noviembre 28, 2022

Día mundial de la diabetes

El 14 de noviembre se conmemora el Día Mundial de la Diabetes, con la intención de informar a la población acerca de este padecimiento, ampliando y mejorando el conocimiento sobre las medidas preventivas que podrían evitar o retrasar su aparición, así como la importancia de mantener un buen control de la enfermedad y los beneficios a la salud.

El Día Mundial de la Diabetes se conmemora desde 1991, promovido por la Federación Internacional de Diabetes (FID) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), que crearon esta campaña mundial ante el preocupante aumento en la incidencia de la diabetes alrededor del mundo.

La fecha del 14 de noviembre se escogió porque coincide con el aniversario de Frederick Banting quien, junto con Charles Best, concibió la idea que les conduciría al descubrimiento de la insulina, en octubre de 1921.

Es una enfermedad crónica que se manifiesta cuando el páncreas no produce suficiente insulina, o cuando el organismo no la utiliza eficazmente.

La insulina es una hormona que regula la concentración de glucosa en la sangre, es decir, la glucemia. La hiperglucemia (la glucemia elevada) daña irreversiblemente a muchos órganos y sistemas, particularmente a los nervios y los vasos sanguíneos.

Existen dos tipos principales de diabetes, además de la diabetes gestacional:

Diabetes tipo 1: El cuerpo no produce suficiente insulina. Las causas y los factores de riesgo de este tipo de diabetes son desconocidas. Las estrategias de prevención tampoco han resultado eficaces hasta el momento.

Diabetes tipo 2: El cuerpo no gestiona correctamente la insulina que produce. Cuanto mayor es el perímetro de cintura y más elevado en Índice de Grasa Corporal (IGC), mayores posibilidades de desarrollarla. Este tipo de diabetes puede prevenirse y es mucho más frecuente que el tipo 1.

Diabetes gestacional: Es un tercer tipo de diabetes y se caracteriza por el aumento de azúcar en sangre (hiperglucemia) durante el embarazo, con valores superiores a los normales, pero no tan elevados como para diagnosticar la enfermedad. Las mujeres que la desarrollan corren más riesgo de sufrir complicaciones durante el embarazo y el parto. Además, tanto el bebé como la madre tienen más posibilidades de desarrollar diabetes del tipo 2 a lo largo de su vida.

Desde 1980, el número de personas con diabetes a nivel global casi se ha cuadruplicado.

537 millones de adultos viven hoy con diabetes en todo el mundo, un aumento del 16% (74 millones) desde las estimaciones anteriores de la Federación Internacional de Diabetes (FID) en 2019.

Las muertes por diabetes aumentaron en un 70% a nivel mundial entre 2000 y 2019, con un aumento del 80% en el número de fallecimientos masculinos por esta causa.

Casi la mitad (44.7%) de los adultos que padecen diabetes no han sido diagnosticados.

Desde el año 2000, la diabetes mellitus en México es la primera causa de muerte entre las mujeres y la segunda entre los hombres.

La diabetes es la cuarta causa de muerte en América Latina.

La prevalencia de esta enfermedad se incrementó con mayor rapidez en los países de ingresos medianos y bajos.

Cuando la diabetes no se diagnostica oportunamente, ni se trata adecuadamente, las personas corren mayores riesgos de sufrir complicaciones graves y potencialmente mortales como ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, insuficiencia renal, ceguera y amputación de los miembros inferiores.

La dieta saludable, la actividad física regular, el mantenimiento de un peso corporal normal, evitar el consumo de tabaco, la medicación y las pruebas periódicas permiten tratar la diabetes y prevenir, retrasar y tratar sus complicaciones.


Por: Sergio Rivero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados