enero 31, 2023

OUT 27: La tarea en Bahamas se cumplió a medias: ¡Puerto Rico campeón!

Hace exactamente seis días cuando caímos 6-0 ante Puerto Rico en la ronda clasificatoria titulábamos “la película que ya vi”. Foto: Joel García/Facebook

Hace exactamente seis días cuando caímos 6-0 ante Puerto Rico en la ronda clasificatoria titulábamos “la película que ya vi”. Este domingo fue la segunda parte del mismo filme, con la selección boricua ganando el título de la IV Copa Caribe de Béisbol al derrotar a Cuba 9-4 en el estadio Andre Rodgers.

En el partido arrancamos delante por jonrón de Alexquemer Sánchez en la segunda entrada y el abridor Pavel Hernández parecía en una tarde-noche excelente al retirar el primer tercio sin hits permitidos. Pero todo se complicó en el cuarto, cuando saltó del box quizás demasiado de prisa tras permitir tres sencillos en línea de sus rivales. El relevista Leodan Reyes apenas pudo sacar un out y la pizarra se abultó hasta un racimo de siete carreras.

Fue el clásico cubo de agua fría temprano. Los ánimos del equipo bajaron, por más que la dirección del conjunto intentaba levantarlos. Cuatro lanzadores más pasaron por la lomita, pero no pudieron impedir la octava y novena anotaciones boricuas, en tanto a la hora de recoger los bates, los nuestros amenazaron con bases llenas sin outs, pero Yoelkis Guibert se ponchó y Yasiel González bateó para doble play.

Concluyó así el torneo con una alegría más que merecida para los puertorriqueños, dirigidos por Juan “Igor” González, quien tuvo palabras de elogio para algunos peloteros cubanos que le impresionaron en la justa.

En el equipo Todos Estrellas, dado a conocer tras el último desafío, quedaron incluidos dos cubanos: Yoelkis Guibert como bateador designado y Yeudi Reyes como mejor relevista.

Con el bronce y segundo boleto a los Juegos Centroamericanos y del Caribe quedó Curazao, al superar a Bahamas 4-2.

Moralejas del partido y de la Copa:

- Los cambios en la alineación cubana para este último juego fueron exactos y valientes. Sentaron a Leonardo Urgellés y subieron a Yasiel González al cuarto turno. Atendiendo al rival y al rendimiento exhibido, pudieron hacerse más, a pesar de la teoría que line-up ganador no se cambia. Rangel Ramos pudo haber sustituido a Santiago Torres, que apenas compiló 125, de 16-2.

- Varias jugadas que no van a las estadísticas como errores, pero que significan carreras sucedieron en ese cuarto capítulo ya inolvidable. Bolas que picaron en los jardines aunque parecían fildeables y poca anticipación a jugadas claves (toques de bola o batazos por detrás del corredor) propiciaron ese racimo de siete carreras, en la que también hay que sumar los boletos del staff de pitcheo. (llegaron a 39 en todo el campeonato).

- Lo mejor por Cuba en el juego fue el granmense Alexquemer Sánchez, remolcador de tres de las cuatro anotaciones con largo jonrón y luego doble. Fue ubicado en su posición natural, el jardín derecho y realizó par de atrapadas que evitaron carreras también. Tuvo un torneo muy superior a las expectativas que incluso tenían los técnicos con él.

- No se puede buscar justificaciones ni causas extrañas en la derrota. Los boricuas, casi todos peloteros de su campeonato Doble A con tres o cuatro nombres de la Liga Profesional, cumplieron el guion predilecto de cualquier filme: aprovecha todo lo que regale el contrario en la caja de bateo, y asegurar defensa y pitcheo siempre. Nos volvió a lanzar el zurdo Juan Carlos Burgos, pero ahora solo cuatro entradas, para emplear intermedios y cerradores. Puro béisbol moderno.

- Dos jugadores cubanos salieron seleccionados en el TODOS ESTRELLAS de la justa: Yoelkis Guibert como bateador designado y Yeudi Reyes como mejor pitcher cerrador. Justos reconocimientos.

- Con respecto al evento hay otros dos aspectos precisos de destacar: el primero que el béisbol en el Caribe sigue dominado por potencias como Puerto Rico, Cuba y Dominicana (ausente esta vez, pero campeona en las dos primeras versiones); el segundo, que a la constancia de Curazao (cantera de jugadores de Holanda) se suman ahora Bahamas e Isla Vírgenes USA, a partir de tener ya algunos jugadores insertados en circuitos profesionales (Clase-A) y con mucha influencia estadounidense en sus entrenadores.

- Para quienes insisten en preguntar por la calidad real del certamen hay que decirlo claramente: no debemos magnificarlo ni tampoco subestimarlo. Tuvo un nivel accesible para nuestra pelota, no una vereda expedita como años atrás. Significó el colofón de eventos internacionales para el béisbol cubano, que cerró con ocho podios en 11 participaciones. No obstante, otra vez se demostró lo mucho queda por trabajar. Que nadie se llame a engaño, esa plata debió ser oro. La tarea en Bahamas se cumplió a medias.

- Y cuando hablamos a medias es porque se llegó a la final, aunque caímos de nuevo (en el 2021 fue contra Curazao); porque el evento sí permitió a la dirección técnica probar jugadores en su estrategia hacia el Clásico Mundial. Yunior Ibarra, Luis Vicente Mateo, Yoelkis Guibert, José Ramón Rodríguez y Yeudi Reyes se anotaron los puntos más sobresalientes, sin descartar a Guillermo Avilés, Alexquemer Sánchez y la revelación de Yasiel González, aunque sabemos que la convocatoria de peloteros con experiencia profesional en ligas foráneas hará más difícil vestir las cuatro letras.


Tomado de Cubadebate

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *