junio 21, 2024 ¿Quienes somos?

Suspenden a voleibolista brasileño que lanzó encuesta en redes sobre balear al presidente Lula

De Souza, quien tiene 35 años y jugó en la selección que conquistó el oro como anfitriona en Río de Janeiro 2016, ha ganado otros títulos con el equipo nacional. Foto: AP

El club brasileño de voleibol Cruzeiro suspendió el martes al campeón olímpico Wallace de Souza, quien convocó en las redes sociales a una encuesta en la que preguntó quiénes de sus seguidores le dispararían en la cara al presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

De Souza, quien tiene 35 años y jugó en la selección que conquistó el oro como anfitriona en Río de Janeiro 2016, ha ganado otros títulos con el equipo nacional. Es un seguidor ferviente del expresidente derechista Jair Bolsonaro.

El jugador de voleibol simpatiza con las políticas de Bolsonaro a favor de la tenencia de armas, algo que Lula busca revertir.

Lula, quien gobernó también de 2003 a 2010, asumió el cargo el 1 de enero, luego de las elecciones de octubre en las que venció a Bolsonaro.

Cruzeiro no precisó por cuánto tiempo suspendió a Souza. “La dirección de la asociación deportiva y social Sada repudia cualquier acto que pueda significar incitación a la violencia y aclara que no comparte de manera alguna con las recientes publicaciones del atleta Wallace de Souza en sus redes sociales”, indica una nota de la sociedad atlética.

Agrega que permanecerá atenta a los procedimientos legales de este “lamentable episodio y se estudiarán nuevas medidas”.

Souza dijo después que lamentaba haber publicado la encuesta en su cuenta de Instagram.

“Nunca incitaría a la violencia en ningún contexto, mucho menos en uno que se refiere a nuestro presidente”, escribió De Souza en las redes sociales. “Así, estoy aquí para disculparme. Hice una publicación desafortunada. Fue un error”.

“Vine a pedir disculpas. Fue un post desafortunado, me equivoqué. Estoy aquí pidiendo disculpas, porque cuando se erra no hay otra forma, hay que asumir el error y disculparse. Jamás tuve la intención de incitar a la violencia, al odio, no forma parte de mí”, declaró el atleta en un video publicado en la plataforma Instagram.

Pese a la disculpa, Paulo Pimenta, ministro jefe de la Secretaría Especial de Comunicación de la Presidencia, anunció, pero en Twitter, que activó la Abogacía General de la Unión y “tomaremos todas las medidas necesarias. ¡No toleraremos las amenazas hechas por extremistas y golpistas!”.

Medios locales aseguran que por este delito, el voleibolista podría ir a la cárcel y cumplir entre tres y seis meses por el delito de instigación al crimen, así como enfrentar una sanción monetaria.

Tomado de Cubadebate

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *