abril 20, 2024 ¿Quienes somos?

Esta es la REVOLUCIÓN

Esta es la REVOLUCIÓN que comenzó en Yara, forjó un Partido Revolucionario para dirigir la República con la égida martiana, y no lo dejó morir en el año de su centenario, elevando el honor a lo más alto de su pedestal, y hoy VIVE en la batalla cotidiana a pesar de las agresiones, carencias y grandes retos en la sonrisa de sus niños, en la felicidad de sus ancianos, en la realización de sus estudiantes y trabajadores, en la transformación de la sociedad en pos del bienestar de su pueblo sumergida en lograr toda la justicia para sus hijos.

Esta es la REVOLUCIÓN “de Fidel, de Raúl, de Ramiro, de Guillermo, de Machado, de la heroica generación del Centenario del Apóstol, cuyas ideas nos siguen inspirando. Y es la Revolución de todos los que hacen valer la voluntad del pueblo, digno y rebelde…”

Triunfo de la Revolución

Esta es la REVOLUCIÓN “que comenzó por decirle al pueblo, en la hora de mayor celebración y alegría: ‘La alegría es inmensa y, sin embargo, queda mucho por hacer todavía. No nos engañemos creyendo que en lo adelante todo será fácil; quizás, en lo adelante, todo sea más difícil’”.

Esta es la REVOLUCIÓN  que ha recibido los impactos del recrudecido bloqueo por más de seis décadas y, “como el dinosaurio de Monterroso, seguirá, ahí ahora mil veces recrudecido, deteniendo nuestros sueños, poniendo obstáculos, impidiendo el desarrollo y la prosperidad merecida debido a que el Gobierno de Estados Unidos continúa lastrado por la falta de voluntad política para avanzar hacia una relación con Cuba que sea equitativa y respetuosa”.

Esta es la REVOLUCIÓN que sufre el efecto de esa política, “visible en la depresión de varios servicios esenciales, entre ellos la electricidad, la salud, la educación, el abasto de agua, los servicios comunales, el transporte público, la producción de alimentos y de medicamentos, todos los cuales requieren de la importación de equipos, piezas, partes, combustibles o materias primas, para los que no alcanzan los escasos recursos financieros con los que podemos contar”. 


Esta es la REVOLUCIÓN  
que enfrenta el bloqueo con decisión y firmeza, con inteligencia e integralidad, con optimismo y confianza; compartiendo esfuerzos y aportes entre todos, en medio de un contexto adverso, pero seguros de que vamos a superar los desafíos con trabajo, talento y creatividad. O sea, con resistencia creativa”.

Esta es la REVOLUCIÓN  que se crece para hacer añicos “el objetivo de la guerra económica, y los resultados se materializan con claridad, y alcanzan a cumplir con la meta que se trazó el imperialismo desde el triunfo de la Revolución (...) que junto a las acciones constantes de subversión y desinformación contra Cuba, su meta es quebrar al país, provocar la descomposición social y generar la ingobernabilidad, un propósito en el que han fracasado rotundamente”.

Esta es la REVOLUCIÓN  que autocríticamente  “valora la existencia de muchos esfuerzos que todavía no se traducen en soluciones, medidas que no fructificaron, pronósticos que no se cumplieron; así como se reconocen errores en el diseño de la Tarea Ordenamiento y su inadecuada implementación, el cuestionamiento y también la aprobación de nuevos actores económicos sin la adecuada precisión de las reglas de actuación que podían haber evitado numerosas desviaciones. Con el convencimiento de que la falta de control y defensa de las normas que se aprueban y el inadecuado funcionamiento de entidades estatales responsables de ejecutarlas, han afianzado los errores, por lo que corresponde ahora avanzar en la rectificación paulatina”.

Esta es la REVOLUCIÓN  que reconoce "la coincidencia de esas problemáticas y cómo su acumulación en el tiempo ha facilitado la presencia de fenómenos y manifestaciones negativas en la sociedad cubana que no deseamos”, por tanto:  

“Otra vez es tiempo de rectificar porque la rectificación es un proceso inherente a la Revolución. (…) Se trata de un pensamiento consolidado de varios años atrás. En 1986, el Comandante en Jefe había impulsado un profundo proceso de rectificación de errores y tendencias negativas, que no pudo concluir por el inicio del Periodo especial, cuando el país debió enfocarse en encarar esa difícil etapa para salvar las conquistas de la Revolución y el socialismo.

Esta es la REVOLUCIÓN que continúa siendo “testigo de múltiples transformaciones y se pronuncia por la efectividad de las medidas que en 2024 debe implementar el país para avanzar con mayor celeridad en la recuperación económica, las cuales dependen de cuánto hagamos para generar más riquezas, con incentivos al trabajo y una más adecuada distribución de los recursos. Del éxito de su implementación dependerá también el avance en la eliminación de las principales distorsiones que hoy comprometen las posibilidades de crecimiento económico y desarrollo del país en el corto, mediano y largo plazos”.

Esta es la REVOLUCIÓN que VIVE cuandoestá consciente de que “la eliminación paulatina de algunos subsidios y los cambios en la política fiscal, entre otros, van orientados a corregir desviaciones y distorsiones insostenibles en las condiciones actuales de la economía. Son ajustes que permitirán un necesario y mejor aprovechamiento de los magros recursos financieros disponibles, con especial atención la producción de alimentos, resolviendo territorialmente las necesidades de cada localidad”; además de “la necesidad de recuperar el turismo, detener la caída en la industria, tomar el control de las divisas y del mercado cambiando por el Estado y ordenar el sistema financiero, garantizando niveles de autofinanciamiento y gestión de las divisas”.Esta es la REVOLUCIÓN que VIVE cuando convoca a su pueblo “a trabajar incansablemente juntos, para hacer posible el sueño de derribar la política de persecución contra el país y avanzar en el ideal de prosperidad para la nación con la voluntad de avanzar, con la voluntad de perfeccionar y la convicción profunda de que vamos a vencer”.

Esta es la REVOLUCIÓN que VIVE y AVANZA  a pesar de que los lacayos del Norte nos tildan de tiranía y dictadura, pero la vida es más rica y demuestra con hechos concretos que es en Cuba donde se somete a consulta popular y a referendo aprobatorio con fuerza vinculante, los proyectos de leyes con alcance popular como fue el Código de las Familias moderno, inclusivo, justo, amoroso, evaluado exitosamente ya su primer año de aplicación en el Parlamento, con el reconocimiento a la pluralidad de las familias y ampara los derechos de todos en el ámbito familiar, solo posible en democracia y que afianza la voluntad del país de promover, reconocer y proteger los derechos humanos y la diversidad.

Esta es la REVOLUCIÓN que VIVE y AVANZA cuando sus hijos concientizan que cada meta alcanzada es solo es un punto de partida, porque están llamados a hacer lo posible y hasta lo imposible por salvar la economía, la cultura y la Nación, convencidos de que no basta con tener un arsenal de ideas y verdades como templos para defender, y se torna imprescindible moverlas con inteligencia, eficacia y rigor para hacer realidad la Victoria.

Esta es la REVOLUCIÓN que VIVE, AVANZA y SONRÍE cuando siendo un país muy pequeño, desde la potencia capitalista más grande de la historia, tratan de doblegarla utilizando métodos contrarios al derecho internacional, con sanciones unilaterales y la guerra mediática desmedida utilizando el ciberespacio como campo de batalla para destruirla; mientras, aquí se crea, ama y se funda la solidaridad con la insustituible presencia en varios países del mundo, llevando la luz de la enseñanza y el bálsamo de la salud, cuando más se necesitaba, con el ofrecimiento de la más incondicional amistad.

Esta es la REVOLUCIÓN que VIVE, AVANZA y SONRÍE al hacer un balance de lo vivido en 2023, en el que se muestran los aplastantes resultados de la presidencia cubana en el Grupo de los 77 y China, la votación de la Resolución contra el sexagenario y genocida bloqueo en la Asamblea General de las Naciones Unidas y los pronunciamientos contra la inclusión de Cuba en la espuria lista de países que Estados Unidos considera patrocinadores del terrorismo, que constituyen el principal obstáculo para el desarrollo y causantes de las más dañinas carencias de productos de primera necesidad, alimentos y medicinas que afectan a la familia cubana.  

Esta es la REVOLUCIÓN que VIVE, AVANZA y SONRÍE en esta Isla de Fidel cuando resulta admirable ver cómo sus habitantes se han incorporado al trabajo con un sentir especial, autóctono, amoroso y enaltecido por el sacrificio para dimensionarlas palabrasde orden que siempre serán producir y producir, desafiar las dificultades y crecerse ante los más grandes retos con espíritu de victoria, estimulados por el movimiento Popular #Sentir Pinero #PorUn26EnEl 24;  y para lograrlo, este pueblo está en la obligación moral de elevar la calidad de los servicios, de combatir incesantemente todo lo mal hecho, de actuar con firmeza, creatividad e inteligencia, multiplicar la sensibilidad política y humana, enfrentar la corrupción e ilegalidades, actuar con más exigencia y control para salir victoriosos en el difícil combate que hoy enfrenta este pueblo digno e incansable, que se propone transformar las dificultades en oportunidades de desarrollo, con potencialidades perennes y con un amor infinito por su Revolución.

Esta es la REVOLUCIÓN que VIVE, AVANZA y SONRÍE en esta Isla de Fidel cuando resulta admirable ver cómo sus habitantes se han incorporado al trabajo con un sentir especial, autóctono, amoroso y enaltecido por el sacrificio para dimensionarlas palabrasde orden que siempre serán producir y producir, desafiar las dificultades y crecerse ante los más grandes retos con espíritu de victoria, estimulados por el movimiento Popular #Sentir Pinero #PorUn26EnEl 24;  y para lograrlo, este pueblo está en la obligación moral de elevar la calidad de los servicios, de combatir incesantemente todo lo mal hecho, de actuar con firmeza, creatividad e inteligencia, multiplicar la sensibilidad política y humana, enfrentar la corrupción e ilegalidades, actuar con más exigencia y control para salir victoriosos en el difícil combate que hoy enfrenta este pueblo digno e incansable, que se propone transformar las dificultades en oportunidades de desarrollo, con potencialidades perennes y con un amor infinito por su Revolución.

Esta es la REVOLUCIÓN que VIVE, AVANZA y SONRÍE porque “vamos a celebrar nuestra voluntad de cambiar lo que debe ser cambiado, para mantener y superar las conquistas sociales que la Revolución convirtió en derechos del pueblo. Vamos a celebrar nuestra independencia, nuestra soberanía y nuestra libertad, para que cada obra humana, productiva, social o cultural sea un canto a la vida, a la Patria y a ella misma en el 2024

 

Muchas razones a defender

NOTA:

*A partir de las valoraciones del Primer Secretario del Comité Central del PCC y Presidente de la República, en la recién concluida Sesión Ordinaria de la ANPP y del Primer Secretario del PCC en la Isla de la Juventud.


Texto y fotocomposición Sergio I. Rivero Carrasco

Fotos: Tomadas de la red

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *