abril 20, 2024 ¿Quienes somos?

Los frustrados usan bolas de cristal

Son muchos los que «vaticinan», entre otras cosas, el fracaso del proyecto bolivariano

Foto: EFE

Caracas, Venezuela.–Si usted quiere saber lo que no pasará en su futuro, viaje a Venezuela para una consulta espiritual. Eso sí, debe hacerlo antes del 28 de julio.

Desde que se acercaron las elecciones presidenciales en este país, han comenzado a aparecer «pitonisas» que vaticinan, entre otras cosas, el fracaso del proyecto bolivariano, e incluso el asesinato de Nicolás Maduro, actual presidente y candidato único del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) a los venideros comicios.

«En Maturín será la muerte de Maduro», decía un estado de WhatsApp de Whilfer Piña, dirigente del partido opositor La Causa R, quien el pasado 13 de marzo organizó, junto al sargento de la Guardia Nacional, Renzo Estibenz Flores, una conspiración contra el mandatario, que se encontraba reunido con el pueblo en el estado de Monagas.

De acuerdo con el fiscal general de la República, Tarek William Saab, ambos fueron detenidos y serán imputados por los delitos de «conspiración, asociación y magnicidio en grado de tentativa». Definitivamente, el vaticino de estos dos «quiromantes» estaba lejos de lo que acontecería.

No bastándole ese fiasco a la extrema derecha, en la multitudinaria marcha nacional del pasado lunes, para apoyar al Presidente en su inscripción como candidato ante el Consejo Nacional Electoral, dos hombres armados se mezclaron con el pueblo para atentar, nuevamente, contra Maduro.

Tras destaparse el magnicidio frustrado, el propio líder bolivariano hizo la denuncia ante la multitud, y aseguró: «No han podido ni podrán con nosotros».

Bien lo sabe él, quien, desde mayo de 2023 hasta enero del presente año, ha sido blanco de cinco atentados que implican a exmilitares venezolanos, profesionales de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, y a otros elementos que operan fuera del país.

De acuerdo con el Fiscal General, todas las conspiraciones han sido desactivadas y los detenidos están convictos, confesos y han develado información sobre los planes que atentaban contra la estabilidad nacional.

Sin embargo, estas acciones, vinculadas unas con otras, «forman parte de un plan más amplio», cuyo fin es, sin duda, acabar con la paz lograda por el Gobierno bolivariano y chavista.

Nadie duda del impacto real de la nueva Venezuela en un mundo cada vez más convulso. Las marchas en apoyo al candidato del PSUV así lo demuestran.

Será mejor que los adivinos lean bien cuando vuelvan a tirar sus caracoles, pues Maduro ya lo dijo: «Hoy no vine solo a inscribir mi nombre, sino a inscribir un sueño de Patria, vine para invitarlos a seguir soñando y a seguir transformando nuestra realidad hacia el futuro».


(Tomado de Granma)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *