junio 20, 2024 ¿Quienes somos?

“El Uvero marcó la mayoría de edad del ejército Rebelde

Fue la noche del 27 de mayo de 1957, hace hoy 67 años, que rodearon el cuartel de El Uvero y al amanecer del 28 comenzó el asalto que marcaría en palabras de Ernesto Che Guevara la mayoría de edad de la guerrilla

El Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, escribiera sobre esa contienda: “Nuestros hombres tomaron por asalto cada posición, avanzando sobre las balas y combatiendo largamente. Todo lo que se diga sobre la valentía con que lucharon, no acertaría a describir el heroísmo de nuestros combatientes [...] El capitán Almeida (Juan) dirigió un avance casi suicida con su pelotón. Sin tanto derroche de valor no hubiese sido posible la victoria”,

Según cuanta Fidel, el combate del Uvero apoyaba la llegada del Corynhia  y así lo expresaba “Tan pronto tuvimos noticias del desembarco del yate Corynthia unos días antes del 27, como ya teníamos la experiencia de lo que podía ocurrirles en los primeros instantes, el grupo rebelde de algo más de cien hombres trató de brindarles colaboración. “Encontrándonos en aquellos días cerca de una guarnición enemiga fuertemente atrincherada (el Cuartel de El Uvero), decidimos atacarla con el propósito de aliviar la situación del grupo que acababa de desembarcar”.
De los 53 integrantes del ejército de la tiranía en El Uvero, 46 fueron bajas, entre ellos 11 muertos, 19 heridos y 16 prisioneros, según consta en el relato que hiciera Fidel Castro a Frank País sobre esta acción.

Por la parte rebelde, de unos 80 combatientes cayeron heroicamente los tenientes Julio Díaz González, asaltante del Moncada y expedicionario del Granma, y Emiliano Díaz Fontain y los guerrilleros Gustavo Adolfo Moll, Francisco Soto Hernández, Anselmo Vega, Eligio Mendoza y Rigoberto Cilleros. Heridos en el combate resultó el capitán Juan Almeida Bosque, el teniente Félix Pena, además de Miguel A. Manals, Mario Maceo, Manuel Acuña, Enrique Escalona, Mario Leal y Hermes Leyva.

En relato posterior al triunfo, el General de Ejército Raúl Castro Ruz afirmaría que “Almeida fue el alma del combate y el Che Guevara comenzó a destacarse allí como un guerrillero impetuoso en un combate que dio al Ejército Rebelde categoría de tropa experimentada”.

Ese mismo 28 de mayo de 1957 la historia recoge la afrenta pública a la patria por el actuar criminal del dictador Fulgencio Batista al ordenar asesinar a 16 prisioneros del frustrado desembarco de la expedición del yate Corynthia, en contraste con la liberación por el Ejército Rebelde de los 19 heridos y 16 prisioneros del ejército del régimen tras la rendición del cuartel de El Uvero.

En el discurso pronunciado en 1959 en homenaje a los mártires del Corynthia, el Comandante Fidel Castro afirmaba que “una de las conductas más repugnantes que desde el 4 de septiembre se apoderó de los institutos armados, fue la cobardía y el vicio de asesinar a los prisioneros”.

Los expedicionarios sufrieron las penalidades propias de una navegación con mal tiempo por espacio de cuatro días. Esta circunstancia, unida a la poca experiencia del maquinista que fungía como patrón y el estado deficiente del motor, impidieron el desembarco por el lugar proyectado, pero el valor y la decisión de los jóvenes expedicionarios y los propios del naciente Ejército Rebelde, volcaron un derroche de valor y patriotismo al exponer sus vidas  para liberar a la patria.

El combate del Uvero pasa a la historia como el hecho que marcó la mayoría de edad del Ejército Rebelde.

Cuba, Combate del Uvero, mayoría de edad del Ejército Rebelde.


Por Redacción Web

Fotos tomadas de la Red.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *