinero acordado en su contrato y que los clubes le pagan a la federación por derecho de formación entre un 10 y un 20% de esa suma.

“Hemos llegado a las academias y a las EIDE, todo no se queda en la serie nacional”, señaló.

Antes de concluir recordó también que para garantizar un juego de pelota es necesario mover una cantidad importante de personas (hoteles, transporte, radio y televisión, etc.) y se hace un esfuerzo grande en el país para asegurar las cosas materiales que garanticen el espectáculo que el pueblo necesita.

En video, la Mesa Redonda


Fuente: www.cubadebate.cu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *