julio 16, 2024 ¿Quienes somos?

Empeora situación humanitaria en Chad y Sudán por conflicto armado

Una madre lleva a su hijo enfermo a un centro de salud apoyado por UNICEF en el norte de Darfur, durante el actual conflicto en Sudán. Foto: Acnur

La Organización No Gubernamental Comité Internacional de Rescate (IRC) alertó este miércoles sobre el empeoramiento de la situación humanitaria en Sudán y  Chad por la escalada de violencia en Darfur.

"Esta crisis es peor que la última gran crisis experimentada hace veinte años en Sudán, lo que subraya la necesidad de apoyo inmediato y sustancial", señaló el director de emergencias del IRC para Chad, Mwiti Mungania, en un comunicado.

El funcionario enfatizó que la ya deteriorada situación en la región se agrava ahora con la intensificación de los conflictos interétnicos de vieja data que afectan esa región occidental sudanesa, fronteriza con la República Centroafricana, Chad, Sudán del Sur y Libia.

Una familia llegando al centro de tránsito de ACNUR, cerca del puesto fronterizo de Joda en Renk, Sudán del Sur. Foto: Acnur

Por su parte, la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) estima que un total de 250 mil sudaneses podrían llegar a Chad a lo largo de este año.

Mungaina, expresó su preocupación por el agravamiento de la situación y las horribles historias de violencia contadas por quienes logran escapar de la espiral de violencia y caos que vive Sudán desde el pasado 15 de abril por los enfrentamientos entre el Ejército y las Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF, por sus siglas en inglés).

Según reportes, los refugiados procedentes de Darfur denuncian las matanzas contra la minoría local de los masalit por parte de milicias árabes con el presunto apoyo de los paramilitares del RSF.

El director de emergencias del IRC, enfatizó que pese a las enormes necesidades humanitarias, las ONG sólo reciben el 11% de los 226 millones de dólares que estiman necesarios para ayudar a los refugiados en Chad.

El pasado mes, el primer ministro chadiano, Saleh Kebzabo, aseguró que los refugiados sudaneses estaban agotando los recursos de su país y pidió a la comunidad internacional más ayudas.

Más de 560 mil sudaneses han huido a países fronterizos, más de la mitad a Egipto, desde que empezó el conflicto cuya solución no se vislumbra a corto, ni mediano plazo y cuyas consecuencias afectan a toda la región, escenario de viejos conflictos entre naciones y etnias vecinas, según Acnur.

Desde que inciara el conflicto en Darfur y Jartum, el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres lo calificó de “catastrófico. Los combates son encarnizados y se ataca a la gente en sus casas y en la calle. Hay barrios enteros sin agua corriente y con un suministro eléctrico limitado, y más de dos tercios de los hospitales cercanos a las zonas de conflicto no están operativos”.


Tomado de Cubadebate

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *