julio 17, 2024 ¿Quienes somos?

Condenan a Donald Trump por abuso sexual y difamación, y él lo califica de “vergüenza”

El expresidente de Estados Unidos Donald Trump fue hallado culpable este martes de “abuso sexual” y difamación, pero no de violación, en el caso fruto de las denuncias de la escritora E. Jean Carroll, de 79 años. Así lo señala el veredicto que hoy alcanzó en tiempo récord el jurado neoyorquino que veía su caso.

Esta es la primera ocasión en la que Trump (76 años y que aspira a un nuevo mandato) es condenado después de dejar la presidencia del país, aunque el pasado enero su empresa, la Organización Trump, fue sentenciada a pagar 1.61 millones de dólares por una trama de evasión fiscal.

Carroll acusaba a Trump de haberla violado en el probador de unos grandes almacenes de Nueva York a mediados de los noventa, y también de difamarla cuando ella se decidió a hacer pública su denuncia en un libro que publicó en 2019.

El juez advirtió que no admitiría gritos ni aplausos en el momento de pronunciar el veredicto, y la denunciante Carroll, que también acudió a esta última sesión, no mostró ninguna reacción inmediata.

También aconsejó al jurado que, aunque ya no tengan obligación de anonimato a partir de ahora, se abstengan de desvelar su papel en el juicio ni dar información sobre su transcurso.

El jurado debía pronunciarse sobre si Trump era responsable (término usado en los casos civiles) por violación, por abuso sexual o por tocamientos, y el jurado eligió la segunda posibilidad, además de considerarlo responsable por difamación.

Decidió también que Trump debe indemnizar a Carroll con un total de unos 5 millones de dólares, de los cuales 2 son por los “daños” causados por Trump en aquella agresión sexual y 2.7 millones por lo relacionado con su reputación. Al tratarse de un caso que discurre por la vía civil, no hay penas de cárcel asociadas.

El juez se dirigió acto seguido a los abogados y les preguntó si tenían algo que añadir, a lo que ambos equipos, defensores y acusación, respondieron con una negativa.

La escritora Carroll, que ha acudido a todas las sesiones de juicio mostrando una gran entereza, abandonó la sala sin hacer declaraciones a los numerosos periodistas que la asediaban a la salida de los juzgados.

Trump dice que el veredicto “es una vergüenza”

Poco tiempo después de conocerse el veredicto, Trump lo calificó de “una vergüenza” en su cuenta de la red Truth Social.

“No tengo ni idea de quién es esta mujer. Este veredicto es una vergüenza, la continuación de la mayor caza de brujas de todos los tiempos”, escribió el empresario en un escueto mensaje totalmente en mayúsculas en su red social, Truth Social, minutos después de la noticia.

Trump ha sostenido siempre que no conocía a Carroll, y ante el hecho de que en una ocasión fue fotografiado junto a ella, respondió que en aquel tiempo se relacionaba en eventos sociales con cientos de personas a los que daba la mano o besaba sin por ello conocerlos.

Ha tachado sistemáticamente a Carroll de “mentirosa” y hasta de “enferma mental” y de no buscar otra cosa que fama y notoriedad con su denuncia, idea que su equipo legal ha convertido en central durante las dos semanas de juicio.

Por su parte, el equipo de campaña de Trump hizo pública también una primera reacción contra el veredicto.

“En jurisdicciones totalmente controladas por el Partido Demócrata, el sistema judicial de nuestra nación se ve comprometido por políticos de la izquierda extremista. Hemos permitido que denuncias falsas y totalmente inventadas de personas perturbadas interfieran en nuestras elecciones, haciendo un daño inmenso”.

Con ello, el equipo de campaña reconoce que el veredicto puede tener efectos electorales para las presidenciales de 2024, en las que Trump parte como favorito frente a los intentos de reelección del actual presidente Joe Biden.

Algunos de sus críticos del Partido Republicano plantearon preguntas sobre su idoneidad para el cargo, que seguramente estarán en el centro de las próximas elecciones generales si es candidato.

“Eso y varias otras cosas me hacen dudar de que sea el mejor candidato para el partido”, dijo a Manu Raju, de CNN, el senador por Dakota del Norte Kevin Cramer, que todavía no le ha dado su apoyo.

El veredicto unánime podría agravar su vulnerabilidad entre grupos de votantes clave, incluidas las mujeres, entre las que el Partido Republicano necesita mejorar para recuperar la Casa Blanca.

“Creo que se hundiría. No ganaría la Casa Blanca. Probablemente nos haría perder la Cámara de Representantes y el Senado”, dijo el representante republicano Don Bacon a Melanie Zanona de CNN.

“Vería nubes muy negras en el horizonte si él es el nominado”, añadió Bacon, que representa a un distrito de Nebraska que ganó el presidente Joe Biden y que ya ha dicho que no apoyará a Trump para la nominación.


Tomado de Cubadebate

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *