julio 14, 2024 ¿Quienes somos?

Elecciones en Venezuela: Exponen pruebas del fraudulento evento de primarias del pasado 22 de octubre

El presidente de la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela, Jorge Rodríguez, se reunió en Caracas con representantes del cuerpo diplomático acreditado en el país. Foto: @Asamblea_Ven

Este jueves el presidente de la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela, Jorge Rodríguez, se reunió en Caracas con representantes del cuerpo diplomático acreditado en el país para informar detalles de los acuerdos asumidos por el Gobierno Nacional y un sector de la oposición. De igual modo, expuso pruebas del fraudulento evento de primarias que tuvo lugar el pasado 22 de octubre.

Dijo que el Gobierno nacional firmó en la capital de Barbados con representantes de las oposiciones dos acuerdos: uno relacionado con las condiciones políticas y electorales, con miras a la elección presidencial de 2024, y el otro que expresó la firme intención de defender la integridad territorial de Venezuela y defender el patrimonio y los activos venezolanos que se hallan en el exterior.

Señaló que el primero de ello procura que los resultados de esa elección sean compartidos por todos y que puedan ser justos, verificables y estuviesen amparados en las bondades y fortalezas del sistema electoral nacional, considerado uno de los más fiables, eficientes y rápidos del mundo. Todo ello se plasmó en ese acuerdo, subrayó.

Recordó que es un sistema automatizado robusto y confiable, y a lo largo de él hay 18 auditorías (comprenden la inspección por expertos a las máquinas, el software, el registro electoral, la máquina puesta a cero el día de los comicios y las actas de votación, entre otras muchas).

Explicó que en uno de sus acápites, el acuerdo sobre las elecciones deja claro que estas condiciones se aplicarán al resto de los procesos comiciales que se realicen en el país.

Subrayó que los partidos políticos en Venezuela están sujetos al escrutinio público y a lo establecido en la Constitución y las leyes electorales, como la ley orgánica de procesos electorales, la ley de contraloría y otras. Dejó claro que estos partidos “no son cofradías secretas, no son empresas privadas, no son compañías anónimas” y han de apegarse al mandato de la ley.

Además de esos patrones, durante la firma de acuerdos se definió que el Consejo Nacional Electoral (CNE) es el único ente investido legalmente en el país para convocar, organizar y realizar elecciones de todo tipo y evitar, con ello, cualquier irregularidad.

Añadió que en dos oportunidades el CNE se comunicó con las organizaciones con fines político que conforman la denominada Plataforma Unitaria y en ambas ese sector se negó que el CNE organizara la elección.

Cuestionó la negativa de ese sector a utilizar el uso de los centros y mesas de votación, de las máquinas electrónicas y de todos los apoyos que habitualmente brinda el CNE. Aseguró que ello solo se explica porque se había organizado un fraude de proporciones incalculables.
Denunció que no había centros de votación y la gente no sabía adónde había que ir a votar. Se conocía la existencia de muy pocos y con coordenadas muy vagas. Por otra parte, el 30 por ciento de los centros de votación estaban dentro de residencias privadas.

Comentó que luego comenzaron a aparecer denuncias de candidatos y renuncias de integrantes de las juntas de ese evento de las primarias en los estados, entre ellas la vicepresidenta de la comisión nacional del evento, quien reclamó la participación del CNE en ese proceso.

Significó que las renuncias de candidatos impidió que la elección fuese participativa. ¿Cómo puede ser competitiva una elección si queda un solo candidato con posibilidades, pues otros dos renunciaron?, preguntó.

Aseguró que lo ocurrido el domingo 22 de octubre no se puede considerar una elección. No tiene ningún viso de calidad ni verificabilidad.

Comentó que otro candidato explicó que no había centros de votación, no se sabía quiénes eran los testigos y no había llegado el material electoral auditado, entre otras irregularidades.

Dijo que semanas antes del evento de las primarias, una empresa privada llamada Súmate —propiedad de María Corina Machado— secuestró el evento de las primarias y, por ejemplo, creó megacentros de votación —con 6 000, 10 000 electores, por ejemplo— que impidieron que miles de electores pudieran sufragar.

Afirmó que el 25 por ciento de las 5 000 mesas de votación jamás se instalaron. Enfatizó que el objetivo de todo ello era crear aglomeración e irritación entre sus propios seguidores, además de tratar de implantar mediáticamente una matriz de opinión favorable a la zozobra y aniquilar políticamente a los partidos que firmaron los acuerdos en Barbados.

No existe una elección si no puedes presentar resultados mediana o mínimamente confiables, precisó Rodríguez.

Estimó que de acuerdo a la capacidad instalada, en ese evento no podrían votar más de 868 000 personas. Recordó que en Venezuela las votaciones duran 12 horas y en este caso el plazo de votación fue menor (de 06H00 hasta 16H00). Normalmente en Venezuela las mesas electorales se instalan 48 horas antes para permitir la llegada del material electoral y su auditoría por los testigos que designan las organizaciones políticas.

Explicó que el Gobierno venezolano propuso que autoridades electorales de Venezuela, la Unión Europea, el Centro Carter, etc., auditen las papeletas electorales. Adelantó que no podrán hacerlo, pues ya ese sector de la oposición quemó las papeletas y los cuadernos de votación y ello impide, incluso, que un candidato impugne la votación si considera que fue perjudicado o hubo irregularidades. Manifestó que quemaron ese material porque allí hubo un crimen, pero más temprano que tarde, de ellos mismos, saldrá la verdad.

Agregó que en los supuestos boletines de la votación había contradicciones en la cifra de centros de votación. Esta es una cifra que se mantiene constante, advirtió.

Aseguró que el Gobierno trató de asegurar la paz y la tranquilidad, pero señaló que en lugar de aprovechar la paz ese sector de la oposición cometió un desastre, un fraude para generar situaciones de zozobra que vuelvan a conducir a la violencia política, lo cual no vamos a permitir, recalcó.

Hizo hincapié en que atrás quedaron los tiempos en que un señor se autoproclamó presidente de Venezuela con el apoyo de numerosos países, maniobra que fue derrotada por el pueblo venezolano.

Solicitó a los representantes del cuerpo diplomático acreditado que sus países pueden ayudar al clima de paz y estabilidad si no cometen injerencia en los asuntos internos de Venezuela.

El presidente de la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela, Jorge Rodríguez, se reunió en Caracas con representantes del cuerpo diplomático acreditado en el país. Foto: @Asamblea_Ven

Tomado de Cubadebate

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *