abril 25, 2024 ¿Quienes somos?

Variantes para proteger tu celular frente al calor y que no se sobrecaliente

Foto: Tomada de la red

Es miércoles y la sección de #TecnoEspacio te propone conocer algunas variantes para proteger tu celular frente al calor y que no se sobrecaliente.

Vamos a darte algunos consejos para cuidar de tu móvil frente al calor, y que este verano no acabes dañándolo sin querer, al exponerlo a altas temperaturas o sobrecalentamiento. Porque el calor puede ser el peor enemigo de tu dispositivo, y un verano con sus respectivas olas de calor un problema si no tomas algunas precauciones.

Evita la luz directa del sol

Dejarte el móvil encima de la playa a medio día cuando el sol le está dando toda la luz es una de las maneras más rápidas de sobrecalentarlo. Por eso, en las horas en las que el sol apriete más, es importante evitar que le dé la luz directa del sol, o sea que si estás fuera de casa intenta tenerlo en un sitio tapado.

En los días de más calor prescinde de la funda

La funda de tu móvil, como cualquier otro elemento que sobrepongamos en él, hará que el calor se disipe peor y de forma más lenta.

Puedes apoyarlo en superficies frías

Una manera de ayudar a que mantenga una buena temperatura es apoyarlo sobre superficies frías. Así, el contacto con esta hará que la temperatura del dispositivo se regule.

Pantalla apagada cuando no uses el dispositivo

Una medida bastante sencilla es la de mantener la pantalla apagada siempre que no estés utilizando tu móvil. De esta manera harás que la batería se consuma más despacio, pero también ayudarás a la disipación del calor por no tener un componente encendido.

Reduce el brillo de la pantalla

Los días que más calor haga puedes reducir el brillo de la pantalla para minimizar el consumo de batería y reducir el calor que debe disipar el móvil.

Recurre al modo oscuro

Tal y como habrás deducido del consejo anterior, cuando la pantalla de tu móvil trabaja, está disipando energía en forma de calor. Esto se aplica a tener la pantalla encendida o al brillo. Y como no siempre es cómodo tener el brillo al mínimo, una alternativa es recurrir al modo oscuro de tu teléfono.

Cuidado con jugar a altas temperaturas

Y si tu móvil disipa energía en forma de calor, entonces cuanto más se esfuerza más se calienta. Por eso, en los momentos de más calor y cuando no puedes ponerlo a la sombra, quizá sea especialmente aconsejable no ponerte a jugar a ese juego con gráficos alucinantes.

No lo cargues con altas temperaturas

Si pones a cargar tu móvil en momentos de altas temperatura, entonces dificultarás el correcto funcionamiento del dispositivo.

Carga normal en vez de carga rápida

La carga rápida de tus dispositivos es potente, y puede hacer que la batería del móvil se caliente más que cuando usas la carga más lenta. Por eso, en el caso de que tu móvil pueda ajustar la carga que quieres utilizar, es recomendable desactivar la rápida y usar la normal.

Un descanso no viene mal

Y si notas que tu móvil se sobrecalienta, entonces lo mejor es dejarlo de utilizar durante un rato para que la temperatura disminuya rápidamente. También puedes probar con ponerlo a la sombra o incluso reiniciarlo para ver si así hay cosas que tenga en segundo plano que dejen de trabajar.

En cualquier caso, si hay momentos de calor extremo lo mejor es utilizar el móvil lo mínimo posible para que no se sobrecaliente. O sea que si hay una época propicia para forzarte a tener un descanso de la pantalla, esta es el verano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *