febrero 1, 2023

Messi iguala a Matthaus como jugador con más partidos en un Mundial

'La Pulga' alcanzó a Kylian Mbappé en la carrera de los mejores goleadores del Mundial de Catar 2022. Foto: Martin Meissner / AP

Con su participación en la semifinal disputada anoche frente a Croacia en el Estadio Lusail, el argentino Leo Messi igualó otro récord mundial para la historia. Este lo ostentaba el centrocampista alemán Lothar Matthäus desde el Mundial de Francia, en 1998. La estrella del PSG alcanzó los 25 choques mundialistas y podrá superar esa cifra este próximo domingo, si participa en la gran final de esta cita catarí, en busca de un título que se le resiste a la albiceleste desde 1986.

El camino mundialista de Messi empezó en Alemania, en 2006, con aquella eliminación por penaltis, siendo suplente, ante la propia selección anfitriona. Luego llegó 2010, en Sudáfrica, donde alcanzó los cuartos de final, derrotado de nuevo por el combinado nacional germano, esta vez por goleada. Y por fin disfrutó de uno de los momentos clave de su carrera, la final de 2014 en Maracaná, Brasil, sucumbiendo una vez más ante su auténtica bestia negra en las citas mundialistas.

Hace cuatro años, en Rusia 2018, Leo no pudo pasar de los octavos de final, ronda en la que Argentina fue derrotada por Francia (4-3). Un partido que, en función de lo que pase esta noche, podría reeditarse este próximo domingo en Catar, cita en la que que Messi está brillando con luz propia, completando la que está siendo sin duda su mejor actuación en una Copa del Mundo, con cinco goles, tres asistencias y cuatro MVP (11 en todos sus Mundiales, cuatro más que Cristiano) en seis partidos disputados. De locos.

Hasta este momento, el auténtico rey de los Mundiales era, en este registro, don Lothar Matthäus. El teutón jugó desde el Mundial de España, en 1982, hasta el de Francia, en 1998. Ganó en Italia'90, amén de ser subcampeón en los dos anteriores, el mencionado en nuestro país y el inolvidable paso por México, las noches veraniegas de 1986.

Líder en la albiceleste

Curiosamente, Lothar era el que más partidos tenía en las citas mundialistas, pero no el jugador en la historia con más minutos disputados en el torneo. Un honor que por el momento recae en el italiano Paolo Maldini. El histórizo zaguero del Milan disputó nada menos que 2 217 minutos en la Copa del Mundo, por delante de los 2 047 de Matthäus.

Otro registro al que se aproxima de manera prácticamente definitiva Messi, con un total de 2 194 minutos tras los 90 que jugó ayer frente a la selección liderada por Luka Modric. Leo podría establecer un nuevo récord este próximo fin de semana, en la segunda final de un Mundial de su carrera.

Por si fuera poco, Messi, que a día de hoy es el Bota de Oro del Mundial de Catar con cinco tantos (tres de ellos de penalti), se convirtió anoche en el futbolista argentino con más goles en los Mundiales. A los seis que había marcado en sus cuatro anteriores Copas del Mundo suma otros cinco en esta cita catarí para alcanzar los 11 y superar a Batistuta (10 tantos entre 1994, 1998 y 2002), Guillermo Stabile (ocho en 1930) y Maradona (ocho entre 1982,1986, 1990 y 1994). Un genio.

La historia del argentino Julián Álvarez, uno de los futbolistas más grandes del Mundial

Julián Álvarez celebra junto a Lionel Messi. Foto: REUTERS/Dylan Martinez.

Julián Álvarez, a sus 22 años, es uno de los nombres del Mundial. Sus dos goles ante Croacia en semifinales le ponen, con cuatro, a uno solo de los máximos goleadores (Mbappé y Messi, con cinco), pero, sobre todo, le ponen en el radar de los más grandes de este Mundial Catar 2022.

Cuando Julián apareció a eso de las 02:15 de la madrugada del martes por la zona mixta del estadio Lusail, vimos a un chico con cara de niño y muy humilde en sus respuestas. Es el perfil habitual de este cordobés de Calchin, su lugar de nacimiento, que hoy en diario Olé le bautiza como Edson “Araña” Do Nascimento.

Sus 22 años le impiden ya poder optar a ganar el premio a “Jugador revelación del Mundial” que otorga la FIFA en cada torneo, pero no es menos cierto que ese premio le encajaría perfectamente, junto, quizá, a su compañero Enzo Fernández, otro talento del prolífico semillero de River Plate.

“La Araña”, su apodo, le viene no de celebrar los goles como “Spiderman” lanzando sus telarañas con las manos, sino porque su hermano mayor, Rafael, le apodaba así cuando era pequeño por sus largos tentáculos para cazar cualquier balón en el área.

Fue aquella época en la que estuvo un mes probando en los infantiles del Real Madrid (2011), un fichaje que no se fraguó al tener que dejar su Córdoba natal y desplazarse toda la familia a la capital madrileña. Y siguió en su país.

Eran aquellos tiempos (2015) en los que Julián se hacía una foto con sus compañeros de River y Messi, felicitándole por las redes sociales en los 28 cumpleaños de Leo. Ni Julián ni Leo se imaginaban que siete años después iban a estar celebrando, con un gol conjunto, el pase a la final de la Copa del Mundo de su país.

En enero de este año (2022) se hizo oficial su venta al Manchester City de Pep Guardiola por unos 25 millones de euros. Su fichaje lo marcó Joan Patsy, el jefe de ojeadores del Manchester City en el Cono Sur, aunque en su contratación intervinieron otros muchos personajes, como el entrenador español Juan Manuel Lillo, ahora dirigiendo al Al Sadd aquí en Catar, amén, obviamente, de su principal valedor en el City, Pep Guardiola.

Y esta es la historia de Julián “La Araña” Álvarez, un chico humilde que roza el sueño de todo argentino de su generación: conseguir con Leo Messi la tercera estrella para su país.


Tomado de Cubadebate

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *