abril 12, 2024 ¿Quienes somos?

 Día mundial del recuerdo del desastre de Chenóbyl 

El 26 de abril se celebra el Día Internacional de Recuerdo del Desastre de Chernóbyl, una fecha decretada por la ONU con el objetivo de conmemorar uno de los mayores desastres nucleares que ha vivido la humanidad en las últimas décadas, ocurrido en Pripyat, Ucrania y el cual dejó un saldo muy alto de muertos y heridos debido a la radiación nuclear.

El accidente ocurre el día 26 de abril de 1986 en la planta nuclear Chernobyl debido a una gran explosión que liberó al espacio 200 toneladas de material radiactivo, que se extendió a distintas áreas. La causa fue producto de un error humano, que desencadenó toda una tragedia a nivel mundial. Muchos países se vieron afectados como fue el caso de Polonia, Bielorrusia, Checoslovaquia y Ucrania, ya que la gran nube, se propagó por Europa.

Muchas personas terminaron muriendo y casi 8.500 millones afectadas debido a los altos niveles de radiación, ya que la población no fue alertada con tiempo para alejarse del lugar. Han pasado 26 años de ese hecho y hoy sigue siendo una región fantasma, completamente inhabitable.

La tragedia de Chernóbyl, fue un acontecimiento, que tomó a todos sus pobladores por sorpresa. Ellos nunca se imaginaron la magnitud del problema, ya que después de ser evacuados, pensaron que a los pocos días volverían a retomar el ritmo normal de sus vidas, sin embargo, la historia fue otra, ya que nunca más volverían a retornar a sus hogares.

LOS NIÑOS DE CHERNÓBYL EN CUBA

Algunos años después de la explosión del cuarto reactor de la Central electronuclear de Chernóbil, la entonces URSS solicitaba al mundo auxilio para atenuar la huella de la explosión nuclear en su población, fundamentalmente infantil. Cuba mostró su disposición inmediata. Sin embargo, no fue así en muchos países del mundo desarrollado, cuya ayuda fue generalmente exigua comparada con la demanda y urgencia de la catástrofe.

Un día de 1989, el entonces Secretario General del Komsomol o Juventud Comunista en Ucrania, Anatoli Matvienko, en una recepción oficial se dirigió al Cónsul cubano Sergio López y le mostró su preocupación por el estado de los niños ucranianos después del accidente nuclear de Chernóbil.

Así se organiza el primer vuelo a Cuba de 139 niños, muy enfermos, fundamentalmente de problemas oncohemtológicos. Llegan a La Habana el 29 de marzo de 1990 a las 8 y 46 de la noche en un vuelo de Aeroflot. El propio Fidel los recibió en la escalerilla del avión y ya estaban preparados los hospitales pediátricos Juan Manuel Márquez, William Soler y el Instituto de Hematología para recibirlos.

Esa misma noche da inicio la preparación de un programa que fuera capaz de atender al mismo tiempo a miles de niños y niñas de las regiones más afectadas en Rusia, Bielorusia y Ucrania.

Entre 1990 y 2016 se atendieron en el país más de 26 mil personas afectadas.

En el Balneario de Tarará fueron atendidos infantes víctimas de la radiación en Ucrania, Rusia y Bielorrusia.

Por más de 19 años Cuba desarrolló un programa de atención integral a las víctimas del desastre nuclear, siendo el único país que organizó un programa integral de salud, masivo y gratuito para la atención a niños afectados por el accidente de Chernobyl.


Por: Sergio I. Rivero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *