abril 14, 2024 ¿Quienes somos?

Cómo la sequía que afecta al Canal de Panamá impacta al comercio global

Debido a la sequía, alrededor de 130 buques esperan cruzar el canal de Panamá

El canal de Panamá, una de las rutas marítimas más importantes del mundo, está sufriendo los efectos de una severa sequía que limita el paso de los barcos y afecta al comercio global.

El canal, que conecta los océanos Atlántico y Pacífico, es utilizado por más de 14.000 barcos al año, que transportan más de quinientos millones de toneladas de carga, desde productos agrícolas hasta manufacturados.

Sin embargo, la falta de lluvia ha provocado una disminución de los niveles de agua en el canal y en los lagos artificiales que lo alimentan, lo que obliga a los barcos a reducir sus calados (la profundidad a la que se sumergen en el agua) y a esperar más tiempo para transitar.

Según la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), el calado máximo permitido se ha reducido en 15 centímetros desde febrero, lo que significa que los barcos pueden cargar menos peso y deben pagar más por el peaje.

Algunos barcos incluso han optado por rutas alternativas más largas y costosas, como el canal de Suez o el cabo de Hornos, para evitar las restricciones del canal de Panamá.

Este problema no es nuevo, ya que el canal ha sufrido sequías periódicas en los últimos años, pero se ha agravado por el cambio climático, que ha alterado los patrones de precipitación y aumentado la evaporación.

La ACP ha tomado medidas para mitigar el impacto de la sequía, como el uso de dragas para profundizar el canal, la instalación de tuberías para reciclar el agua y la construcción de un tercer juego de esclusas que ahorran más agua.

Sin embargo, estas soluciones no son suficientes para garantizar la seguridad y los beneficios del comercio marítimo, que depende en gran medida del canal de Panamá.

Un artículo de Bloomberg cita otros ejemplos de cómo el cambio climático está afectando al comercio mundial, como el río Rin en Europa o el río Amazonas en Brasil, que también han experimentado bajos niveles de agua que dificultan la navegación.

El artículo concluye que la sequía del canal de Panamá no va a desaparecer pronto, y que se necesitan medidas urgentes para adaptarse a las nuevas condiciones climáticas y proteger el comercio mundial.


Tomaco de cubadebate.cu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *