abril 25, 2024 ¿Quienes somos?

De la Serie Nacional a San Salvador: Desafío total

Nunca antes en la historia del movimiento deportivo cubano han coincidido tres eventos múltiples en el mismo año como ahora. Primero los Juegos del Alba; luego los Juegos Centroamericanos y del Caribe en San Salvador (23 de junio al 8 de julio); y para cerrar los Juegos Panamericanos en Chile (20 de octubre al 5 de noviembre).

El béisbol no escapa a ellos. En la cita celebrada en Venezuela quedaron terceros con un equipo sub-23 sacado de la Serie Nacional que había arrancado semanas atrás. Ahora para la lid regional salvadoreña irán 24 jugadores casi directo de la temporada regular al certamen, pues apenas tendrán del 19 al 21 de junio para reunirse en el estadio Latinoamericano, bajo la dirección del pinero Armando Johnson.

El desafío en tierras salvadoreñas tiene dos dimensiones: recuperar el oro perdido en la cita de Barranquilla 2018 y conseguir uno de los cuatro cupos que repartirá la justa hacia la cita continental chilena, para la cual no estamos aún clasificados. La nómina será de 24 jugadores y la fórmula pudiera quedar en dos receptores, siete jugadores de cuadro, cinco jardineros y diez lanzadores, aunque la preselección es de 39 nombres según informó la Federación Cubana de Béisbol.

Los rivales a enfrentar por orden serán: México (día 24 junio 9:30 a.m.), Curazao (25- 1:00 p.m.), Venezuela (26- 4:30 p.m.), Puerto Rico (27- 4:30 p.m.), El Salvador (28-8:p.m.), Dominicana (29- 1:00p.m.) y Nicaragua (20- 9:30 a.m.). La jornada del primero de julio será para la discusión de las medallas entre 1-2 y 3-4 de la ronda clasificatoria.

Más allá de nombres y polémicas que seguramente habrá con la confección del conjunto, lo decisivo parece estar en armar una selección polivalente (jugadores que puedan desempeñarse en varias posiciones), con una alineación que tenga suficientes recursos para producir carreras y un staff de pítcheres que soporte el menor castigo en siete entradas. Sí, los juegos serán en ese formato, tal y como viene promoviendo la Confederación de Béisbol y Sóftbol Mundial por más que siga sin gustarle a muchos.

¿Será posible lograr lo anterior con los hombres que hemos visto en esta temporada nacional y con la clara señal mandada por la dirección del equipo Cuba meses atrás para algunos veteranos: por mucho que hayan rendido no serán llamados?

Ahora no habrá jugadores de Grandes Ligas como en el Clásico Mundial, aunque Yasmani Tomas (con experiencia en la Major League Baseball y otras ligas profesionales) ha sido señalado como interés competitivo por parte de la dirección del equipo, a pesar de la consabida contradicción que no puede jugar en la Serie Nacional por el tema de repatriación ya comentado días atrás.

La base de lo que veremos en San Salvador sacará provecho a los jugadores del Clásico como Andrys Pérez, Dayán García, Erisbel Arruebaruena, Yadil Mujica, Roel Santos, Yoelkis Guibert, Yurisbel Gracial, Luis Vicente Mateo, Naykel Cruz y José Ramón Rodríguez. Sin embargo, abogo por no excluir a veteranos que se lo merezcan con su rendimiento en perfecta unión con otros peloteros que han sido muy subestimados como el mayabequense Yasniel González o el artemiseño Yunieski García, por solo mencionar dos casos que llevan años rindiendo una barbaridad y siguen sin portar las cuatro letras en sus pechos. Este puede ser el momento de probarlos.

Desde ya manifiesto que no regresar con el oro de San Salvador, aunque obtengamos el boleto panamericano, no sería un buen resultado. Si somos consecuentes con ese cuarto lugar que alcanzamos en el Clásico Mundial y atendiendo al nivel de los contrarios, nada justificaría no retornar con la corona 16 en el beisbol centroamericano. Es un desafío total. Lo sabemos todos.


Tomado de Cubadebate

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *