abril 14, 2024 ¿Quienes somos?

Evolución de los tatuajes hasta llegar a ser biosensores

Como cada miércoles, llega la sección #TecnoEspacio, que te propone conocer hoy acerca de la evolución de los tatuajes hasta llegar a ser biosensores.

Hace tiempo que los tatuajes dejaron de estar escondidos para convertirse en un fenómeno popular entre las masas.Y también dejaron de ser solo un arte para devenir pieza de tecnología.

El wearable total es un equipo turco de investigadores que ha creado una técnica que permite implantar tatuajes capaces de comunicarse de forma pasiva e inalámbrica sin necesidad de implantes, cables o fuentes externas de energía.

Los inventores han denominado al artilugio: Sensor de Nanotatuaje Basado en Retrodispersión o BNTS por sus siglas en inglés (Backscattering Based Nanotattoo Sensor).

El principal uso de esta tecnología podría ser la de monitorizar información biométrica y transmitirla a un aparato como un smartphone. Este tipo de diseños puede permitir también chequear algunos aspectos de la salud.

Para crear este tatuaje inteligente, los investigadores utilizaron dos tintas. Una de ellas negra, compuesta por un aerogel conductivo de grafeno; y la segunda, blanca, compuesta de óxido de zinc y que contiene nanocables, que se colocan sobre la primera capa, que también contiene una pequeña cantidad de aerogel para permitir la unión y conductividad de ambas.

Las respectivas capas de estos nanotatuajes se inyectan de forma simultánea, pero a través de distintas agujas.

La innovación fue presentada en un artículo en la revista IEEE Electron Device Letters del Institute of Electrical and Electronics Engineers, donde sus desarrolladores explican que está basada en la retrodispersión de ambiente (ambient backscattering). La comparan con los sistemas de identificación por radiofrecuencia (RFID), solo que con una mayor capacidad de frecuencias utilizables, entre los 900 megahercios y los 2,45 gHz.

“Cuando la etiqueta pintada recibe las señales de radiofrecuencia, refleja algunas de las señales para establecer un enlace superior con el lector smartphone, a la vez que el smartphone establece un enlace inferior con la etiqueta”, explican los autores en el artículo. "A través de estas conexiones, nuestro teléfono puede monitorizar el tatuaje y precisar la información compilada por este", agregaron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *